El PP cree que el problema lo tiene el PSOE

El número dos de la lista del PP a las elecciones europeas, Esteban González Pons, ha asegurado que no cree que "el bipartidismo esté llegando a su fin" sino que "el problema" lo tienen los socialistas con Podemos, que a costa de votantes del PSOE e IU han logrado cinco eurodiputados. Un partido que "hace poco estaba pidiendo tomar el Congreso de los Diputados y estuvo en los escraches", ha denunciado.

Pons ha afirmado que "el PP ha aguantado en las circunstancias más difíciles" y que los votantes se han mostrado partidarios de que sigan siendo "la fuerza política" más votada, mientras que en la izquierda "se ha dispersado el voto". Así, ha añadido que el PP "está en condiciones" de disputar una elecciones generales "con posibilidades" de ganarlas, según ha declarado en entrevistas radiofónicas recogidas por Europa Press.

A su juicio, los votantes del PP "no se han ido a otros partidos" sino que han estado en la abstención. Pons ha aclarado que "Ciudadanos no es de derechas, es una fuerza de izquierdas que el espacio que ocupa es el del PSC, y UPyD no es exactamente un partido de centro derecha, sino que pesca votantes del PP y PSOE".

"LA EXTREMA IZQUIERDA ESTA DEVORANDO AL PSOE POR LOS PIES"

En cambio, ha advertido que "la extrema izquierda está devorando al PSOE por los pies". En estos términos se ha referido para apuntar a un "cambio en el espectro" de la izquierda afirmando que los votos de PSOE, IU y Podemos son los mismos que obtuvieron los socialistas en 2009. "La extrema izquierda ha ocupado el espacio que antes tenía la izquierda moderada o de centro", ha subrayado y cree que la radicalización de la izquierda "sí que es preocupante para todos".

Sobre Podemos, el vicesecretario de Estudios y Programas del PP ha indicado que ellos mismos se definen como 'antisistema' y ha denunciado que "un partido que ha hecho campaña desde el antisistema y con referentes en la Cuba de Fidel Castro y la Venezuela de Maduro" no es "exactamente lo más europeísta".

En este sentido, el director de campaña del PP, Carlos Floriano, ha advertido, por su parte, del "resurgimiento de la extrema izquierda" y les ha definido como gente a la que "la ley les importa poco". "Son los que un día asaltan el Congreso y el perfil de la gente que rodeó mi casa, el que nos rodea por las calles", ha denunciado.

NO DAN POR MUERTO EL BIPARTIDISMO

Por su parte, el candidato del PP en las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, considera que parte del electorado 'popular' le ha dado a su partido un "aviso serio" en las elecciones europeas pero ha confiado en que el PP sea capaz de volver a movilizarlo en las próximas generales, gracias también al crecimiento económico.

No obstante, el exministro 'popular' ha querido ser "muy prudente" antes de hablar de "sentencia de muerte del bipartidismo", recordando que en las elecciones europeas es más fácil que entren partidos pequeños, porque son unas elecciones de circunscripción única, y porque quienes quieren expresar "malestar" lo hacen sin temer "consecuencias políticas inmediatas" en la gobernabilidad de su municipio, su comunidad o su país, según ha dicho en declaraciones a Onda Cero Y 'Los Desayunos de TVE' recogidas por Europa Press.

Para el exministro, el resultado electoral es "ciertamente un respaldo" para el Gobierno, porque los 'populares' han ganado las elecciones tras dos años de tomar medidas muy difíciles, y ha recalcado que en Europa sólo la canciller alemana Angela Merkel ha ganado estando en el Gobierno. También lo ha hecho el primer ministro italiano, el líder del Partido Demócrata Mateo Renzi, pero Arias Cañete ha diferenciado su caso porque acaba de llegar al Gobierno.

Cañete ha reconocido que el PP esperaba "algún escaño más" en estas elecciones europeas y ha atribuido el resultado a que los 'populares' no han podido movilizar a todo su electorado porque una parte de éste "no ha entendido la necesidad de las medidas o no le han gustado las medidas duras" que ha tomado el Gobierno. En su opinión, "los españoles no han sido conscientes de lo que era estar al borde del rescate" y deberían "mirarse en el espejo griego" para ver lo que podría haber pasado.

Así, ha señalado que el Comité Ejecutivo Nacional del PP, que se reúne esta tarde, hará un análisis y tomará "todas las medidas" para que esa desafección no se produzca en las próximas generales. El candidato se ha ratificado en que el principal enemigo de los 'populares' ha sido la abstención.

NO HAN MOVILIZADO EN MADRID Y VALENCIA

Preguntado por las comunidades de Madrid y Valencia, donde el PP se ha dejado muchos votos, ha respondido en términos genéricos, diciendo que en los lugares donde más apoyo tenía el PP es donde no ha logrado movilizar a sus votantes porque es "donde tienen mayor descontento" con su "tipo de gestión" y no se han entendido o no han gustado las medidas.

No obstante, no cree que sean "pérdidas permanente", sino "recuperables", porque se han quedado en la abstención y no han votado a otros partidos, de manera que ha apostado por hacer "mucha pedagogía" y "los cambios necesarios para volver a recuperar ese electorado".

En todo caso, ha recalcado que aún queda un año y medio para las próximas elecciones generales y está convencido que, dado que la economía crece y se está creando empleo, las circunstancias serán entonces "muy distintas".