El PSOE pide que el Gobierno informe de las "injerencias" rusas en Cataluña

De cara al 21D hay una pregunta en el aire ¿Se han producido injerencias extranjeras? El Gobierno la semana pasada hablaba de mensajes desde territorio ruso a través de las redes sociales para favorecer el relato indepentista. Y hoy el PSOE ha pedido oficialmente información al Gobierno. El PSOE ha pedido la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ante la comisión de secretos oficiales del Congreso para que informe de las posibles "injerencias" rusas en la situación en Cataluña, así como qué medidas ha puesto en marcha para combatirlas.

Así lo ha avanzado la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, que cree que la comisión de gastos reservados, más conocida como de secretos oficiales, y que se reúne a puerta cerrada, es el ámbito idóneo para que el Ejecutivo informe de esas posibles injerencias de un país extranjero en la vida política española.

Robles ha alertado de que esas injerencias podrían haber afectado a la seguridad, no sólo de España, sino de toda la UE, ya que procederían de un país tercero como Rusia. Por eso considera "obligación" de su partido solicitar al Gobierno que informe en sede parlamentaria, aunque con la necesaria reserva, de si son ciertas esas noticias, si las ha investigado el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y si se han puesto en marcha medidas correctoras.

"Queremos estar informados de si hay alguna actuación extranjera que pretenda interferir en la vida política", ha insistido Robles, que ha garantizado que da un "margen de confianza" al Gobierno porque se trata de una "cuestión de Estado" y es necesario que se despeje "cualquier duda".

En cualquier caso, el PSOE aún no ha hablado con el resto de partidos para conocer qué opinan de esa solicitud de comparecencia de la vicepresidenta. El Gobierno ruso rechazó ayer las acusaciones de injerencia en la situación de Cataluña y las consideró una muestra más de la histeria contra Rusia desatada en Occidente, así como de la incapacidad de los países afectados para lidiar con sus problemas internos.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que no es "prudente generar una situación de alarma señalando la vulnerabilidad de nuestro país ante eventuales ataques exteriores" y, por ello, ha pedido "calma" ante las informaciones que hablan de una presunta injerencia rusa en Cataluña. Según Iglesias, "si efectivamente hay una amenaza real, existe en el Congreso una Comisión de Secretos" para que el Gobierno informe de ello y, de momento, a Podemos no le consta que el Ejecutivo tenga intención de convocar ese órgano para informar.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha señalado que no conviene dar detalles de ningún dispositivo para "no dar pistas quienes emplean las redes para cometer delitos".

El Gobierno ruso ha rechazado las acusaciones y ha advertido que perjudican a las relaciones bilaterales entre los dos países. "Nos gustaría que nuestros colegas españoles comiencen a responder acerca de sus palabras y presenten datos concretos" que avalen la supuesta interferencia, dijo la portavoz del Ministerio, María Zajárova, en conferencia de prensa.

"Ya estamos acostumbrados a que, según algunas observaciones, algunos de nuestros socios en Europa y Estados Unidos parece que no tienen otra cosa que hacer que presentar acusaciones contra nuestros medios y declararles agentes extranjeros", aseguró el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

EL DIRECTOR DEL INSTITUTO DE CIBERSEGURIDAD ADVIERTE DEL ANONIMAO EN EL CIBERESPACIO

El director del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), Alberto Hernández, ha advertido hoy de la dificultad de averiguar el origen de las amenazas en el ciberespacio porque es un dominio que tiene un componente de "anonimato", en alusión al origen de las posibles "injerencias" rusas en la situación en Cataluña.

El responsable del Incibe, a preguntas de los periodistas tras comparecer en el Congreso para informar sobre las actividades de su organismo, ha evitado pronunciarse implícitamente sobre la crisis de Cataluña y las redes.

Ha destacado que el Incibe trabaja en el ámbito de los ciudadanos y las empresas y ha remarcado que "todo tipo de amenazas se pueden materializar en el ciberespacio".