El PNV no negociará sin la transferencia previa de las políticas de empleo

Zapatero: no es momento de negociaciones tácticas

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha anunciado que su partido no negociará los Presupuestos Generales del Estado para 2011 si previamente no se "ejecuta" la transferencia al País Vasco de las políticas activas de empleo.

En una entrada en su blog, Urkullu ha subrayado que "para hablar de 2011 primero hay que cerrar el acuerdo de 2010", que recogía que el PSOE informaría al PNV de las negociaciones para la transferencia de las políticas activas de empleo, un compromiso que venció ayer, 1 de septiembre. "Si se cumple el 10 pasaremos al 11; si no se cumple el 10, no pasaremos al 11", ha aseverado Urkullu, quien ha afirmado que el PNV es "contrario" a forzar un adelanto electoral "porque sí, por un 'quítate tú para ponerme yo'", y que es partidario de hacer frente a la crisis iniciando el año con un presupuesto aprobado.

El presidente del Euzkadi Buru Batzar (EBB) ha lamentado que desde el acuerdo presupuestario del pasado año su partido no ha recibido "ni un solo papel" sobre las negociaciones de la transferencia de las políticas activas de empleo entre los Gobiernos central y vasco.

EL PSOE Y EL PSE, CON LA "AYUDA" DEL PP, LOS QUE "VETA" ESA TRANSFERENCIA

En su opinión, el hecho de que no se produzca el traspaso ahora, una vez superado el acuerdo temporal con el PNV, evidencia que es el PSOE y el PSE, con la "ayuda" del PP, el que "veta" esa transferencia porque le da "vértigo" cumplir el Estatuto de Gernika y está "instalado" en el "café para todos", como si todas las autonomías fueran "iguales".

Urkullu ha criticado al PSE-EE y al lehendakari, Patxi López, por decir que vigilarán las negociaciones entre el PNV y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "El lehendakari López no quiere que el PNV llegue a acuerdo alguno con el presidente del Gobierno español porque ha llegado a la conclusión de que a él políticamente no le interesa", ha añadido.

El presidente del PNV ha considerado una "mezcla entre el esperpento y la desfachatez" que los socialistas y populares vascos califiquen de "chantaje" del PNV el exigir al Gobierno el cumplimiento del Estatuto de Gernika.

Urkullu ha calificado a López de "defensor de la centralidad" del Estado español por abogar por mantener la caja única de la Seguridad Social y le ha tachado de "lehendakari de saldo" por estar dispuesto a aceptar que la transferencia de las políticas activas de empleo se cuantifique en 315 millones de euros, frente a los más de 460 que demanda el PNV, "unas cifras que, según informaciones periodísticas, el propio Gobierno Zapatero ha aceptado", ha destacado el presidente del PNV.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desde Japón, donde hoy ha finalizado su gira asiática tras reunirse con el emperador Akihito, se ha referido a los Presupuestos. Dice que no es tiempo de negociaciones tácticas.