El PP emplaza a Mas y Montilla a aclarar "si están pensando en un pacto electoral"

Marcelino y Cospedal sobre debate elcetoral

La dirección nacional del Partido Popular emplazó hoy a los candidatos de CiU y PSC a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas y José Montilla, respectivamente, a aclarar "si están pensando en un pacto postelectoral" entre sus dos formaciones políticas tras los comicios autonómicos del próximo domingo.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se refirió así en rueda de prensa a los "guiños" que Montilla y Mas se están lanzando en los últimos días de campaña electoral y que han intensificado los rumores de que pueda producirse un pacto a la "sociovergencia" tras las elecciones para que CiU y PSC compartan el gobierno autonómico.

Cospedal señaló que "ellos sabrán a lo que se están refiriendo" cuando hacen alusiones a esa posible alianza y declaró que deberían aclararlo a los ciudadanos en el debate televisado cara a cara que están preparando para esta misma semana.

La dirigente popular subrayó que "el tripartito ha sido una opción fracasada que ha traído mucha pobreza" a Cataluña y recordó que la gestión económica del Partido Socialista en los últimos años ha resultado "nefasta para Cataluña y para España".

Por eso, recomendó a Artur Mas que elija bien "qué es lo mejor para Cataluña" tras las elecciones del domingo y que, si está dispuesto a tener al Partido Socialista "como compañero de viaje" se lo diga por televisión a los catalanes.

Cospedal explicó que el objetivo del PP es ser una formación "fuerte y determinante" tras los comicios para influir en la gestión de la crisis económica y aplicar las medidas necesarias para recuperar la senda del crecimiento y la creación de empleo.

Negó que el PP esté pensando en los posibles pactos después de la cita con las urnas, porque su única preocupación en estos momentos es "hablar de los problemas que preocupan a los ciudadanos y de cómo vamos a solucionarlos".

Centrar el debate en otros asuntos, dijo, puede conllevar el riesgo de "alejar todavía más a los ciudadanos de la política". En este sentido, criticó el protagonismo que han tenido los vídeos en esta campaña y el contenido de los mismos.

Cospedal manifestó que "lo más importante es que la política no puede sobrepasar todos los límites y no vale todo, hay algo que se llama el derecho al honor, el respeto a las personas, hay algo que se llama la dignidad para todos y eso se tendría que respetar porque si no corremos el peligro de que los ciudadanos todavía se alejen más de la política".

CENSURA EL CARA A CARA CIU-PSC

Por su parte, la presidenta del PP de Cataluña, Alícia Sánchez Camacho, ha asegurado que el cara a cara que protagonizaran este martes los candidatos de PSC y CiU, José Montilla y Artur Mas, "es un trato de favor que no se puede permitir" en una televisión pública.

Durante su intervención en un mitin en Roses junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, Camacho ha censurado que el cara a cara "excluye al millón de catalanes que se sienten representados por otras fuerzas", y ha asegurado que su emisión no respeta la pluralidad que existe en Cataluña.

Además, la candidata del PP a la Presidencia de la Generalitat ha sostenido que no se puede celebrar un debate sin "el que será el árbitro de la política catalana" tras las elecciones, en referencia a la convicción entre los populares de que serán decisivos tras los comicios.

La dirigente popular se ha referido también al debate que todos los candidatos a la Generalitat celebraron este domingo, y ha asegurado que se puso de manifiesto que CiU acude a las elecciones "con un programa oculto" para conseguir la independencia de Cataluña.

Según Camacho, Mas esta valorando la posibilidad de alcanzar un pacto con ERC, por lo que ha emplazado a los asistentes a que "el futuro pase exclusivamente" por el PP, para evitar un acuerdo entre partidos nacionalistas que ponga en riesgo la estabilidad de Cataluña y dificulte su recuperación económica.

EL PSOE CREE QUE EN LAS ELECCIONES ESTA TODO POR DECIDIR

Madrid, 22 nov (EFE).- El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha incidido hoy en la importancia de utilizar todos los recursos para que los ciudadanos catalanes acudan el próximo domingo a votar porque ha asegurado que en las próximas elecciones autonómicas de Cataluña "está todo por decidir".

En rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal, Iglesias ha señalado que el PSC ha conseguido que finalmente pueda haber un debate entre el candidato socialista a la reelección como presidente de la Generalitat, José Montilla, y el aspirante de CiU, Artur Mas, lo que, a su juicio, mejorará "la información de los ciudadanos" e intensificará el interés de éstos por "la campaña, por la política y por ir a votar".

"Todo lo que incida en que la gente vaya a votar es bueno para la democracia, para el PSC y para cualquier partido democrático", ha puntualizado Iglesias, antes de precisar que las mismas "no deciden una cuestión nacional" porque en este momento se está hablando de Cataluña y la "repercusión, la responsabilidad y el efecto" es en esta autonomía.

Ha añadido, en este sentido, que "los electores son cada vez más precisos" y saben diferenciar una elección local, de una autonómica y de unas generales".

"En Cataluña está todo por decidir porque falta la mitad de la campaña electoral y algo tan importante como que los ciudadanos voten", ha puntualizado.

Tras comentar que ha costado mucho que Artur Mas "acceda" a algo tan fundamental como es un debate cara a cara con Montilla, Iglesias ha dicho que ello es una "buena noticia" porque el debate es uno de los "estímulos" en un momento en que "las encuestas dicen que hay un porcentaje alto de población que no han decidido ir a votar".

Preguntado por la disposición de Mas a incorporar socialistas a su gobierno si es elegido presidente, Iglesias ha dicho y reiterado que cree que es "simplemente una estrategia electoral".

Por último, ha recordado que Montilla ha puesto su límite en el Gobierno de Cataluña en ocho años y ha asegurado que "es una persona que dice lo que piensa y que cumple lo que dice".