El PP exige que Zapatero aclare si hubo imprevisión de Fomento y que se asuman responsabilidades

El PP quiere que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aclare el próximo jueves en el Pleno del Congreso, donde explicará los motivos que le llevaron a declarar el estado de alarma con motivo del plante de los controladores aéreos, si el Ejecutivo, especialmente el Ministerio de Fomento, pecó de imprevisión y también que se asuman "responsabilidades" por lo ocurrido el pasado fin de semana.

Así lo ha anticipado en una rueda de prensa en la Cámara Baja, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, quien rehusó especificar si Mariano Rajoy reclamará dimisiones y si, de hacerlo, apuntará directamente al titular de Fomento, José Blanco, como ya hizo el pasado sábado el diputado 'popular' Rafael Hernando, quien le tachó de "inepto" y pidió su 'cabeza'.

La dirigente del PP se ha limitado a subrayar que el Ministerio de Fomento está "directamente implicado" en la crisis aérea del fin de semana, y en que su grupo decidirá sobre las responsabilidades a demandar después de escuchar a Zapatero. En este punto, ha insistido en que el presidente debe detallar su gestión del plante de los controladores, pero también lo que ha hecho en los últimos dos o tres años respecto a este sector.

"Tiene que explicar si esto es podía haber solucionado de otra manera o si podía haberse evitado", ha advertido Sáenz de Santamaría, quien ha vuelto a reprochar a Zapatero que no haya rendido cuentas ante la opinión pública durante la crisis y ha recordado que si va a acudir el jueves al Congreso es porque la comparecencia del Gobierno es "obligada" cuando se declara un estado de alarma según la Constitución y el Reglamento de la Cámara.

ZAPATERO COMPARECERÁ EL JUEVES PARA INFORMAR DE LA DECLARACIÓN DE ALARMA

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparecer

ante el Congreso de los Diputados el próximo jueves a partir de las diez de la mañana para informar de la declaración del estado de alarma.

Así lo decidió hoy la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados, según confirmó después en rueda de prensa la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

El debate será similar al de convalidación de un decreto, de forma que habrá una primera exposición del presidente del Gobierno y la intervención posterior de los portavoces de los grupos, de mayor a menor finalizando por el mayoritario, el Grupo Socialista. Al final, no habrá votación.

Cada portavoz podrá intervenir durante diez minutos, y el portavoz de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, considera que no es el procedimiento más adecuado para debatir "tan delicada materia" como la declaración del estado de alarma, porque los grupos apenas tendrán tiempo para argumentar sus posiciones.

La comparecencia del presidente será meramente informativa y ser

el próximo martes cuando el pleno del Congreso debata la convalidación del real decreto ley aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros que, entre otras medidas, clarifica la jornada laboral de los controladores aéreos.

Por el momento, el Gobierno sólo está obligado a informar al Congreso de la declaración del estado de alarma. Sólo en caso de que propusiera prorrogarlo debería someter el decreto a autorización previa del Parlamento.

EL PSOE DEFIENDE QUE LA LEY EXIGE MÁS "A QUIENES COACCIONARON" QUE A LOS COACCIONADOS

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, José Antonio Alonso, defendió hoy que se puede perseguir penalmente a los responsables del paro masivo de controladores aéreos porque la ley exige más "a quienes coaccionaron" que los eventualmente coaccionados.

En rueda de prensa en el Congreso, Alonso defendió así que penalmente pueda hacerse una distinción entre los controladores que instigaron el paro masivo del pasado viernes y quienes lo secundaron porque pudieron sentirse coaccionados.

En todo caso, y frente a quienes cuestionan la actuación del Gobierno, aseguró que las decisiones fueron "contundentes" e "inmediatas" y obtuvieron resultados "indudablemente eficaces" que han sido percibidos así por la mayoría de los ciudadanos.

Aseguró que el presidente estuvo "desde el primer momento" al frente de esas decisiones y no tenía por qué ser él sino "los portavoces" del Gobierno los que explicaran públicamente esas decisiones.

Para el PSOE, es aún pronto para determinar si será necesario o no prorrogar el estado de alarma, caso en el que sería imprescindible la autorización expresa del Parlamento.

Por ello, reconoció que ya hay conversaciones con los grupos por si fuera necesario tomar esa decisión, y Alonso percibe en todos ellos un mismo "estado de ánimo" en el sentido de no tolerar lo que se planteó como "un chantaje a todo un país, a un Estado, tomando a cientos de miles de ciudadanos como rehenes".