El PP tilda de "deslealtad" e "inoportuno" el viaje de Zapatero y Moratinos a Cuba

El Gobierno ha considerado un "acto de deslealtad", además de inoportuno, el viaje que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y quien fuera su ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, realizan desde el miércoles a Cuba, ha señalado el actual jefe de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo.

En declaraciones a los medios de comunicación con motivo de su visita a la Casa Mediterráneo, García-Margallo ha indicado que Zapatero y Moratinos no informaron previamente al Ejecutivo de su intención de viajar a la isla, por lo que el Gobierno se enteró cuando la Embajada en La Habana tuvo conocimiento de su desplazamiento. Es decir, cuando se solicitó a la misión diplomática el correspondiente permiso de armas para sus escoltas.

Zapatero y Moratinos fueron recibidos el miércoles por el presidente de Cuba, Raúl Castro, que no atendió al ministro García-Margallo cuando visitó la isla en noviembre pasado. Desde el PSOE, la diputada socialista y exministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, ha manifestado que le parece "muy bien" la visita del expresidente a La Habana porque "es bueno que haya un fortalecimiento de las relaciones entre España y Cuba".

Sin embargo, el ministro García-Margallo ha señalado que la presencia de ambos en la isla es "un ejemplo de inoportunidad", pues se produce en un momento en que la UE mantiene abierta una negociación con la isla para explorar la posibilidad de concluir un acuerdo de diálogo político y cooperación con la isla.

Por su parte, el vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, consideró este jueves una "deslealtad" el viaje del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero a La Habana (Cuba).

Se limitó a decir este calificativo cuando, en los pasillos del Congreso, fue preguntado por la entrevista que Rodríguez Zapatero, acompañado del que fuera su ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, mantuvo con el presidente cubano Raúl Castro.

Floriano no dijo nada en relación a si conocían o no esta visita en el Ejecutivo ante la disparidad de opiniones entre Gobierno y PSOE, porque los socialistas aseguran que el Ejecutivo estaba al tanto del viaje, mientras que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, calificó la visita de "extraordinaria deslealtad".

ZAPATERO, DISPUESTO A INFORMAR SOBRE SU VIAJE

El expresidente del Gobierno de España, el socialista Jose Luis Rodríguez Zapatero, evitó hoy entrar en polémica sobre las críticas que ha suscitado su visita a Cuba por parte del Ejecutivo español, y se mostró dispuesto a informarle del contenido del viaje a su regreso a Madrid.

En una rueda de prensa en La Habana, donde ayer se entrevistó con el gobernante cubano, Raúl Castro, Zapatero afirmó que, como expresidente, siempre ha tratado "de sumar" y "actuar por el interés de España".

PEDRO SÁNCHEZ CONSIDERA "PERFECTO" QUE ZAPATERO SE REUNIERA CON CASTRO

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que le parece "perfecto" que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero se reuniera ayer en La Habana con el presidente cubano, Raúl Castro.

Sánchez ha respondido así en los pasillos del Congreso cuando los periodistas le han preguntado por el viaje de Zapatero a Cuba, que ha sido calificado como "una extraordinaria deslealtad" por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha resaltado que "era una reunión de la que ya se había informado al Gobierno" y ha negado que no haya habido coordinación.

Zapatero también informó con antelación a Pedro Sánchez sobre su viaje y la reunión que iba a mantener Castro, según han señalado fuentes socialistas, si bien Hernando ha aclarado que el expresidente no acudió a ese encuentro en representación del PSOE.

"Al partido socialista en los temas de exterior le representa la secretaria de relaciones internacionales, pero nosotros estábamos informados del viaje", ha dicho el portavoz socialista.

Por su parte, la portavoz de Exteriores del PSOE en el Congreso, Trinidad Jiménez, ha asegurado que Rodríguez Zapatero notificó a Exteriores su visita a Cuba el pasado día 17 por la "vía oficial", aunque no la agenda de contactos, que aún no tenía cerrada, por lo que ha rechazado que García-Margallo hable ahora de "una extraordinaria deslealtad".

"Es absolutamente improcedente e inadmisible que haga este tipo de comentarios", ha criticado Jiménez en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso.