El PSOE pide la comparecencia de De Guindos para que explique la situación de Bankia

El Partido Socialista ha pedido la comparecencia del Ministro de Economía para explicar cuál es la situación de Bankia , por su parte UPyD ha pedido la dimisión de todos los consejeros de la entidad financiera. Desde el Partido Popular piden a los socialistas que no hagan demagogia con este asunto, ya que como también ha dicho el presidente Rajoy, cuando Zapatero gobernaba se inyectó dinero público a los bancos.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha tachado hoy de "deplorable" la gestión del Gobierno del asunto de Bankia y ha considerado que el Estado no puede desentenderse de ese problema, aunque tiene que hacerse cargo sin que cueste dinero público a fondo perdido.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Efe, Rubalcaba ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a las personas que tengan dinero en Bankia y ha señalado que él tiene sus ahorros depositados en esa entidad financiera y que confía en ella.

Tras la dimisión de Rodrigo Rato como presidente de Bankia, anunciada ayer, y la posibilidad de que el Estado tenga que inyectar dinero público, Rubalcaba ha admitido que "es evidente que el Estado no puede desentenderse" porque es un banco "vital", pero quiere conocer en qué condiciones se hace y quién la paga.

En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo anterior inyectó dinero a la banca con unos intereses cercanos al 8 por ciento y con la condición de que, si había un fallido y no podía devolver el préstamo, pagaba el fondo de garantía de depósitos, "es decir, el resto de los bancos".

Hasta ahora, con las tres reestructuraciones bancarias realizadas en los últimos años, los ciudadanos no han perdido "un solo euro" en este proceso y "las cosas deben seguir siendo así".

Para eso, ha añadido, hace falta saber qué está pensando hacer el Gobierno, porque no es lo mismo prestar a Bankia que prestar a su "banco sucio", allí donde coloca sus activos tóxicos.

Ha insistido, en esta línea, en que las ayudas deben devolverse con los correspondientes intereses, porque no sería explicable que se diera dinero a fondo perdido a la banca cuando se está recortando, por ejemplo, en sanidad y educación.

También ha recalcado que la gestión del Ejecutivo ha sido "deplorable", porque, por ejemplo, él se enteró ayer por la prensa de cuál era la situación y conoció la dimisión de Rato mientras ofrecía una rueda de prensa en Ferraz.

"Nadie sale a explicar qué está pasando al conjunto de los ciudadanos y ahorradores", se ha lamentado, antes de insistir en que es "deplorable que no dé la cara nadie".

El líder socialista ha indicado que "bien podría haberse dignado" el Gobierno a ponerse en contacto con el principal partido de la oposición para explicar cómo estaban las cosas.

Sobre la posibilidad de que se cree finalmente un "banco malo", Rubalcaba ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le "juró y perjuró" que no iba a hacerlo. "Pero también en esto no me dijo la verdad. No me dijo la verdad en nada", ha apostillado.

UPyD PIDE ECHAR DE BANKIA A LOS CONSEJEROS POLITICOS Y SINDICALES

La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha exigido desalojar a los consejeros de Bankia que representan al PSOE, el PP, IU y los sindicatos Comisiones Obreras y UGT pues considera que el Estado no debe poner "ni un euro" para ayudar a entidades que siguen estando politizadas.

Tras la renuncia del presidente de Bankia, Rodrigo Rato, y la posibilidad de que esta entidad reciba ayuda del Estado, Rosa Díez ha pedido "dar un paso más" y que todos los consejeros de organizaciones políticas y sindicales dimitan "solidariamente".

A su juicio, ninguna caja o entidad bancaria puede recibir un euro público mientras los responsables de la intervención se mantengan en sus cargos. "Ni un euro a consejos de entidades financieras politizados --sostiene--. Ni el PSOE ni el PP quieren cambiar el actual sistema y prefirieron mantener la politización de los órganos de dirección antes que profesionalizarlos".

PETICION DE COMPARECENCIA DE GUINDOS

UPyD solicita también la comparecencia en el Congreso del ministro de Economía, Luis de Guindos, para explicar los términos de la intervención, según ha explicado el portavoz adjunto, Carlos Martínez Gorriarán.

En declaraciones en el Congreso, ha señalado que lo que está ocurriendo en Bankia es un clarísimo fracaso de la gestión politizada de las cajas de ahorro, que era el principal problema de estas entidades.

En su opinión, una vez que el Gobierno decide intervenir una entidad con dinero público, "no estaría mal" que resolviese también quién la gestiona y evitar fichajes de "cracks que sólo causan cracks".

Así, ha cuestionado que haya que indemnizar a Rodrigo Rato por una gestión en Bankia "que sólo se puede calificar de desastrosa" y en ese sentido ha advertido al Gobierno de que resulta "intolerable seguir exigiendo sacrificios a los ciudadanos" mientras se toman este tipo de decisiones. "Es una inmoralidad", opina.

IU RECLAMA LA NACIONALIZACION

Por su parte, Izquierda Unida ha exigido este martes al Gobierno que proceda a la "intervención inmediata" de Bankia y ha anunciado una proposición no de ley en el Congreso proponiendo la nacionalización a largo plazo de la entidad, tras reconocer el presidente Mariano Rajoy que será necesario inyectar dinero público para sanear la entidad.

El portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Alberto Garzón, ha explicado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces que su grupo pedirá la creación de un polo de banca pública con una Bankia nacionalizada como eje central y en el que se incorporen el resto de cajas de ahorro, "comenzando por las que ya están intervenidas de hecho o cuentan con ayudas de capital público".

Además, la Comisión Ejecutiva Federal de IU ha reclamado en una nota de prensa que entre los objetivos de la nacionalización se incluyan la conservación de la obra social de las siete cajas que conforman Bankia y de todos los puestos de trabajo.

A juicio de la coalición de izquierdas, esta medida supondría una oportunidad para "contribuir con sus activos a la creación de un parque de viviendas en alquiler moderado", que a su juicio sería "una interesante salida desde el punto de vista económico a viviendas de difícil venta en los momentos actuales y una propuesta justa para atender las necesidades de vivienda actuales".