El PSOE adelanta un "rechazo frontal" al copago sanitario

La secretaria de política social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha asegurado que esta formación defenderá "hasta el final" los derechos públicos sanitarios, al tiempo que ha adelantado un "rechazo frontal" al copago que, a su entender, "intenta introducir" el PP en este sector.

En una rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz, Jiménez ha respondido de esta manera a las declaraciones del pasado sábado al diario alemán 'Frankfurter Allgemeine' del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en las que aseguraba que las próximas reformas que acometerá el Gobierno serán en sanidad y educación, y a las afirmaciones de la minstra de Sanidad, Ana Mato, quien en una entrevista a 'La Razón' anuncia reformas para "racionalizar" el gasto sanitario.

En este sentido, ha destacado la "profunda preocupación" de esta formación ante los recortes en servicios sociales y, en concreto, en el sector sanitario. "Es de los servicios públicos más valorados por la ciudadanía y con mayor solidez y calidad, por lo que lo vamos a defender hasta el final", ha señalado.

A su entender, la propuesta 'popular' resulta "inaceptable" ya que "no sólo" plantea recortes, sino que "pone en cuestión" el modelo de estado de bienestar puesto en marcha hace más de 30 años y "permite su desmantelación".

Jiménez ha defendido que España "puede seguir manteniendo" los servicios públicos sanitarios actuales, que a su parecer resultan "fundamentales" para los ciudadanos y, especialmente, para las personas de "mayor riesgo de exclusión y vulnerabilidad".

Para la exministra, las recientes declaraciones de los dirigentes del PP se suman a un "planteamiento" en los Presupuestos Generales del Estado donde se plantea un recorte "de más de 8.000 millones de euros si se suman educación, sanidad y servicios sociales".

EL PP "HA MENTIDO" CON EL COPAGO

Preguntada ante una posible imposición del copago sanitario por parte del PP, no ha descartado esta posibilidad, puesto que la formación 'popular' "ya ha mentido" a los ciudadanos. "Primero anunciaron un rechazo a esta posibilidad, pero en Cataluña sí han apoyado la iniciativa de CiU", ha explicado.

Así, ha calificado de "injusta" esta iniciativa puesto que los ciudadanos "ya pagan" la Sanidad con sus impuestos y "tendrían que volver a pagar". Asimismo, ha explicado que introducir esta medida supondrá que los pacientes "tengan que tomar la decisión de acudir o no" al médico, cuando esto "tiene que ser exclusivamente un acto médico".

Además, ha alertado de que todavía no se ha estimado el beneficio económico del copago sanitario en aquellos países que lo han implantado en la UE. "Si atendemos lo que se ha hecho en otros países de la UE, vemos que con el copago han incrementado el coste de la sanidad, cuando en España es relativamente barato --dos puntos por debajo de la media--"

EL PP DICE QUE SOLO HABRA AJUSTES EN GASTOS INNECESARIOS

Por su parte, el responsable de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, ha dicho hoy que los ciudadanos pueden estar "tranquilos" porque no va haber recortes en los servicios que se prestan, sino "ajustes" en gastos "improductivos e innecesarios".

Echániz ha lanzado este mensaje en una rueda de prensa ante los augurios de los partidos de la oposición que pronostican un recorte en las prestaciones sanitarias que se prestan a los ciudadanos o la implantación de medidas que incluyen el copago en la sanidad.

"No va haber recortes, sí ajustes porque hay márgenes para el ajuste", ha sentenciado el dirigente popular, antes de añadir que "hay márgenes de eficiencia que, bien resueltos, generan holguras para hacer las cosas mejor".

Ha insistido en que en la actualidad existe un "profundo problema" para financiar la sanidad, que ha atribuido a la deuda con los proveedores, de más de 15.000 millones de euros que han dejado el PSOE.

El también consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha ha insistido en que la difícil situación de la sanidad se debe a las deudas del pasado y a los 5,3 millones de parados de "herencia" que han dejado los ocho años de Gobierno socialista.

En este sentido, ha recordado que la sanidad se financia con los impuestos de los trabajadores y que la situación actual de desempleo, de la que ha culpado a José Luis Rodríguez Zapatero y a Alfredo Pérez Rubalcaba, han puesto en una situación "complicada" a la sanidad desde el punto de vista de la sostenibilidad.

Para preservar el sistema sanitario, que ha definido como la "joya de la corona", envidiada por muchos países, es necesario hacer ajustes en el presupuesto y eliminar "gastos improductivos e innecesarios", sobre todo en este momento de crisis económica.

El responsable de Sanidad del PP ha puesto como ejemplo las duplicidades que existen en el ámbito sanitario y determinadas cuestiones que se pagaban y que, en un momento de crisis, hay que dejar "temporalmente" de financiarlas hasta que el país vuelva a tener capacidad financiera para ello.

Pese a ello, ha mandado un mensaje de "tranquilidad" a la población, toda vez que "ahora hay un Gobierno serio" que quiere "revertir" la situación y peleará para que siga habiendo un sistema sanitario que funcione, "en esencia exactamente igual los próximos 30 ó 40 años".

Así, ha incidido en que la creación de empleo que persigue la reforma laboral de Mariano Rajoy permitirá financiar mejor la sanidad gracias a la previsión de aumento de los ingresos de las arcas públicas.

Ha evitado, por otra parte, aclarar si el Gobierno tiene intención de implantar el copago en el sistema sanitario, al señalar que es algo que se tiene que discutir las comunidades autónomas.