El PP no descarta la vicepresidencia del Gobierno para Sánchez si se sienta a negociar

Fernando Martínez Maillo
Fernando Martínez Maillo |Telemadrid

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha adelantado hoy que el PP podría volver a ofrecer a Pedro Sánchez una vicepresidencia del Gobierno si se integrara en una gran coalición, para lo cual, en todo caso, el líder del PSOE debería aceptar, de momento, sentarse a negociar. Maíllo ha hecho estas declaraciones antes de entrar al desayuno con los medios que ha celebrado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, esta mañana.

En ese contexto ha respondido a la pregunta de los periodistas sobre si el PP le va a ofrecer la vicepresidencia de un ejecutivo resultante de una gran coalición (PP + PSOE + Ciudadanos) a Sánchez, una posibilidad de la que ya se habló el pasado mes de febrero.

Maíllo ha respondido a este respecto que "si se abriera un proceso de diálogo cualquier cosa sería posible". Además, ha añadido que "hoy en el PP tenemos un comité y después una rueda de prensa en la que pueden preguntar sobre esto. Pero llevamos poniendo encima mesa una gran coalición para España desde el primer día, desde la primera hora tras la celebración de las elecciones".

"Sin embargo, nos hemos encontrado con el señor del no, el señor Sánchez no ha querido dialogar. Y si no quiere dialogar va a ser complicado cualquier acuerdo", ha dicho también.

Sobre la consulta a las bases de Podemos y la reacción airada de los negociadores socialistas del PSOE ha lamentado la "actitud de permanente humillación" ante Podemos del PSOE y Sánchez, éste con la única intención de salvarse a sí mismo.

Además, le ha pedido al PSOE que, si asume que el acuerdo con Podemos "ya no vale, que lo diga de una vez por todas y se siente a negociar con la única opción que todavía no ha explorado, porque ha explorado todas menos la del PP".

RIVERA PIDE DIÁLOGO AL PP PERO CREE QUE RAJOY NO PUEDE LIDERAR LA REGENERACIÓN

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reclamado hoy al PP que se siente a negociar para intentar formar un gobierno junto al PSOE y evitar así nuevas elecciones, aunque cree que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no puede liderar la regeneración política ni la necesaria lucha contra la corrupción. En una entrevista en la COPE, Rivera ha alertado de que España "debe tomar la bandera de la regeneración" para que el nuevo Gobierno esté "libre de corrupción y de chantajes" y ese objetivo hay que tomárselo "con ganas" y "creérselo".

Rivera no ha aclarado si opina que Rajoy debe dar un paso atrás para facilitar la gobernabilidad, aunque sí ha dicho que ve "difícil" que el jefe del Ejecutivo en funciones pueda hacer frente al "chantaje" de personas como Rita Barberá o Luis Bárcenas, una opinión que, a su juicio, comparten "la mitad" de los votantes del PP. "Es una cuestión de etapa política. No me importa que sea Rajoy o que no sea Rajoy, sino que haya una regeneración", ha insistido.

El presidente de Ciudadanos ha afirmado que no es el momento de hablar de "sillas" o de quien podría ocupar la vicepresidencia de un hipotético gobierno integrado por PP, PSOE y Ciudadanos, sino de sentarse a hablar para buscar puntos en común entre las tres fuerzas constitucionalistas. "Si no hay mimbres o voluntad, el baile de sillas o el ofrecer vicepresidencias no creo que vaya a solucionar esto", ha remarcado en referencia a una información del diario El Mundo que apunta a que Rajoy estaría dispuesto a ofrecer la Vicepresidencia del Gobierno al socialista Pedro Sánchez.

A la espera de la apertura de ese nuevo diálogo, Rivera se ha felicitado de que se haya evitado ya un gobierno con los independentistas después de que Podemos "reventara" y "dinamitara" cualquier posibilidad de acuerdo la semana pasada. "Podemos venía a solucionar su crisis interna y por eso ha convocado un referéndum para el desacuerdo, igual que Syriza en Grecia que es el modelo de Pablo Iglesias", ha denunciado.

Rivera ha negado que Ciudadanos se haya "fusionado" con el PSOE por la firma de su acuerdo de gobierno. Un acuerdo que, ha avanzado, perderá su vigencia si se convocan nuevas elecciones generales para el 26 de junio.

Pese a que las encuestas auguran una subida de su partido y la posibilidad de que pudiera formar una mayoría junto al PP, Rivera no desea esos comicios porque los ciudadanos "le pagan" para que intente formar gobierno. Ha pedido al resto de partidos que no hagan "cábalas" sobre un incierto resultado electoral y por eso ha emplazado al PP a sentarse a negociar antes de abocar a España a unos nuevos comicios.