PP y PSOE ya hablan de acortar la campaña para no tener que votar en Navidad

El Gobierno no obstaculizaría una eventual reforma legal que evite que, si la falta de acuerdo político obliga a repetir por tercera vez las elecciones generales, éstas se celebren el 25 de diciembre, día de Navidad. Así lo ha asegurado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría quien ha insistido en el perjuicio que supondría para España la celebración de unas terceras elecciones.

"No obstaculizaremos ninguna cuestión de la que puedan devenirse beneficios para los españoles, pero consideramos que unas terceras elecciones son un perjuicio muy importante para los españoles y para el conjunto de la democracia", ha señalado. Sáenz de Santamaría se ha expresado así sobre la propuesta del PSOE para reformar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) y acortar en una semana la campaña electoral y el plazo de 54 días desde que se convocan las elecciones hasta su celebración, para evitar así que unas hipotéticas terceras elecciones cayeran el día de Navidad.

Una reforma legal de este tipo, han indicado otras fuentes del Ejecutivo, requeriría un acuerdo político muy amplio que la respalde, y que debería incluir a más fuerzas políticas que las dos mayoritarias, PP y PSOE. El riesgo, han indicado las fuentes, es que alguna formación ve perjudicados sus intereses por una reducción de los plazos electorales que establece la ley y acuda al Tribunal Constitucional, por lo que la reforma debería contar con el mayor consenso posible.

Sáenz de Santamaría ha recalcado en cualquier caso que el hecho de estar en funciones impide al Ejecutivo la presentación de proyectos de ley, por lo que la iniciativa tendría que partir de otros grupos parlamentarios. "El Gobierno no puede presentar proyectos de ley pero no obstaculizará aquellos que sean buenos para el interés general", ha recalcado. En cualquier caso, Sáenz de Santamaría ha hecho hincapié en que unas terceras elecciones provocarían "un daño muy importante" a la "credibilidad" del sistema para los españoles y ha pedido no dar "por hecho" que "no hay otra solución".

EL PP: SE TOMARÁN MEDIDAS

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha confiado en que la investidura se desbloqueará, dado que unas terceras elecciones serían un "ridículo", pero en caso de no ser así ha dejado claro que "tomarán medidas" para acortar la campaña electoral y no tener que votar el día de Navidad (25D). En declaraciones a Catalunya Ràdio, el dirigente popular ha explicado que "confía" en que "algunos hayan reflexionado durante todo este tiempo, porque para eso están estas 48 horas, para dar paso a un gobierno y desbloquear la situación".

"No puede haber elecciones, no podemos hacer ese ridículo", ha enfatizado Hernando, que ha afirmado que el 25D "no iremos a votar sencillamente porque creo que esta situación se va a desbloquear. Y si no -ha añadido- tomaremos medidas porque, evidentemente, no nos parece que el día de Navidad sea una fecha razonable".

El portavoz popular se ha mostrado abierto a negociar con el PSOE aspectos como por ejemplo "cambiar y analizar la reforma laboral, porque se hizo en 2012 y podríamos revisarla", o revisar también "lo que haya funcionado bien de la Ley de Seguridad Ciudadana y modificar lo que haya que modificar".

Hernando ha lanzado por ello un mensaje al líder socialista, Pedro Sánchez: "A mí me daría vergüenza que escribieran un editorial en el New York Tomes para decirle que deje que haya un gobierno, cuando antes se lo ha dicho el Financial Times y se lo están diciendo todos los líderes europeos. Se vaya uno al país que se vaya de la UE no entienden lo que está haciendo el PSOE".

EL PSOE VE POSIBLE UNA REFORMA EXPRÉS PARA QUE LAS ELECCIONES NO SEAN EN NAVIDAD

Igualmente, la 'número dos' del PSOE por Madrid, Margarita Robles, considera posible una reforma exprés de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) para acortar la campaña electoral de quince a siete días y evitar así que unas hipotéticas terceras elecciones cayeran el día de Navidad. En declaraciones en el Congreso, Robles ha acusado al candidato del PP, Mariano Rajoy, de haber situado el debate de investidura esta semana para que esas futuras elecciones cayeran el 25 de diciembre y así poder culpar al PSOE de que los comicios sean en Navidad.

"Con sinceridad, cuando se fijó la fecha del 25 de diciembre se hizo con toda la intención y así poder culpabilizar al PSOE. Cuando ha visto que el PSOE va a proponer esa reforma de la ley electoral, si el PP se opone ahora, quedaría retratado", ha subrayado.

Según Robles, hay expertos en derecho constitucional y administrativo que creen viable esa reforma de la LOREG, que en cualquier caso debería aprobarse antes del 31 de octubre, fecha en la que quedarán disueltas las Cortes si la investidura de ningún candidato sale adelante en dos meses. "La reforma hay que estudiarla con calma", ha admitido la diputada del grupo socialista, que ha señalado las enormes "lagunas" del actual ordenamiento jurídico que, en el caso de los procesos electorales, tiene unos plazos "muy largos".

Por eso, se ha mostrado partidaria de que cuando la legislatura eche a andar se haga una reflexión profunda sobre una reforma de la Constitución en este sentido.

El instrumento para acortar la campaña electoral que apunta el PSOE sería una proposición de ley de reforma de la LOREG, presentada por uno o varios grupos parlamentarios del Congreso, que podría tramitarse en pocas semanas en ambas Cámaras siempre que exista un amplio consenso. No obstante, y antes de su debate, las proposiciones de ley deben ser enviadas al Gobierno, en este caso en funciones, para que muestre su conformidad o no con la tramitación, tal y como marca el artículo 126 del Reglamento del Congreso.