Otegi visita a su familia en Elgoibar con permiso por la muerte de su suegra

Otegi permanece una hora en su casa de Elgoibar por el permiso concedido por la muerte de su suegra "Hoy, una hora en casa, después de cuatro años", afirma en Twitter

Arnaldo Otegi ha sido trasladado este domingo desde la cárcel de Zaballa (Alava) hasta su domicilio en Elgoibar (Guipúzcoa), en el que ha permanecido por espacio de algo más de una hora, en cumplimiento del permiso extraordinario concedido por Instituciones Penitenciarias para compartir con sus familiares el duelo por la muerte de su suegra.

En un tuit publicado en su cuenta en Twitter, el propio exdirigente de Batasuna, que acompaña el mensaje con una fotografía en la que aparece sonriente, anuncia: "Hoy, una hora en casa, después de cuatro años".

El líder de la izquierda abertzale ha llegado a su localidad alrededor de las nueve y media de la mañana, en un automóvil con los cristales tintados. Los agentes de paisano que le acompañaban han cubierto, junto Otegi, es escaso espacio que les separaba del portal de la vivienda.

En las cercanías del edificio se han situado otros coches de la Policía vasca, que han permanecido en el lugar hasta que el exdirigente de Batasuna ha abandonado la vivienda, más de una hora después. Otegi, totalmente ataviado de negro, ha sido introducido de nuevo en el vehículo que le ha desplazado hasta Elgoibar, sin tiempo a que su presencia haya sido percibida por un número significativo de vecinos.

FUNERAL

Aunque Otegi fue trasladado este pasado viernes a la cárcel alavesa desde la prisión de Logroño, en el que cumple condena, no asistió al funeral del su suegra, Julia Gorrotxategi, celebrado ese mismo día.

Estaba previsto que el recluso se acercara hasta su domicilio para poder compartir con su familia el duelo por el fallecimiento de la madre de su esposa. Sin embargo, tampoco acudió, este sábado, al acto de incineración.

Finalmente, en la mañana de este domingo, según ha asegurado el propio Otegi, ha permanecido por espacio de una hora en su casa, "después de cuatro años".

Otegi se encuentra en prisión desde octubre de 2009 al ser detenido en el marco de la operación Bateragune por la que fue condenado en 2012 por el Tribunal Supremo a seis años y medio de cárcel acusado de intentar reconstruir la cúpula de Batasuna "siguiendo las órdenes" de ETA. El exdirigente abertzale, que fue trasladado a la prisión de Logroño en mayo de 2010, permanecerá en prisión hasta abril de 2016.