Mas lanza avisa al PP de que no habrá acuerdos y se queja de que "toquen las narices" con el catalán

Antes de presentar su recurso su recurso contra el auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido la discriminación positiva para el catalán y ha lanzado un aviso al PP para que dé "un paso atrás" en su ofensiva contra la inmersión lingüistica y se ha preguntado indignado: "¿Por qué a los catalanes nos tienen que tocar las narices con nuestro idioma?"

En declaraciones a RAC 1 recogidas por Efe, Mas ha advertido al PP de que es "un gravísimo error" enredarse ahora en un "conflicto innecesario desde el punto de vista lingüístico entre el catalán y el castellano", porque la "prioridad" es la lucha contra el paro. "Aún están a tiempo de corregirlo, de dar un paso atrás y de no convertir algo que no existe en la calle en un problema estrictamente político", ha apuntado.

Mas ha instado al PP a "tomar nota" de que, para el Govern y para CiU, "hay unas líneas rojas" que no piensan traspasar, entre ellas el modelo educativo de Cataluña: "Según qué cosas quiera hacer el PP cuando gobierne España, con CiU y con el actual gobierno de la Generalitat habrá poca cosa a hacer. Deberán elegir", ha dicho.

Mas no ha escondido su enojo por la polémica generada en torno al auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que da un plazo de dos meses para que también el castellano sea lengua vehicular: "Con el tema de la lengua no se juega", ha afirmado. "Nadie les toca las narices a los españoles con el castellano, ni a los franceses con el francés, ni a los alemanes con el alemán. ¿Y por qué a los catalanes nos tienen que tocar las narices con nuestro idioma?", se ha preguntado, ostensiblemente irritado. Desde el resto de España, ha denunciado, "llevan muchos siglos tocándonos las narices con el tema del catalán -ha aseverado-, intentan que el catalán vaya a menos porque configura nuestra identidad colectiva".

"Tenemos mucha fortaleza jurídica", ha asegurado Mas, que ha recordado que, por ejemplo, la Ley de Educación de Cataluña es una ley vigente que "no está recurrida" en este tema de la inmersión. Según Mas, el Tribunal Supremo "no puede pretender cambiar un modelo educativo general" a partir de casos de familias concretas.

Mas ha destacado el papel que juega la inmersión en la integración de los nuevos inmigrantes en la sociedad catalana. El modelo de inmersión es "irrenunciable" porque la lengua propia de Cataluña "necesita una especial atención, protección y discriminación positiva", para que la nueva inmigración pueda aprenderla, ha reflexionado.

La consellera de Enseñanza, Irene Rigau, ha asegurado que el curso 2011-2012 comenzará el lunes con normalidad, de acuerdo con la Ley de Educación de Cataluña (LEC), y que "las reglas del juego" de la inmersión lingüística se mantendrán a lo largo de todo el año escolar, a pesar del auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Este tribunal dictó, a principios de mes, un auto, relativo a una sentencia del Tribunal Supremo, en el que da un plazo máximo de dos meses al Departamento de Enseñanza para adaptar su sistema educativo con el fin de implantar el castellano como lengua vehicular en las escuelas, junto al catalán.

SANCHEZ CAMACHO AVISA A MAS: EL PROBLEMA SOBRE LA INMERSIÓN LO TIENE CON LA JUSTICIA Y NO CON EL PP

Por su parte, la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha avisado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que "no tiene un problema con el PP, lo tiene con la Justicia", en relación a la sentencia que obliga al Gobierno de la Generalitat a incluir en dos meses el castellano como lengua vehicular en el sistema educativo catalán. "Lo que tiene que hacer es cumplir con las sentencias".

También ha asegurado que el PP no tiene que rectificar nada, después de que Mas calificase de "grave error" la defensa de los populares de un modelo educativo biling~e, y de que advirtiese al candidato popular a las elecciones generales, Mariano Rajoy, de que no habrá acuerdos CiU-PP si tocan la inmersión lingüística.