Once detenidos por yihadismo en municipios de Barcelona y Tarragona

Once detenidos por yihadismo en municipios de Barcelona y Tarragona

Los once detenidos en varias localidades de Cataluña por formar parte de una célula yihadista que pretendía atentar en esa comunidad declararán el próximo viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, han informado fuentes jurídicas. Los detenidos, entre ellos un menor de 17 años y una mujer, son cinco ciudadanos españoles -cuatro convertidos al islám, uno de ellos el presunto cabecilla-, cinco marroquíes y un paraguayo -también convertido-.

Los Mossos d'Esquadra trasladarán a los arrestados, diez hombres y una mujer, a Madrid para que comparezcan ante Pedraz, titular del juzgado central de instrucción de la Audiencia y que se encuentra esta semana en funciones de guardia. El magistrado decidirá si dejarlos en libertad o enviarlos a prisión, imputados, entre otros, de un delito de pertenencia a organización terrorista.

Los once detenidos, que supuestamente integraban una célula yihadista, han sido arrestados en las localidades barcelonesas de Terrassa, Sabadell y Sant Quirze del Vallès, así como en Valls (Tarragona).

Los detenidos en la operación, en la que también se han realizado 16 registros, estarían implicados en diversos delitos relacionados con el terrorismo yihadista, especialmente vinculado con las consignas de la organización terrorista Estado Islámico/DAESH.

FOTOS DE INSTITUCIONES EN CATALUÑA

La célula desarticulada tenía la intención de cometer un atentado en Cataluña, aunque ya no suponían ningún peligro porque llevaban trece meses controlados por la policía, ha explicado el conseller catalán de Interior, Ramon Espadaler.

Algunos de los once detenidos hoy tenían en sus móviles fotos de edificios de instituciones públicas de Barcelona, que podrían haber sido el objetivo de sus ataques, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Cabe la posibilidad de que algunos de esos objetivos hubieran sido edificios públicos que los yihadistas habían vigilado previamente.

El conseller catalán de Interior, Ramon Espadaler, ha asegurado que se trataba de una célula "operativa, con voluntad contrastada de atentar en Cataluña", que también se dedicaba a captar a jóvenes para radicalizarlos en el yihadismo, así como a enviarlos a combatir con el Estado Islámico en Siria e Irak.

El conseller ha subrayado que la voluntad "contrastada" y "explícita" de los detenidos de cometer un atentado no era una "amenaza genérica", sino que se había acreditado, previamente a la operación de hoy, su intención de perpetrar "acciones concretas", que podrían corresponder a esos edificios, que las fuentes no han concretado.

La célula, que se da por desarticulada, es responsable de haber enviado en diciembre pasado a combatir a Siria a tres jóvenes, que permanecen en prisión tras ser detenidos cuando se encontraban en Bulgaria, de camino a Siria, vía Turquía.

El grupo también había logrado enviar a Irak a otro combatiente, que está incorporado en las filas del Estado Islámico-DAESH.

En lo que va de año han sido detenidas una treintena de personas en España por su supuesta relación con el terrorismo yihadista en varias operaciones, entre las que destaca la que condujo el 13 de marzo al arresto de ocho presuntos miembros de una célula terrorista en Barcelona, Girona, Ciudad Real y Ávila. Todos los detenidos desde enero eran españoles, menos cinco que eran de origen marroquí.

EL MINISTRO DEL INTERIOR AVISA A NOUS CATALANS DE LOS RIESGO SDE CAPTAR MUSULMANES PARA SU CAUSA

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido hoy de los "riesgos e imprudencias" de la fundación Nous Catalans, vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), cuya finalidad es captar musulmanes para la causa del independentismo, una tarea "no recomendada ni prudente".

En declaraciones a los periodistas, el titular de Interior se ha referido a la fundación Nous Catalans, en castellano Nuevos Catalanes.Fernández Díaz ha explicado que esta entidad, presidida por Àngel Colom, tiene por finalidad captar a los musulmanes a la causa del independentismo."Teniendo en cuenta que en Cataluña hay medio millón de musulmanes se trata de una labor de proselitismo con finalidad independentista", ha continuado el ministro, para quien este objetivo es evidentemente "político" y tiene "riesgos e imprudencias anexas".

Como ejemplo, ha recordado la detención y expulsión de España en mayo de 2013 por promover el salafismo del ciudadano marroquí Noureddin Ziani, expresidente de la Unión de Centros Culturales Islámicos de Cataluña (UCCIC) y miembro Nous Catalans.

Sin embargo, Fernández Díaz ha querido dejar claro que "independentismo no es yihadismo en absoluto", pero también ha insistido en que con "esas cosas no se juega".