El PPC apela a los votantes de CiU y PSC ante el desafío histórico de Mas

PPC

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha apelado hoy al voto de los militantes de CiU y PSC que rechazan los planteamientos independentistas del presidente de la Generalitat, Artur Mas, a quien ha acusado de llevar a cabo el mayor desafío institucional de la historia de Cataluña.

La líder del PP Catalán ha sido propuesta hoy como candidata a las elecciones autonómicas del próximo 25 de noviembre por unanimidad "absoluta" de la junta directiva del partido.

Sánchez-Camacho se ha comprometido a "darlo todo" para frenar la deriva independentista de Mas en Cataluña y a liderar aquella "mayoría silenciosa y tranquila" de ciudadanos que se sienten catalanes y españoles y que no quieren separarse del resto del país.

"Queremos ser la voz de la mayoría de catalanes que se sienten españoles y que no quieren fronteras ni pasaportes para ir a Sevilla o Santiago de Compostela. Quiero ser la candidata de aquellos que no quieren cruzar fronteras para ver a familiares o amigos del resto de España", ha manifestado.

La líder popular ha asegurado que su partido está más preparado que nunca para afrontar las próximas elecciones, que son, ha dicho, "históricas" para todo el país, dado el "desafío" que Mas, de manera "ilegal e irresponsable", ha planteado al Gobierno español.

"Nunca el PP ha estado tan preparado como hasta ahora. Está unido y absolutamente decidido a ser el partido que lidere la Cataluña real, de convivencia y bienestar", ha agregado.

Sánchez-Camacho ha acusado a Mas de intentar esconder con estos comicios su fracaso al frente del gobierno y de buscar una mayoría absoluta con la que romper la convivencia y crear un escenario político y social "de fractura", incluso entre los propios catalanes.

La dirigente ha lamentado, además, que Mas no hable del coste real que tendría una eventual independencia. Ha explicado, en este sentido, que Cataluña quedaría fuera de la UE y "retrocedería" casi 25 años, no se podrían pagar pensiones ni prestaciones y se levantarían fronteras que comportarían la fuga de empresas.

Precisamente, la líder de los populares catalanes ha animado a las entidades económicas, sociales, cívicas y culturales a que expresen públicamente que "tienen miedo y preocupación" por el independentismo y que no quieren que se les lleve "al abismo de la ruptura con España".

Sánchez-Camacho ha destacado que sólo el PP Catalán está en condiciones de plantar cara a Mas y de convertirse en una fuerza de gobierno en Cataluña, ya que el PSC "aún no tiene ni candidato".

Los populares se ven además en condiciones de atraer a votantes nacionalistas y socialistas que sienten que les han "fallado" sus dirigentes.

Así, Sánchez-Camacho ha hecho un llamamiento a los votantes de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) "que no quieren rupturas con el resto de España" y que rechazan el discurso rupturista de Mas.

"Quiero que sus votantes sepan que aquí tienen una casa grande, que es la de la convivencia de todos los catalanes", ha manifestado.

Sánchez-Camacho se ha dirigido asimismo a los votantes "moderados" de Convergència, a quienes ha recordado que sólo el PPC "verdaderamente defiende el catalanismo centrista y una Cataluña integradora que quiere ser España".

"Mas acaba de hacer la mayor traición a la historia del catalanismo que siempre ha querido estar y pertenecer a España", ha aseverado.

La presidenta del PPC ha querido apelar de forma especial a los votantes socialistas "que se han visto desencantados con sus dirigentes", que han dejado a Cataluña en "la mayor ruina, paro y desazón de su historia".

También ha tendido la mano a los socialistas que se sienten catalanes pero no quieren renunciar a sentirse españoles.

Ha criticado, en este punto, que el PSC sea un partido "con muchos complejos", entre ellos el de no defender a España como tiene que ser defendida.

Ha recordado al respecto que el PPC ha ofrecido "un gran acuerdo" de gobierno al PSC de cara a las próximas elecciones, como en el País Vasco, pero los socialistas "no han estado a la altura y ha sido vergonzoso que en el Parlament se abstuvieran ante la convocatoria de referéndum ilegal que quiere hacer Mas".