El PP pedirá reprobar en el Parlamento a Griñán y dos consejeros por "engañar y mentir" en el caso de los ERE

Carmen Martínez Aguayo era viceconsejera de empleo cuando recibió el informe que cuestionaba el procedimiento de concesión de ayudas a empresas en crisis de la junta de Andalucía. Y debía hacérselo llegar a su jefe de entonces, José Antonio Griñán, hoy presidente andaluz.

Así lo pedía explícitamente la intervención general de Hacienda en esta comunicación. Pero Griñán niega conocerlo, algo imposible para el Partido Popular que insiste en que todos los documentos de la intervención de Hacienda van al consejero. Por eso, porque están convencidos de que Griñán miente, piden su dimisión y la reprobación de sus consejeros de Hacienda, Martínez Aguayo y de Empleo.

Así, lo ha anunciado el presidente del PP-A, Javier Arenas. El PP presentará una moción de reprobación a los consejeros "por engañar y mentir a todos los andaluces".

Arenas ha insistido en que, durante su etapa como consejero de Economía y Hacienda, el actual presidente de la Junta, José Antonio Griñán, "sabía lo que estaba pasando", por lo que "debe dimitir de inmediato".

Además el líder del PP andaluz ha subrayado que la labor desarrollada por la Consejería de Empleo durante la última década "está en cuestión", ya que se ha puesto de manifiesto que en relación con el caso de las irregularidades en los ERE "no queda nada sano".

Finalmente, Arenas ha señalado que con los expedientes de regulación de empleo "daban el dinero sin publicarlo en el Boletín Oficial, no había ningún tipo de control" y los ha acusado de haber huido del derecho administrativo "para que nadie los controle".

El dirigente popular ya aseguró este jueves durante la sesión de control al gobierno del Parlamento que Griñán, como consejero de Economía y Hacienda, conoció informes de la Intervención General que ponían en cuestión el procedimiento seguido para la concesión de las ayudas sociolaborales, que hizo "caso omiso" a los mismos y que incluso los comentó con el entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves.

En este sentido, el PP hizo público un documento fechado el 29 de septiembre de 2006 en el que el entonces interventor general de Hacienda, Manuel Gómez, mandató el "traslado" a Griñán de un "informe definitivo de cumplimiento", correspondiente a 2004 y realizado a la Agencia de Innovación y Desarrollo, sobre "régimen presupuestario, financiero, de control y contable de las empresas de la Junta" y que, según el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, "acredita que la Dirección General de Empleo, la Consejería de Empleo y el IFA estaban tramitando subvenciones excepcionales prescindiendo de forma total y absoluta del procedimiento administrativo establecido", lo que, en su opinión, demostraría que Griñán "ha ocultado deliberadamente" ante el Parlamento que "conocía los informes de Intervención".

A pesar de las denuncias del interventor de Hacienda, la ex viceconsejera de Empleo dice que no trasladó el informe a Griñán porque no procedía, pese a la gravedad de las denuncias del interventor ni de la elevada suma de dinero, 200 millones de euros y un desfase presupuestario de 38 millones.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha respondido al líder del PP andaluz que "no hay peor sordo que el que no quiere oír y sobre todo más ciego que el que no quiere leer y entender todo lo que se le ha dicho reiteradamente".

A su juicio, "no parece lógico que se publique un oficio de remisión sin decir lo que dice el oficio", el cual, como ha subrayado, "en ningún momento plantea irregularidades, menoscabo financiero ninguno ni informe de actuación".

"Eso lo saben, pero qué más da, con un simple papelito de remisión se puede armar mucho ruido", ha manifestado el jefe del Ejecutivo andaluz, quien les ha invitado a que "conozcan" ese documento, así como a que "se lean la legislación, vean lo que dice y obren en consecuencia".