El PSE acudirá a la conferencia de paz, pero no el Gobierno Vasco

El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha anunciado que los socialistas vascos enviarán una representación oficial del partido a la conferencia de paz que se celebrará el lunes en San Sebastián, al considerar que "independientemente de otras valoraciones, tenemos que estar en un lugar si puede contribuir a acercar la paz". Pastor, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Parlamento vasco, ha explicado que la dirección del PSE ha adoptado esta decisión en una reunión celebrada este mismo jueves.

La postura oficial de los socialistas vascos era que no iban a acudir a la llamada Conferencia de la Paz, que comenzará el lunes en San Sebastián. Egiguren, presidente del PSE y siempre favorable a la negociación con ETA, anunciaba sin embargo su asistencia a título personal. Esta mañana, el partido de Patxi López anunciaba que enviarán una representación oficial del partido a la conferencia de paz.

Previamente al anuncio del portavoz del PSE, el secretario general de los socialistas guipuzcoanos y consejero de Transportes del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, había señalado en una entrevista radiofónica que el PSE no acudiría a la conferencia como partido, aunque había dejado la puerta abierta a que algún miembro de esta formación acudiese a título individual. Pastor ha explicado que las declaraciones de Arriola se habían producido antes del encuentro en el que la dirección del PSE ha decidido finalmente acudir a la conferencia, organizada por varias organizaciones que trabajan en el ámbito de los derechos humanos y la resolución de conflictos.

El portavoz de los socialistas vascos ha explicado que los integrantes de la delegación que el PSE enviará a la conferencia se conocerán "en los próximos días". Respecto a los motivos que han llevado a su partido a acudir a este foro, ha indicado que "todos los pasos que se den con el objetivo de conseguir la paz son dignos de valorar".

De todas formas, ha asegurado que el PSE "independientemente de la voluntad con la que otros vayan a esa conferencia", dejará "perfectamente clara su posición ante el problema" del terrorismo. "Nos parece que, independientemente de otras valoraciones, tenemos que estar en un lugar si puede contribuir a acercar la paz, a dar pasos hacia la paz definitiva. Nos ha parecido importante estar presentes", ha añadido.

Esta llamada conferencia de paz es un intento de la izquierda abertzale de dar carta de naturaleza a un proceso que verifique la disposición de ETA a dejarlo. Por eso, la conferencia está propiciada por cuatro entidades internacionales que, por su cuenta y riesgo y bajo el amparo de los grupos proetarras, pretenden realizar esa verificación.

Que se convoque en la precampaña hace sospechar que es un mero acto de propaganda de "Amaiur", la coalición entre Bildu y Aralar que se presentará a las elecciones generales.

El PNV, que estará en la conferencia, confía en que de ella salga una posición común frente a ETA. Iñigo Urkullu, el presidente del EBB del PNV, asegura que se trata de alcanzar un planteamiento ante ETA de decir "entre todos" que "esto tiene que terminar ya". Además, cree que puede haber un comunicado de ETA antes de 20-N que "identifique el fin definitivo", pero no que suponga su disolución.

En el PP tienen muy claro lo que supone esta conferencia. El presidente del PP de Álava Alfonso Alonso, estima que es "un paso atrás" en la defensa de las libertades y la democracia, ya que se trata de "un acto de propaganda de ETA". Para Alfonso la conferencia de paz "legitima la historia criminal de ETA" y es una "humillación" para las víctimas".

RUBÉN MÚGICA DICE QUE ETA NECESITA UN "JUICIO DE NUREMBERG" Y NO UNA CONFERENCIA DE PAZ

Rubén Múgica, hijo del dirigente del PSE Fernando Múgica, asesinado por ETA en 1996, opinó hoy que ETA necesita un "juicio de Nuremberg" y no una conferencia de paz como la que va a celebrarse el próximo lunes en San Sebastián. Múgica valoraba así la celebración de este encuentro en la capital donostiarra, que contará con la presencia de mediadores internacionales que pretenden ofrecer un fin dialogado al problema del terrorismo.

Múgica señaló que los socialistas no están diciendo la verdad porque están "en la pomada y en el trajín que los telepredicadores se traen con la banda", en referencia a determinadas organizaciones que apuestan por un fin negociado de la banda etarra.