El PP propondrá una ley para anular la prohibición de los toros

recursostoros_2010728V0.wmv

Las reacciones a la medida no se han hecho esperar. Algunos juristas están convencidos de que el Parlamento de Cataluña no tiene la última palabra. Recuerdan que una ley estatal de 1991 considera las corridas como patrimonio cultural y aseguran que por eso están amparadas por la constitución.

Además el Partido Popular ya ha anunciado que va a llevar al Senado y al Congreso una iniciativa para evitar que las autonomías puedan prohibir la Fiesta y que esta sea declarada Bien de Interes Cultural. Para los populares se trata de una ofensiva nacionalista en toda regla y culpan a los socialistas de lo que consideran un atentado a la libertad.

Así, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha avanzado que su partido se propone dejar sin efecto en Las Cortes la prohibición de las corridas de toros aprobada por el Parlamento catalán.

En rueda de prensa, Sánchez-Camacho ha avanzado que su partido pedirá en el Congreso y en el Senado "que se regule por ley" que las corridas de toros sean "fiesta de interés cultural general", de forma que las comunidades autónomas "no tengan capacidad para prohibir" este tipo de festejos taurinos.

PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD

De hecho, el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Pío García-Escudero, ha anunciado que el PP presentará, cuando se reanude el período de sesiones, una moción en la que se reclamará al Gobierno que trabaje en favor del reconocimiento de los toros como Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco.

En un comunicado, García-Escudero señala que en la moción también solicitará al Ministerio de Cultura "el reconocimiento del carácter cultural de la Fiesta de los Toros y el dictado posterior de normas para su protección".

El PP añade que en la moción se instará al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a que "inicie las gestiones oportunas tendentes al reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Fiesta, al igual que se está haciendo en otros países como Francia".

Asimismo, la secretaria general y presidenta del Partido Popular en Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha tachado de "drama" y de "disparate" la "manía del PSOE de negar la libertad a los catalanes y los españoles".

La número 'dos' del PP ha insistido en que "es un verdadero drama para España que el PSOE esté permitiendo que en Cataluña, donde gobierna, se salga en manifestación contra una sentencia del Tribunal Constitucional o se apruebe una prohibición, es decir, se niegue la libertad a los catalanes para poder asistir a corridas de toros, siendo los toros una fiesta tan catalana como de cualquier otro sitio de España".

MONTILLA: "HE VOTADO EN CONTRA PORQUE CREO EN LA LIBERTAD"

Por contra, el presidente de la Generalitat, José Montilla, por su parte, ha afirmado que él ha votado en contra de la abolición de las corridas en Cataluña porque cree en la libertad y en la decisión de las ciudadanos antes que en una imposición legal.

Montilla, que ha rechazado cualquier responsabilidad sobre la prohibición al recordar que no ha sido iniciativa del Govern ni de los partidos, ha afirmado: "Yo he votado en contra de la prohibición porque creo en la libertad, porque hubiera preferido que la continuidad o no de las corridas formara parte de una decisión tranquila y normalizada de los hábitos sociales de los catalanes y, en consecuencia, de la imparable cultura a favor de la protección de los animales, antes que por cualquier imposición legal".

José Montilla ha dicho respetar la decisión "soberana" del Parlament y, sobre todo, ha lamentado "las pretensiones de quienes han querido hacer de esta votación un termómetro relaciones entre Cataluña y España".