PNV y PSE pactan reformar el Estatuto y debatir sobre nación y derecho a decidir

Gobierno de coalición en el País Vasco entre el PNV y el Partido socialista. Los máximos órganos internos de ambos partidos ratifican el acuerdo. Nacionalistas y socialista volverán a compartir gobierno 18 años después, mientras que desde Ferraz, la gestora critica que no les hayan informado del pacto.

Un pacto en el que hay puntos polémicos, ya que el PNV y el PSE-EE han acordado que se proceda a la reforma del Estatuto de Gernika "respetando el ordenamiento jurídico", que debe contar con el máximo consenso posible y deberá ser refrendada por la sociedad vasca. En el acuerdo de Gobierno suscrito por ambas formaciones, se admite que se pueda debatir en el seno de una ponencia de autogobierno cuestiones como "el reconocimiento de Euskadi como nación", el derecho a decidir "y su ejercicio pactado en un marco de negociación y acuerdo" dentro de la legalidad.

En el texto jeltzales y socialistas también plantean que se pueda analizar la reforma de la Constitución para ampliar las potencialidades del autogobierno vasco y blindar el ámbito competencial vasco.

PNV y PSE-EE se comprometen a promover un proceso que culmine en "la necesaria actualización del pacto estatutario vasco", y para ello, se activará una ponencia específica. En este sentido, buscarán, "con el mayor consenso, una formulación abierta, pero concreta de bases y principios para la reforma y actualización del autogobierno".

Asimismo, la ponencia establecerá la fórmula o el procedimiento "más adecuado para la elaboración de un borrador de texto articulado que enuncie una Reforma del Estatuto de Gernika, respetando el ordenamiento jurídico", y que deberá ser redactado en el plazo de ocho meses desde su encomienda.

Además, será tramitada por el Parlamento Vasco como Proposición de Ley, "siguiendo las normas y procedimientos jurídico-legales vigentes y los establecidos en el Reglamento de la Cámara".

La Asamblea Nacional del PNV y el Comité Nacional del PSE-EE ratificarán este lunes por la tarde el acuerdo de Gobierno que jeltzales y socialistas han ultimado para gestionar Euskadi en los próximos cuatro años. De esta forma, Iñigo Urkullu será respaldado como lehendakari en la sesión de investidura, que se celebrará en el Parlamento vasco entre el 23 y 24 de noviembre, por un total de 37 parlamentarios, los que suman el partido dirigido por Andoni Ortuzar (28) y la formación liderada por Idoia Mendia (9).

TRES CONSEJERÍAS PARA EL PSE

La secretaria del PSE-EE, Idoia Mendia, ha asegurado que el pacto de Gobierno con el PNV permitirá poder "seguir viviendo juntos, respetando las singularidades en España", frente "a los que buscan la desconexión y frente al diálogo de sordos" en el que se encuentra Cataluña.

Durante su intervención en el comité nacional que los socialistas vascos han celebrado esta tarde para ratificar el acuerdo con los jeltzales, Mendia ha calificado de "histórico" el acuerdo para su partido y para Euskadi porque propiciará que se pueda construir "un proyecto plural para próximas décadas".

En este sentido, ha destacado que se trata de un pacto "amplio, transformador y progresista, que nace de la voluntad de acuerdo entre diferentes, una voluntad necesaria en un tiempo complejo como éste", en el que "Euskadi, igual que España, y muchas otras regiones de Europa y del mundo se encuentra en una encrucijada histórica".

Los socialistas dirigirán en el Gobierno Vasco las consejerías de Trabajo, Turismo y Vivienda, en un Ejecutivo que aumentará el número de departamentos respecto al actual de 8 áreas, han informado fuentes socialistas.

El acuerdo de gobierno entre el PNV y el PSE-EE, de unas 70 páginas, se divide en cuatro grandes áreas programáticas: la política económica y por el empleo, los servicios públicos como sanidad, educación y políticas sociales, el autogobierno y la paz y convivencia.

El reparto de carteras es similar al que ya mantienen en las diputaciones, aunque en este caso los socialistas no gestionarán Transportes, que sí tienen en los gobiernos forales.

Las áreas de Empleo ya las gestionan en Bizkaia y Álava, mientras que la de Turismo también está a cargo de los socialistas en Gipuzkoa y Álava.

Aunque se han decidido las tres carteras de los socialistas no están concretadas las materias que se integrarán en cada una de ellas, por ejemplo si se incorpora o no Justicia a Empleo, Medio Ambiente a Vivienda o Comercio y Consumo a Turismo.

PROCESO NEGOCIADOR

El proceso negociador comenzó poco después de la celebración de las elecciones autonómicas del 25 de septiembre y se ha prolongado hasta este fin de semana, en el que continúan los contactos. Esta última semana ha sido decisiva para encauzar las diferencias que se mantenían en el documento-base del pacto, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de las conversaciones.

El texto, que marca la hoja de ruta a seguir por el Ejecutivo en los próximos cuatro años, gira sobre cuatro ejes: reactivación económica y empleo, protección social, autogobierno y paz y convivencia.

FERRAZ Y LAS FEDERACIONES DEL PSOE VEN EL PACTO UN BUEN ACUERDO

La gestora del PSOE y diversas federaciones socialistas, como Andalucía, Navarra y el PSC, han considerado hoy positivo el pacto de gobierno entablado entre el PNV y el PSE al coincidir en que es "un buen acuerdo para España".

El portavoz de la gestora, el andaluz Mario Jiménez, ha afirmado que el acuerdo por el que los socialistas dirigirán tres consejerías, Trabajo, Turismo y Vivienda, es una "buena fórmula" y una "buena noticia para Euskadi y para España".

El número dos del PSOE andaluz ha restado importancia al comunicado que la gestora emitió ayer, domingo, reconociendo que no conocía el contenido del pacto ni su alcance, y ha remarcado que lo "importante" no es eso, sino que se haya alcanzado un acuerdo.

A los aplausos al pacto se ha unido el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, quien siempre mantuvo una estrecha relación con el PSE y con Mendia.

"Mi reconocimiento a los socialistas vascos. La responsabilidad que asumís es importante también para el país. Vuestra suerte es la de todos", ha afirmado en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, lo ha avalado también porque permite a los socialistas, ha dicho, "ser útiles a través del diálogo, la negociación y el pacto".

Según ha resaltado, "las experiencias previas" de colaboración "han sido buenas para los ciudadanos vascos y del conjunto del Estado".

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se ha limitado a manifestar que él no forma parte ni de la gestora ni del PSE. "Me parecen bien los gobiernos estables y con mirada progresista", ha puntualizado.

La presidenta de la Gestora de los socialistas gallegos, Pilar Cancela, ha mostrado igualmente en Twitter el respaldo a la decisión de los socialistas vascos "Todo el apoyo y la confianza. Vuestra fortaleza -ha escrito- es la nuestra".