PP y Ciudadanos critican a Sánchez que use la bandera mientras pacta con los que la rechazan

La decisión del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de presentar su candidatura a la presidencia del Gobierno delante de una gran bandera de España, ha suscitado los más diversos tipos de comentarios de los diferentes partidos políticos.

El primero en abrir el debate ha sido el propio Pedro Sánchez que a primera hora de la mañana declaraba en la Cadena SER que el objetivo que le llevó a pronunciar su discurso delante la bandera fue reivindicar que la enseña nacional es tan de su partido como del resto y ha señalado que la siente "como propia, sin exclusiones".

IDEA DE SÁNCHEZ

"No decimos que esa bandera no pueda pertenecer y sentirse por parte de otras opciones ideológicas, pero que es tan nuestra como del resto", ha asegurado Sánchez, quien subrayaba que son muchos los principios que unen a los españoles en torno a la enseña nacional, como "los valores constitucionales, de igualdad, de libertad, de justicia social".

La idea de mostrar la bandera fue del propio Sánchez, con el fin de resaltar el "patriotismo cívico" frente al "patriotismo institucional del PP y al caduco de Podemos", tal y como explicaron fuentes de su equipo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho que le parece bien que la bandera española la utilice quien lo considere oportuno y conveniente, pero ha advertido de que una cosa es esa y otra, como cree que ha hecho Pedro Sánchez, apoyar a grupos "populistas, extremistas y radicales".

En la conferencia de prensa con la que se ha cerrado la XXVIII cumbre hispano-portuguesa celebrada en Baiona (Pontevedra), Rajoy ha señalado que él y su partido usan la bandera española en los actos públicos con normalidad y con naturalidad porque es la que sienten y la que quieren.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido al PSOE "hechos, no banderas" y ha señalado que utilizar la bandera "no tiene que ser noticia" y, "si lo es, es porque algo habrá hecho mal el PSOE".

Rivera, que ha formalizado la presentación de su candidatura a las primarias del partido para encabezar la lista a las generales, ha recordado que lleva "ocho años en Cataluña aguantando" a los que le han criticado por hablar en castellano y por defender la bandera de España.

Así, ha recordado que su formación ha estado "ocho años y medio en Cataluña aguantando" críticas por utilizar esa enseña en su logotipo, junto a la catalana, o por hablar castellano en el Parlament. Tras recalcar que esas críticas provenían también del PSC y que hablaba "con conocimiento de causa", ha reclamado a Sánchez, "hechos" y "no sólo banderas".

"No se puede dar la Alcaldía de Valencia a un partido que tiene como primera medida de gobierno quitar la bandera española, que es lo que ha hecho Compromís o pactar con ERC, como ha hecho el PSC, con exigencias de que no ondee la bandera española en Cataluña", ha dicho.

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, ha criticado los "titubeos" del PSOE y ha considerado que "uno no puede estar a la vez en dos posiciones contradictorias". Errejón ha dicho que "hay quien cree que compitiendo por el tamaño de las banderas con el PP va a conseguir homologarse".

Al coordinador general de IU, Cayo Lara, la bandera que le importa es la de la "justicia social", más que el tamaño de la enseña nacional que exhibió el líder del PSOE, y lo que le preocupa es que en España haya cada vez "más sicavs, más elusión fiscal, más paraísos fiscales y más evasión de impuestos" con los que se dejan de financiar políticas sociales.

Otros líderes del PSOE se han pronunciado también al respecto, como la presidenta andaluza, Susana Díaz, que ha sostenido que la bandera de España se ha utilizado "demasiadas veces" por "unos contra otros", y ha subrayado que lo que "une" a los españoles "por encima de todo" es la Constitución.

La portavoz del PSC, Esther Niubó, ha restado importancia a este hecho y lo ha atribuido a la "normalidad" de una bandera constitucional que "no excluye a nadie".

Para el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, la bandera nacional simboliza la unidad, la solidaridad, la diversidad y todo lo que su partido quiere hacer en España, y que como "no es de nadie", tampoco "pertenece" a ninguna formación.

En las filas populares, la líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha dicho que Pedro Sánchez (PSOE) practica la "hipocresía" al no exhibir una bandera española en sus mítines en Cataluña. "No pudo coger una bandera más grande, ha ironizado, y le ha recomendado la lleve a Cataluña cada vez que vaya".

Por su parte, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha considerado que "ya era hora" de que el PSOE reivindicara la bandera de España y ha asegurado que esa escenografía empleada por Sánchez "por fin" acerca a España a los países occidentales y a líderes como Sarkozy y Hollande, en Francia; Cameron y Blair, en el Reino Unido, y todos los candidatos en EE.UU que siempre lucen la enseña de su país.

En esa misma línea se pronunciaba Joan Herrera, pero criticando el acto, ya que para el líder de ICV esa puesta en escena "totalmente americana" surge del "complejo" del PSOE frente al PP.