El PP se plantea enmendar en el Senado la inversión acordada con el PNV

El martes, primera cita decisiva en la nueva agenda política. El Senado debatirá los presupuestos en un escenario contrario al que se aprobaron en el Congreso. Pedro Sánchez se comprometió en la moción de censura a apoyar su tramitación. Cinco de sus aliados en la votación, sin embargo, han presetnado vetos a a totalidad. Incluso el PP podría introducir enmiendas parciales a su propio presupuesto, que podrían afectar a las inversiones pactadas con el PNV. En todo caso, será la primera prueba de fuego para un gobierno con numerosos retos en el plano económico.

La mayoría absoluta del PP en el Senado rechazará el martes los vetos generales y a las secciones presentadas por la oposición, rechazo al que se sumará también Ciudadanos, el socio de investidura del extinto Gobierno de Mariano Rajoy, y el PSOE, que aunque presentó una enmienda a la totalidad en el Congreso y 2.000 enmiendas parciales, finalmente se decanta por aprobarlos.

No obstante, la vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, ha afirmado hoy que el partido presentará en el Senado las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado que considere "oportunas", y no ha descartado que estas puedan afectar a acuerdos presupuestarios alcanzados con el PNV.

Levy ha realizado estas declaraciones a los medios en la sede nacional del PP, en la víspera de la semana en la que el proyecto presupuestario de 2018 afronta en el Senado el debate de cinco vetos presentados por Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, EH Bildu y Compromís.

"Los que son responsables de haber firmado esa moción de censura con los votos de los independentistas también serán responsables de asumir las responsabilidades que la política del señor Sánchez conlleve", ha apostillado Levy en su respuesta.

La vicesecretaria ha justificado la presentación de enmiendas, algo que fuentes del PP habían descartado el pasado viernes tras prosperar la moción de censura, alegando que el PP está preocupado por el futuro de España y es un partido "serio y responsable".

PENSIONES

Por otra parte, las urgencias sociales a las que se refirió Pedro Sánchez para justificar su moción de censura tienen un primer objetivo: elevar las pensiones que este año subirían un 1'6 por ciento. Esa cifra ya está por debajo de la inflación real y no garantizaría el mantenimiento del poder adquisitivo. No será fácil equilbrar ese reto con la reducción del déficit publico y con la hucha de la Seguridad Social en mínimos.

DESEMPLEO

El desempleo será otro objetivo prioritario. Sánchez herEda una tasa de paro del 16 por ciento, y un nivel de precariedad insólito. Su compromiso en campaña fue derogar la actual reforma laboral. Sectores empresariales ya han adveRtido contra esta posibilidad.

Muchos otros proyectos dependen de un crecimiento económico en permanente observacoión. España crecerá al 2'7 por ciento en 2018 pero se preven descensos moderados durantes los siguientes años. Controlar el déficit y mantener la deuda públca en tasas inferiores al 100 por ciento serán los indicadores con los que nos midan Bruselas y los mercados.

La famosa prima de riesgo será, como siempre, el termómetro más sensible de cualquier fiebre financiera.