El PP coloca a Fernández Díaz al frente de la Comisión de Peticiones del Congreso

El PP impuso al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz como presidente de la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados, amparándose en que corresponde al grupo mayoritario de la Cámara decidir quien la dirige, sin necesidad de votación.

De esta forma, evita el veto de la mayoría de la oposición, que este martes rechazó que el exministro presidiera la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, que fue la primera propuesta que hicieron los populares.

Fuentes del PP explicaron que esta decisión está "amparada" totalmente por el Reglamento de la Cámara, que establece que la presidencia de la Comisión de Peticiones y la del Estatuto del Diputado corresponden al partido con mayor representación parlamentaria.

De esta forma, Fernández Díaz pasa a ocupar este puesto en sustitución de la diputada del PP por Pontevedra Pilar Rojo, que ya ha causado baja, según informó el partido liderado por Mariano Rajoy. El Grupo Parlamentario Popular registró un escrito ante la Mesa del Congreso haciendo constar su decisión.

"Al amparo de lo establecido en el artículo 40, en relación con el artículo 48, y en el artículo 40, en relación con el artículo 49.1 del Reglamento de la Cámara, comunica los siguientes ajustes en la distribución de diputados a las distintas comisiones: Jorge Fernández Díaz se incorpora a la Comisión de Peticiones en sustitución de Pilar Rojo", reza el texto.

El PP, con este escrito que firma el portavoz del partido en el Congreso, Rafael Hernando, se vale así del Reglamento para imponer a Fernández Díaz al frente de una comisión, después de que esta mañana se viese obligado a aplazar la elección de la vacante a la Presidencia de la de Exteriores por el rechazo que generó la propuesta entre los grupos de la oposición.

Los artículos 48 y 49 del Reglamento explican que la Comisión del Estatuto de los Diputados y de Peticiones estarán compuesta por un miembro de cada uno de los grupos parlamentarios y "tendrán un presidente, un vicepresidente y un secretario, que corresponderán, por su orden, a los representantes de los tres grupos parlamentarios de mayor importancia numérica al comienzo de la Legislatura".

La comisión que dirigirá Fernández Díaz tiene como funciones examinar "cada petición, individual o colectiva, que reciba el Congreso de los Diputados" y podrá acordar su remisión, según proceda, por conducto del presidente de la Cámara al Defensor del Pueblo, a la comisión que trate el asunto concreto, al Senado, al Gobierno, a los tribunales, comunidades, ayuntamientos o al organismo al que atañe.

El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz había avanzado que hablaría con el PP y con el grupo parlamentario para ponerse a su disposición, pues no quiere que su posible designación como presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores cause problema alguno a las filas populares.

"Estoy hablando con mi grupo parlamentario y estoy a lo que determine", ha afirmado Fernández Díaz en los pasillos del Congreso tras conocer el aplazamiento de la votación para que sea presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, algo que rechaza la oposición.

RECHAZADO PARA PRESIDIR LA COMISIÓN DE EXTERIORES

La Presidencia de la Comisión de Exteriores nunca había generado polémica entre los grupos, que se reparten los puestos de las diferentes comisiones al principio de la legislatura y jamás cuestionan el nombre elegido por cada partido. Pero esta vez el perfil de Fernández Díaz había levantado ampollas entre los partidos de la oposición por dos cuestiones que afectan directamente a su condición de parlamentario.

El exministro ha sido reprobado por el propio Congreso y la Cámara baja va a poner en marcha una comisión de investigación por el supuesto uso de medios del Ministerio del Interior para perseguir a rivales políticos.

Pese al rechazo que provocaba su nombramiento, el PSOE anunció ayer que no se opondría en la votación ni apoyaría tampoco a ningún otro candidato alternativo. Los socialistas -aseguraban- se limitarían a votar en blanco.

Un compromiso, expresado ayer por su portavoz, Antonio Hernando, que han roto esta misma mañana apenas unos minutos antes de la votación cuando la Gestora del PSOE ha amenazado al Gobierno con presentar un candidato alternativo, candidato que Ciudadanos estaba dispuesto a secundar.

El PP, que temía perder la votación, ha pedido entonces el aplazamiento, que los demás grupos han aceptado para dar tiempo a los 'populares' a replantearse la candidatura de Fernández Díaz.

Ante el veto en la Comisión de Exteriores, el PP ha amagado después, y sin éxito, con proponer su nombre para presidir la Comisión Mixta de Relaciones con el Tribunal de Cuentas que se constituía hoy, y que también ha quedado aplazada a petición de los 'populares'.

Un intento que también caerá en saco roto porque el PSOE ya adelantó que, si depende de ellos, Fernández Díaz no será presidente de ninguna comisión, ni de la Exteriores ni de ninguna otra.

Advertencia a la que se ha sumado Ciudadanos, que ha avisado de que estaba dispuesto a apoyar al candidato que presente el PSOE si el PP no retiraba su candidatura. "El PP es lo suficientemente mayorcito para ver la situación y las dificultades y, por tanto, intentar presentar una propuesta que salve esas dificultades", ha alertado su vicesecretario general, José Manuel Villegas.

Desde Unidos Podemos, Pablo Iglesias se ha mostrado orgulloso del trabajo de los diputados de su partido que han logrado que su oposición logre "frutos" y el PP sienta la "presión". Un exministro que para Podemos parece un "jarrón chino que nadie sabe dónde poner en casa".

También el portavoz del PDECat, Francesc Homs, ha calificado como "buena noticia" que el PP reconsidere la candidatura de Jorge Fernández Díaz pues demuestra que los populares ya no pueden seguir en "la lógica de la mayoría absoluta".

ERC también se ha sumado "al bloqueo permanente" a Fernández Díaz para presidir cualquier comisión del Congreso. "Habría sido una vergüenza que los mismos partidos que hace un mes reprobaron al ministro por su gestión al frente de Interior hoy le hubiesen votado como presidente de la comisión de Exteriores', ha denunciado la diputada republicana Ana Surra.

Ante tanta unanimidad en rechazar a Fernández Díaz, el portavoz del PP, Rafael Hernando, reconoció que su partido abriría un periodo de "reflexión" sobre su candidatura, periodo que se cierra con el nombramiento del exministro como presidente de la Comisión de Peticiones.

GARCÍA MARGALLO ELEGIDO PRESIDENTE DE LA COMISIÓN MIXTA DE SEGURIDAD NACIONAL

El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo ha sido elegido esta tarde presidente de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional.

Margallo ha sido elegido presidente de este órgano mixto que componen diputados y senadores, con 36 votos a su nombre frente a un solo voto en blanco.