Díaz dice que se someterá a la investidura porque "nadie va a poner de rodillas" al PSOE-A

Edificio del Parlamento de Andalucía
Edificio del Parlamento de Andalucía

A la espera de los primeros contactos entre los partidos políticos andaluces tras las elecciones, las posturas empiezan a definirse. Este lunes Ciudadanos ha suavizado su mensaje y ha afirmado que la única ‘línea roja’ que contempla es que no gobierne el PSOE. El PP, por su parte, no renuncia a que presida la Junta su candidato, Juanma Moreno. Mientras que Susana Díaz ha dicho va a intentar someterse a la investidura y formar gobierno. El PSOE ha anunciado también que intentará impedir que Vox esté en la Mesa de Parlamento.

Díaz quiere ir a la investidura

La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, ha querido dejar claro este lunes que va a intentar someterse a la investidura y formar gobierno, advirtiendo de que al PSOE-A "nadie lo va a poner de rodillas". Así se ha pronunciado durante su intervención ante la primera reunión del Comité Director del PSOE-A, tras las elecciones autonómicas.

Díaz, que fue recibida por los presentes con un aplauso, ha dado las gracias al más del millón de andaluces que volvieron a depositar su confianza en el PSOE-A, que se ha vuelto a situar "como el partido de los andaluces".

"El PSOE-A siempre está a la altura de un territorio como el nuestro", ha indicado Díaz, quien ha señalado que lo que está claro y nadie puede negar es que este partido ganó las elecciones, aunque no con la amplitud suficiente que les hubiera gustado, algo que se ha podido deber bien a "errores propios" bien a circunstancias en "clave nacional que también afectaron", según ha señalado.

Ha agregado que la responsabilidad del PSOE-A es garantizar la "gobernabilidad" en esta comunidad y que, por ello, ella va a intentar someterse a la investidura y formar gobierno, tendiendo la mano a las fuerzas constitucionales, esto es, PP-A, Ciudadanos (Cs) y Adelante Andalucía.

Primer encuentro

Mientras, y en vísperas de su primer encuentro, la vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular, Marta González, ha avisado a Ciudadanos de que es "irrenunciable" que la Presidencia de la Junta de Andalucía sea para Juanma Moreno y ha defendido que en las negociaciones en Sevilla hablen de medidas, no de cargos.

Así se ha pronunciado tras la reunión del comité de dirección que ha presidido Pablo Casado, un día después de que Moreno y el candidato de Cs, Juan Marín, hayan cerrado su primer encuentro en el Parlamento andaluz. A esa cita acudirán también los secretarios generales de ambas formaciones, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas.

González ha señalado que los andaluces han "votado por el cambio" en Andalucía porque no quieren más gobiernos socialistas después de "casi 40 años de régimen" en esta comunidad. Es más, cree que los resultados de esos comicios "ratifican la necesidad de que Pedro Sánchez convoque elecciones cuanto antes".

También el vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP andaluz, Toni Martín, ha abogado para que Moreno presida la Junta porque "es lo que han dicho las urnas, lo demás son estrategias de despacho que no tienen ningún sentido y no van a ninguna parte". Martín ha hecho un llamamiento a "Juan Marín, Rivera y Ciudadanos para que apliquen la sensatez, el sentido común y el respeto a las urnas".

Línea roja de Ciudadanos al PSOE

Por su parte, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha rebajado las exigencias de su partido para negociar con el PP el cambio de gobierno en Andalucía al afirmar ahora que "la única línea roja" es que el PSOE no gobierne, aunque sigue defendiendo a su candidato, Juan Marín, como la mejor solución para la Junta.

El acuerdo de gobierno, que se empieza a negociar a partir de mañana, ya no pasa irrenunciablemente porque Marín sea el presidente andaluz, como aseguró el líder del partido, Albert Rivera, la semana pasada.

Villegas, en una rueda de prensa en la sede de Alcalá tras la reunión de la Ejecutiva permanente, cree que el candidato del PP, José Manuel Moreno Bonilla, no es la opción más adecuada, ya que acabará teniendo que dar explicaciones por la corrupción de su partido y esa, en su opinión, no es la mejor situación.

Impedir que VOX esté en la Mesa

Mientras, el PSOE-A ha anunciado este lunes que se pondrá en contacto esta misma semana con PP-A, Ciudadanos (Cs) y Adelante Andalucía para fijar reuniones con el objetivo de abordar el proceso de constitución del nuevo Parlamento andaluz, así como la investidura y el nuevo Gobierno autonómico.

"Vamos a ponernos en contacto con el resto de formaciones y veremos si dan lugar a reuniones", según ha manifestado en rueda de prensa el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien ha querido dejar claro que el PSOE-A, como partido más votado en las elecciones, tiene la obligación y responsabilidad de liderar el proceso de negociaciones de cara a la configuración de la nueva Cámara y a los procesos de investidura de la persona que ostentará la Presidencia de la Junta y de conformación del nuevo Ejecutivo.

El PSOE-A llamará a PP-A, Cs y Adelante Andalucía y, bajo ningún concepto a Vox, una formación de "ultraderecha" que tiene como objetivo "dinamitar" las instituciones autonómicas. De cara a la constitución del Parlamento, Juan Cornejo ha defendido que la Presidencia de la Cámara debe estar en manos del PSOE-A como partido con más escaños y ha advertido de que tratarán de impedir que Vox esté representado en la Mesa porque viene a "dinamitar las instituciones democráticas".