El PNV rechaza que se permita el voto a los "exiliados" vascos por la amenaza etarra

La derogación de la ley de partidos y la situación de los presos de ETA, ejes del cuentro Urkullu-Zapatero
La derogación de la ley de partidos y la situación de los presos de ETA, ejes del cuentro Urkullu-Zapatero

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, está en contra de que se pueda permitir el voto en las elecciones autonómicas vascas de los ciudadanos de esta comunidad que la abandonaron por la amenaza de ETA y que ahora residen en otras partes de España.

Urkullu hace estas consideraciones en su blog, donde este lunes publicó un artículo titulado "El derecho a voto". El dirigente nacionalista comenta el anuncio que ha hecho el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, en el sentido de que su partido estudiará en el Congreso que los "exiliados" vascos por la violencia etarra puedan votar en los comicios autonómicos. Este extremo podría ser decisivo en las elecciones de 2013, en las que podría darse una victoria de Bildu.

A este respecto, Urkullu, en este artículo recogido por Servimedia, señala que "hoy todas las personas que se fueron por temor al terror pueden regresar a una Euskadi en que la amenaza terrorista está en vías de desaparición".

Además, apunta que esta reivindicación del PP no es nueva, pero ve llamativo que se vuelva a plantear "con más fuerza que nunca justo en el momento en que tiene más 'tufillo de pretensión de mantenimiento artifiial'" de un lehendakari no nacionalista en el País Vasco, en referencia a Patxi López

"LÍNEA ROJA"

A su juicio, PP y PSE están valorando dar el voto a los "exiliados" vascos sobre la base de "una mayoría ficticia y engañosa en el Parlamento vasco", en referencia al hecho de que Patxi López sea lehendakari con los votos de socialistas y populares.

Según Urkullu, dar el voto a los "exiliados" vascos sería "incomprensible" en este momento, puesto que los partidos constitucionalistas "tienen en su mano todos los resortes institucionales" para facilitar la vuelta al País Vasco de los que quieran volver a residir en esta comunidad autónoma y poder así ejercer el derecho al voto.

El presidente peneuvista concluye que espera que socialistas y populares "calculen muy bien los pasos que de aquí en adelante" vayan a dar. A su juicio, en el pasado ya "se cruzó una línea roja" con la Ley de Partidos, norma que, según Urkullu, se utilizó "como herramienta al servicio de los intereses electorales del PP y del PSE".