El PP insta a partidos y sindicatos a apoyar al Gobierno para evitar el rescate

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha ratificado hoy el apoyo de los populares a los últimos ajustes y recortes, y ha estimado que es "obligación" de todas las fuerzas políticas y de los agentes sociales apoyar al Gobierno "para que España no sea intervenida ni rescatada".

"Creo que es el momento en que todos deben arrimar el hombro para ayudar a nuestro país, con independencia de intereses partidistas, sindicales o mediáticos", ha subrayado en rueda de prensa tras reunirse el comité de dirección del partido.

Cospedal ha descartado el rescate del país, pero ha considerado que hay "agentes y algunos partidos que parece que quieren que el país sea intervenido".

Aunque las últimas medidas aprobadas por el Gobierno son "impopulares y muy duras", ha subrayado que son también "absolutamente necesarias" para recuperar la confianza en la economía española, garantizar el equilibrio presupuestario y ayudar al país a salir de la recesión.

En este contexto, la dirigente del PP ha elogiado el ejercicio de "responsabilidad" que está haciendo el Gobierno al aprobar medidas que, como los impuestos, "están en contra de un ideario político".

EL PSOE PIDE QUE RETIRE LOS AJUSTES

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha avanzado hoy que los socialistas darán "un no como una casa" al decreto ley del Gobierno con los nuevos ajustes y le ha exigido a su presidente, Mariano Rajoy, que lo retire porque "esta austeridad tan agresiva" profundizará en la recesión.

En rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva Federal, Valenciano ha pedido a Rajoy que rectifique, que retire el decreto ley, que "dé la cara de verdad y no a medias" y que dialogue, porque "está en riesgo incluso la paz social".

También ha replicado a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, a quien ha dejado claro que si España es finalmente intervenida será culpa exclusivamente del Gobierno de Rajoy y su de su "desastrosa gestión de la crisis".

"Si somos intervenidos será responsabilidad del Gobierno, desde luego no de los españoles, que es a quienes están echando las culpas. Se sacuden las culpas de una manera completamente obscena", ha subrayado Valenciano, quien se ha quejado de que el Ejecutivo esté intentando culpar a las mujeres, los parados, los dependientes, los funcionarios o a las comunidades autónomas.

Después de recalcar que "el PSOE tiene toda las luces rojas encendidas", su "número dos" ha asegurado que hasta que se lleve el decreto con los ajustes al Congreso para su convalidación los socialistas se reunirán con todos los colectivos afectados para tejer "una gran red de defensa" de los más perjudicados por las políticas de Rajoy.

CiU DIRA NO A LOS RECORTES

Por su parte, el líder de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, ha anunciado este lunes que su partido votará en contra de los recortes de Rajoy cuando se voten en la Cámara Baja, y ha advertido de que el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) supone un "punto de inflexión" en las relaciones entre la federación nacionalista y el PP.

En rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva de CiU, ha argumentado que el Real Decreto es un "atentado contra el autogobierno y la autonomía local", y también ha criticado que las medidas impulsadas constituyen, a su juicio, un desbarajuste económico.

Duran ha censurado que el Gobierno recorte en estructuras locales cuando, del conjunto de lo que adeuda el Estado, la deuda del mundo local es solo del "3,4 por ciento" y la mayoría, según ha dicho, es imputable al Ayuntamiento de Madrid.

Según el dirigente democristiano lo que tendría que hacer Rajoy es aplicar el principio de 'una competencia, una administración' y "abordar a fondo" una revisión de estructuras estatales como ministerios y empresas públicas que desarrollan competencias que están transferidas.

En lo relativo a decisiones como la subida del IVA o el recorte salarial a los funcionarios, ha criticado que el Gobierno, como ya hizo con el IRPF, fomenta la inestabilidad al emprender medidas que poco antes aseguraba que nunca llevaría a cabo.