Nace un bebé en plena travesía en patera entre Marruecos y España

Una mujer ha dado a luz la pasada tarde en la patera en la que viaja junto a otros 37 ocupantes en las cercanías de la Isla de Alborán, donde la embarcación fue interceptada por miembros del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo. En la expedición viajaban en total trece mujeres de las que siete estaban embarazadas.

El bebé nacido este domingo en una patera interceptada en la costa de Motril (Granada) con otros 35 inmigrantes a bordo se encuentra en buen estado de salud y permanece ingresado junto a su madre, que también está bien, en el Hospital Santa Ana de este municipio costero.

La niña ha pesado 3,680 kilogramos y, aunque llegó al centro hospitalario con algo de hipotermia, ya está totalmente recuperada, por lo que no ha sido necesario introducirla en una incubadora o someterle a algún tratamiento especial, según ha informado la ginecóloga que la está tratando, Isabel Moreno Navarro.

Por su parte, la madre presenta un poco de anemia. El domingo ingresó en el hospital bastante cansada y deshidratada por las condiciones en que se produjo el parto, en plena travesía, aunque ya ha sido sometida a una revisión médica y se encuentra bien, por lo que ya puede dar el pecho a su retoño. De acuerdo al protocolo establecido para estos casos, madre e hija permanecerán ingresadas un par de días más, momento en que previsiblemente quedarán en manos de Cruz Roja Española.

Según han informado fuentes de Salvamento Marítimo la embarcación neumática en la que viajaban 38 inmigrantes, de los que 19 son varones, 13 mujeres y 6 menores de corta edad, tuvo que detenerse en las cercanías de la isla de Alborán ante los fuertes dolores de parto que tenía una de las ocupantes.

La mujer, con la ayuda de otras compañeras, pudo dar a luz en la embarcación, que se encontraba parada en una playa de Alborán. Unos minutos más tarde llegaban al lugar militares del destacamento en esta isla para ayudarles.

Militares que, según narraba Enrique Garberí, de Salvamento Marítimo, "le entregaron al bebé y a la madre, tres cuartos de hora después de nacer, para que los trasladará hasta el puerto de Motril (Granada), junto al resto de los inmigrantes, a bordo de la embarcación de Salvamento Mmrítimo "Hamal".

Durante todo el recorrido, de unas dos horas, un Guardia Civil llevó pegado a su pecho a la recién nacida, dándole calor y protegiéndola del intenso frío y ante la imposibilidad que lo hiciera la madre.

Según relató a Efe Carlos Puche, el agente que protegió con su cuerpo al bebé, se "sentía tranquilo cada vez que lo escuchaba llorar, ya que era señal de que estaba vivo".

Tanto el bebé como la madre fueron atendidos por la Cruz Roja nada más llegar hasta la dársena motrileña, para posteriormente ser trasladados al Hospital Santa Ana de Motril donde madre e hijo han quedado ingresados.

En la expedición viajaban en total trece mujeres de las que siete estaban embarazadas, todas ellas han recibido atención médica por parte de la Cruz Roja, no descartando que alguna de ellas sea trasladada al Hospital en las próximas horas para que les hagan una revisión médica.

El resto de los inmigrantes han sido puestos a disposición de la Policía Nacional en el centro de acogida Temporal que dispone en el Puerto de Motril, donde permanecerán hasta que sean enviados a un centro de internamiento.

Tanto Salvamento Marítimo y como miembros del Servicio Marítimo de la Guardia Civil fueron al rescate de la embarcación después de que una persona de forma anónima, sobre las tres de la tarde, llamara desde Marruecos avisando de la salida de la embarcación esa misma mañana.