Navarro le dice a Chacón que no podrá ser candidata sin asumir la consulta catalana

Navarro le dice a Chacón que no podrá ser candidata sin asumir la consulta catalana

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha considerado hoy que la exministra de Defensa Carme Chacón no podrá volver a ser candidata de su partido en unas elecciones si no asume el derecho a decidir y, por tanto, la defensa de la celebración de una consulta pactada en Cataluña. La exministra Carme Chacón le ha replicado, que nunca se le ha pasado "por la cabeza" presentarse a unas elecciones con un programa electoral en el que no crea, en respuesta al aviso del líder de los socialistas catalanes para que acepte el derecho a decidir.

En una entrevista con Efe y preguntado sobre si apoyará a Chacón para que vuelva a ser candidata del PSC en las elecciones generales, el primer secretario del PSC, Pere Navarro ha afirmado: "Es evidente que el candidato que debamos elegir cuando toque tiene que aceptar y defender el programa electoral del PSC y nosotros estamos comprometidos con la defensa del derecho a decidir en una consulta como principio democrático".

Chacón, en declaraciones a Efe, ha subrayado que no quiere alimentar la polémica con Navarro, pero también ha dejado clara su posición a este respecto: "Nunca en la vida se me pasará por la cabeza presentarme a unas elecciones con un programa electoral en el que no crea", ha zanjado.

Pere Navarro había añadido en este sentido: "Ya veremos quién está mejor situado para cuando llegue el momento de elegir candidato, pero por supuesto tiene que ser alguien que acepte el programa y con él, el derecho a decidir".

Carme Chacón, por su parte hHa añadido que ella encabezó la lista por Barcelona en las elecciones generales de noviembre de 2011 con un programa que apostaba por el entendimiento entre Cataluña y el resto de España, y ese va a seguir siendo su compromiso.

Este cruce de declaraciones se produce después de que el pasado martes, en el pleno del Congreso en el que se discutían las propuestas de resolución derivadas del debate sobre el estado de la nación, Chacón se desmarcara de las instrucciones de Navarro para respaldar las iniciativas de CiU e ICV sobre la consulta soberanista.

Sus otros trece compañeros del PSC en la Cámara baja sí acataron las directrices de la dirección catalana y votaron a favor, pero Chacón optó por no participar en la votación y puso su escaño a disposición de Navarro.

"No voy a apoyar las resoluciones de los tres partidos que han iniciado un proceso de ruptura de Cataluña con España", dijo el martes, una idea en la que, según ha subrayado hoy, se sigue ratificando.

Carme Chacón y los otros 13 diputados del PSC fueron multados ayer con 600 euros por incumplir la disciplina de voto del grupo parlamentario socialista, la mayor sanción que se puede imponer.

NEGOCIACIÓN DEL NUEVO PROTOCOLO PSOE-PSC

Pere Navarro ha anunciado que, en la negociación del nuevo protocolo PSOE-PSC, pedirá que su partido vuelva a estar presente en la dirección del grupo socialista en el Congreso, tras la dimisión de José Zaragoza como secretario general adjunto, quien rompió la disciplina de voto el pasado martes junto a sus compañeros del PSC en el debate sobre el derecho a decidir.

Entre los 14 díscolos está Chacón, que se desmarcó de ambos partidos al no votar, pero Navarro desconoce "el objetivo" de la exministra con esta postura, aunque sí ha subrayado que "el objetivo del PSC no es liderar el PSOE", de manera que circunscribe la actitud de Chacón a una "cuestión personal".

La exministra de Defensa fue la cabeza de lista del PSC en las elecciones generales de 2011 y siempre ha sido considerada como uno de los mayores activos del partido, pero tras desmarcarse esta semana en el Congreso en un tema como la consulta, que centra el debate político en Cataluña, Navarro la ha invitado a que reflexione "en conciencia" si puede seguir defendiendo el programa del PSC.

De las afirmaciones de Navarro se deduce que los socialistas catalanes apuestan por una consulta en Cataluña que sea legal, vinculante y acordada con el Gobierno, de manera que, si Chacón no se aviene a aceptar este planteamiento, no podrá volver a ser candidata del PSC en unos comicios. La polémica votación del pasado martes, cuando el PSC se desmarcó del PSOE en el Congreso por primera vez en 35 años, no sólo tiene consecuencias en el futuro político de Chacón, sino que también acelerará la elaboración de un nuevo protocolo de relación entre los dos "partidos hermanos", un texto que el PSC reclama sin éxito desde hace más de un año a Alfredo Pérez-Rubalcaba.

QUE EL NUEVO PROTOCOLO SE ELABORE "RÁPIDAMENTE"

Por eso, una de las condiciones de Navarro en la futura negociación de sus relaciones con el PSOE es que el nuevo protocolo se elabore "rápidamente", para lo que prevé reunirse con Rubalcaba lo más pronto que sea posible. El texto debe contemplar dos aspectos clave para tener la firma del PSC: que este partido vuelva a tener, como en los últimos 35 años, un dirigente que le represente en la dirección del grupo socialista en el Congreso y que se le reconozca el voto autónomo en las cuestiones catalanas.

Esta última reclamación está sobre la mesa de Rubalcaba desde hace más de un año, cuando Navarro se comprometió a conseguir la llamada "voz propia" del PSC en el Congreso.Ante la falta de respuesta del PSOE, el PSC ejerció ese "voto autónomo" antes de que se lo reconociera el PSOE, por lo que ahora Navarro espera que el socialismo español acepte la discrepancia en algunos asuntos como algo natural.

SIN "UNIDAD DEL SOCIALISMO" SERÁ DIFÍCIL VOLVER A GOBERNAR

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, advierte a las voces del PSOE que piden romper con los socialistas catalanes que sin la "unidad del socialismo" los dos partidos no volverán a gobernar ni en España ni en Cataluña a corto plazo. "Poner en riesgo la unidad del socialismo en el conjunto del Estado y en Cataluña es condenar a este país a tener gobiernos de derechas por muchos años. Es condenar a sufrir el PP en el Gobierno de España y a que en Cataluña no haya una alternativa de izquierdas" al Gobierno de CiU, ha argumentado en declaraciones a los periodistas.

Collboni ha defendido que la renuncia de José Zaragoza a seguir en la dirección del grupo parlamentario del PSOE en el Congreso es "doblemente coherente", ya que siguió las indicaciones del PSC y rompió con la disciplina marcada por el PSOE en la votación sobre la consulta.

"ÚNICO DISCURSO EN LOS TEMAS DE ESTADO"

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, considera que la nueva relación que pasen a tener el PSOE y el PSC después de las discrepancias manifestadas en las últimas semanas por el derecho a decidir deben incluir que ambos partidos manifiesten un "único discurso en los asuntos de Estado".

"Ese nuevo modelo de relación debe permitir que los socialistas tengamos un único discurso en el conjunto del país en lo que tiene que ver con los asuntos de Estado. Eso es lo que me parece que tiene que ocurrir y estoy convencido de que es justamente lo que va a ocurrir", ha explicado durante su intervención en un desayuno informativo del Foro Nueva Economía en Madrid.

PSOE Y PSC TRABAJARÁN DESDE EL LUNES PARA "SEGUIR JUNTOS EN LA DIVERSIDAD"

La secretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha dicho hoy que su partido y el PSC trabajarán "desde la semana que viene" en "restablecer un nuevo marco de relaciones" para "seguir juntos en la diversidad" y ha descartado que de momento se vaya a sustituir a José Zaragoza en el grupo socialista.

En declaraciones a los periodistas tras asistir al desayuno informativo del presidente asturiano, Javier Fernández, en el Nuevo Economía Fórum, Valenciano se ha referido a la dimisión de Zaragoza (PSC) como secretario general adjunto del grupo socialista en el Congreso y ha subrayado que Cataluña y España "necesitan un PSOE fuerte y un PSC fuerte, fuertes y unidos, como siempre han estado".

Ha destacado que trabajarán "inmediatamente" para que ese marco de relación esté "listo lo antes posible" desde la "voluntad firme de seguir juntos", y ha añadido que la sanción aplicada a los 14 diputados del PSC que rompieron la disciplina de voto el martes en el debate sobre el derecho a decidir es la máxima -600 euros- como corresponde a una "votación de la máxima importancia".

Valenciano ha insistido en que PSOE y PSC trabajarán en estar "unidos en la diversidad", antes de apostillar: "Quedan pocos puentes de diálogo entre Cataluña y España y precisamente el PSOE y el PSC son uno de esos puentes que todavía quedan"."Nosotros no vamos a volar ese puente", ha asegurado la dirigente socialista, quien ha señalado que ambos partidos trabajarán desde la semana que viene "en ambas direcciones" para tener ese marco de relación "listo lo antes posible" porque Cataluña y España "necesitan que el PSC y el PSOE sigan juntos".

Se trata, ha continuado, de restablecer "un clima que dé fortaleza al PSC y al PSOE porque España y Cataluña necesitan que exista ese puente de diálogo, trabajo y conversación y de momento lo garantizan" ambas formaciones políticas.Ha descartado que se vaya a sustituir a José Zaragoza como secretario general adjunto del grupo socialista en el Congreso y ha vuelto a insistir: "Vamos a trabajar con el PSC para restablecer ese marco que todos deseamos que se solucione inmediatamente".