Oriol Pujol abandona sus cargos en CiU al ser imputado por tráfico de influencias

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha imputado al secretario general de CDC, Oriol Pujol, por su presunta vinculación con la supuesta trama delictiva para la concesión irregular de estaciones de ITV en Cataluña, ha informado el alto tribunal. Lo ha decidido el TSJC --que es el competente para imputarlo por ser diputado y en consecuencia aforado-- después de haber recibido un informe del fiscal y una exposición razonada de la titular del Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona, Silvia López Mejía, que investiga el caso.

La Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Delincuencia Organizada pidió su imputación al entender que existen indicios de un delito de "tráfico de influencias" y participación en la trama junto con los otros imputados en el caso: el subdirector de Seguridad Industrial, Isidre Masalles, Josep Tous, y tres empresarios del sector de las ITV: Sergio Pastor, Sergio Alsina y Ricard Puignou.

La petición de la Fiscalía se produjo después de que un informe de la Agencia Tributaria que forma parte del sumario situase al único hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol que se ha dedicado a la política como "colaborador necesario" de la trama de las ITV.Según consta en el sumario, Oriol Pujol era "el hombre encargado de aportar influencia política" y de mediar para conseguir beneficios a este grupo de empresarios.

Alsina y la esposa de Pujol habían trabajado en la misma empresa, la consultora industrial Alta Partners, y los investigadores sospechan que ella pudo haber emitido presuntamente facturas falsas por conceptos genéricos.

"NO SOY NI COLABORADOR NI NECESARIO"

En julio del pasado año, tras salir a la luz el informe de Hacienda, Oriol Pujol defendió su inocencia en una comparecencia en el Parlament convocada para defender a su vez a su partido de las acusaciones de financiación irregular a través del Palau de la Música: "No soy ni colaborador ni necesario".

En el debate del Parlament del 27 de febrero sobre medidas anticorrupción, Pujol dijo que prefiere "ser injusto", incluso consigo mismo, que perjudicar el proceso hacia la consulta sobre Catalunya que defiende su formación.

Durante su discurso y cuando se refería a la forma de actuar ante un político imputado, pidió hacer un paréntesis para hablar de él ante su posible imputación por la trama de las ITV: "Uno debe saber que no debe molestar al proceso político que defiende".De esta forma ahondó en el posicionamiento que defendió el mismo día en que la Fiscalía pidió su imputación, cuando dijo que no iba a ser un estorbo para el proceso soberanista, dejando entrever que se apartará si se confirma su imputación.

DEJA EL LIDERAZGO DE CIU EN EL PARLAMENT Y LA SECRETARÍA DE CDC PERO MANTIENE SU ESCAÑO

El secretario general de CDC y líder de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, ha anunciado que delega sus funciones como presidente del grupo parlamentario y como secretario general para no entorpecer el proceso soberanista, pero seguirá siendo diputado y militante convergente, tras ser imputado por presunto tráfico de influencias, y ha reiterado su inocencia: "Ni he sido colaboración ni he sido necesario en una trama de corrupción".

Lo ha dicho este martes en la sede de CDC, en una rueda de prensa que ha convocado justo al saberse su imputación, decidida por la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por su presunta vinculación con la supuesta trama delictiva para la concesión irregular de estaciones de ITV en Catalunya.

Dice ser consciente de que Catalunya vive un momento de "altísima complejidad y profundo descrédito de la política y desconfianza hacia los políticos", lo que se añade a la complejidad del proceso hacia una consulta de autodeterminación.

DELEGA FUNCIONES

"Por estos dos hechos, ya anuncié que no habría nadie que obstaculizara el proceso", ha dicho el convergente durante la rueda de prensa, rodeado por Jordi Turull (asume la presidencia del grupo parlamentario), y Lluís Corominas y Josep Rull las funciones de partido.

En el debate del Parlament del 27 de febrero sobre medidas anticorrupción, dijo que prefiere "ser injusto", incluso consigo mismo, que perjudicar el proceso hacia la consulta sobre Catalunya que defiende su formación.