El PSE y la alcaldesa de Andoain se reúnen en la calle para tratar el asunto de los escoltas

Fchada del Ayuntamiento de Andoain, con una alcaldesa de Bildu que no deja entrar a los escoltas
Fchada del Ayuntamiento de Andoain, con una alcaldesa de Bildu que no deja entrar a los escoltas

El acceso de Bildu a las instituciones trae consigo situaciones, también, surrealistas. Como la vivida esta mañana en Andoain. El portavoz socialista Estanis Amutxastegi se reunía con la alcaldesa de la coalición heredera de ETA-Batasuna, Ane Carrere, para analizar la situación creada por la decisión de esta de prohibir la entrada de escoltas en el consitorio.

Pero, precisamente, como Amutxastegi no podía entrar en el ayuntamiento con su escolta, la reunión se ha celebrado en la calle, bajo el pórtico del ayuntamiento.

El portavoz del PSE/EE en el Ayuntamiento de Andoain, Estanis Amutxastegi, y la alcaldesa de esta localidad guipuzcoana, Ane Carrere (Bildu), han tratado hoy sobre la seguridad en el consistorio en una reunión que se ha celebrado en la calle ante la negativa del edil socialista de acceder al edificio sin escoltas.

Amutxastegi y Carrere se habían citado para hoy con el fin de reconducir la polémica suscitada después de que la primera edil de Bildu prohibiera que los escoltas de los concejales amenazados entren en los edificios municipales.

Ante la negativa de Amutxastegi, el policía local ha avisado a la alcaldesa, quien ha bajado a la calle y ha mantenido la reunión con su antecesor en los soportales, de pie, durante unos veinte minutos.

Según ha indicado el portavoz socialista, la primera edil ha argumentado que la situación es ahora "normal" y que la Policía Municipal es "suficiente" para garantizar la seguridad de los ediles amenazados, al tiempo que se ha hecho responsable en primera persona de que a los concejales "no les pase nada".

Amutxastegi le ha replicado que la "normalidad que ella dice" no existirá para los ediles socialistas mientras exista ETA, argumento al que la alcaldesa ha respondido asegurando que ella "no tiene nada que ver con eso, porque es de Bildu y Bildu no tiene nada que ver con ese tema".

El portavoz socialista le ha explicado que sus escoltas son quienes se responsabilizan de su seguridad y que siempre que él acude a algún lugar, uno de ellos entra primero para "ver qué es lo que hay", tras lo que le permite acceder cuando comprueba que las condiciones son seguras.

Y en lo que parece un giro copernicano de actitud, el Gobierno, en los últimos días, se ha apresurado a reaccionar ante las salidas pro etarras de Bildu. Así el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, manifestó hoy en el "Fórum Europa. Tribuna Galicia" que la formación nacionalista Bildu "sólo tiene un camino si quiere estar en las instituciones democráticas: cumplir la ley". De lo contrario, afirmó, "reaccionaremos".

Preguntado por la supresión de la bandera española en algunos ayuntamintos gobernados por Bildu o por la retirada del retrato del Rey en el consistorio de San Sebastián, Caamaño se mostró dispuesto a "reaccionar".

El ministro recordó que un reglamento rige los símbolos del Estado y comentó que le consta que los servicios jurídicos del Ayuntamiento de San Sebastián están "estudiando" la retirada de la imagen del Monarca del Salón de Plenos donostiarra. Si esas decisiones no se ajustan a la ley, "reaccionaremos", dijo.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Ramón Jauregui, se lamenta afirmando que esperaba que lo que está ocurriendo formara parte de un cierto proceso inevitable de desagüe de la violencia a la política.

Visto lo visto este fin se semana, esa parece una esperanza más bien utópica: en Vitoria, un joven era detenido tras realizar una pintada de "Gora ETA" en un furgón de la ertzaintza.

Una treintena de personas intentaron abortar el arresto y se produjeron serios incidentes en esta zona, plagada por otro lado de cartelería pro etarra. En Hernani, tan pronto se quitan carteles de enaltecimiento del terrorismo, se reponen. En Zarautz, la ertzaintza retiró ayer fotos de etarras en una caseta de fiestas.

El triunfo electoral de coalición proetarra tiene muy crecidos a los suyos. Por eso el presidente del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti, ha asegurado hoy que su partido pedirá la ilegalización de Bildu "en cuanto haya la más mínima oportunidad" y ha exigido al lehendakari, Patxi López, "que diga por dónde va a ir" porque "tendrá que tomar un camino".

En declaraciones a la Cadena COPE recogidas por Efe, Basagoiti se ha referido a la retirada del retrato del Rey del Ayuntamiento de San Sebastián o la aparición de fotos de etarras en Zarauz (Guipúzcoa) y ha asegurado que "era previsible" que ocurrieran este tipo de hechos "en la medida en que se legitima a una fuerza como Bildu dominada por Batasuna".

"El lío ya está montado y las consecuencias se están pagando ya", ha continuado el presidente del PP quien ha hecho hincapié en que, pese a ello, "no debemos resignarnos" o "dedicarnos a lamentarnos" sino "liderar una política desde todos los ámbitos que se pueda de deslegitimación del terrorismo".

"Nosotros vamos a hacer siempre todo lo posible para que no estén en las instituciones aquellos que no han condenado ni un sólo atentado y siguen formando parte del proyecto totalitario de ETA. En cuanto haya la más mínima oportunidad vamos a ir adelante", ha manifestado Basagoiti.

Ha insistido en que mientras la organización terrorista exista y Bildu no lo condene, "lo mejor es que se cumpla la Ley de Partidos", por lo que el PP pedirá la ilegalización de Bildu "en cuanto haya la más mínima oportunidad". "Es nuestra obligación", ha apostillado.