Multitudinarias marchas pacíficas en las pricipales capitales españolas

"Indignados" de Barcelona toman el relevo

75.000 'indignados', según datos del Ayuntamiento de Barcelona, y 260.000, según los organizadores, han protagonizado este domingo una marcha pacífica por el centro de Barcelona bajo el lema 'La calle es nuestra, no pagaremos la crisis' para reivindicar un nuevo modelo político, económico y social.

La protesta, que ha comenzado en plaza Catalunya, ha transcurrido por Via Laietana y Marquès de l'Argentera, para culminar en Pla de Palau y no frente al Parc de la Ciutadella, donde este miércoles se produjeron incidentes violentos en el intento de bloqueo al Parlament.

De forma lúdica y festiva con timbales y cánticos, los concentrados han portado pancartas y han coreado lemas contra la clase política y el capitalismo como 'No nos representan', 'La crisis que la paguen los capitalistas', 'El dinero del banquero, para el obrero' y 'Hoy la democracia está en la calle', entre otras.

Uno de los cánticos más repetidos ha sido el que pedía la dimisión del conseller de Interior, Felip Puig, y, en menor medida, la del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

La marcha, secundada por numerosos jóvenes, pero también personas de todas las edades, incluso ancianos y bebés, ha discurrido de una forma pacífica, a la vez que reivindicativa, y sólo se han vivido momentos de tensión cuando un pequeño grupo de disidentes ha increpado a dos agentes de los Mossos d'Esquadra vestidos de paisano.

Organizadores ataviados con chalecos antirreflectantes amarillos han reducido al pequeño grupo, que no llegaba a la decena, al grito de 'No a la violencia', y han escoltado a los agentes hasta los furgones de la policía catalana, donde se han refugiado.

El movimiento ha querido evitar hechos similares a los del Parlament, por lo que ha desplegado un dispositivo de seguridad propio, similar al organizado durante la celebración de la Champions del FC Barcelona en Canaletes, que evitó brotes violentos.

La organización había hecho un llamamiento desde las redes sociales a "sumarse a la revolución pacífica" y había previsto que "si alguien se pone violento, la consigna es sentarse en el suelo y levantar las manos".

Los Mossos d'Esquadra han movilizado un fuerte control policial, que ha esperado la marcha a las puertas del parque de la Ciutadella, donde la mitad de furgones se han marchado.

Una vez acabada la protesta, se han producido tensiones entre los manifestantes que querían acceder al parque y los que buscaban impedir la entrada para evitar posibles incidentes dentro del recinto.

Finalmente se han abierto las puertas del parque y la cabecera de la marcha se ha ido dispersando por el recinto, mientras de la plaza Catalunya seguía saliendo gente en la cola de la manifestación.

DE BARRIOS A MUNICIPIOS

La marcha se ha canalizado a través de las asambleas de los barrios, después de que la organización del movimiento decidiera dejar de acampar y dividir el trabajo en la ciudad.

A las secciones de los barrios se han unido movimientos de otros municipios, como Badalona, Castelldefels y Esplugues de Llobregat, que se han sumado a la marcha.

En Tarragona, Lleida y Girona también se han sucedido manifestaciones fruto del conocido como movimiento 15M, y precisamente este domingo los acampados de Girona han empezado a levantar el campamento con el compromiso de recoger las tiendas de campaña antes de esta noche y el resto de cosas, antes del martes.

Miles de indignados claman en Valencia contra la corrupción en clima festivo

Varios miles de personas han iniciado esta tarde una manifestación en señal de protesta contra el denominado pacto del euro, la corrupción política y los recortes sociales, convocados por el movimiento 15 M y secundado por Democracia Real Ya.

En sus primeros compases, la marcha tiene un marcado carácter festivo, con bailes, grupos de humor, gigantes y cabezudos, zancudos y grupos disfrazados, entre ellos jóvenes con pañales para demostrar cómo les ha dejado el sistema financiero internacional.

La manifestación ha partido a las 18:45 horas desde la plaza del Ayuntamiento de Valencia y tiene previsto recorrer el perímetro del casco histórico de la ciudad, para finalizar en la calle Colón, frente a la sede de la delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana.

Los manifestantes han ido convergiendo hasta la plaza del Ayuntamiento desde varias columnas que, unas horas antes, habían partido de los barrios periféricos de la ciudad, de localidades del área metropolitana e incluso de diferentes poblaciones de la provincia.

Cerca de un millar de personas se manifiestan en la Plaza Mayor de Salamanca

Cerca de un millar de personas se han concentrado hoy en la Plaza Mayor de Salamanca convocados por el movimiento de "Indignados" del "15M", en una manifestación pacífica.

Los concentrados, la mayor parte de ellos jóvenes, han portado pancartas con lemas como "Indignados sí, violentos no" o "Contra la tiranía del euro".

Representantes del movimiento han explicado a los medios de comunicación que seguirán haciendo "acciones de estas características y otras hasta que logremos que algo cambie en esta sociedad".

Además, se han desmarcado de los actos violentos protagonizados por algunos jóvenes radicales en los últimos días "con los que no compartimos nada", han asegurado.

Grupo de disidentes provoca momentos de tensión en Barcelona

Un reducido grupo de disidentes ha provocado pasadas las 18.15 horas de la tarde de este domingo momentos de tensión en la manifestación de 'indignados' de Barcelona al supuestamente descubrir a dos agentes de los Mossos d'Esquadra vestidos de 'paisano' en la marcha, según ha podido comprobar Europa Press.

Los jóvenes, algunos disfrazados con pelucas de payaso, han empezado a increpar a los supuestos agentes, cuando organizadores de la marcha han reducido al grito de 'No a la violencia' a los disidentes y han acompañado a los dos hombres a otra zona, ante el silbido de una multitud de presentes.

Los jóvenes organizadores portaban chalecos amarillos con el lema escrito 'No a la violencia', y han actuado para garantizar el tono pacífico de la movilización.

El intento de boicoteo de la marcha se ha producido en la cabeza de la manifestación, cuando ésta llegaba a su fin a la altura de Pla de Palau, donde se han sucedido carrerillas que no han ido a más.

Varios miles de personas recorren calles de Sevilla en la protesta del 15-M

Varios miles de personas participan esta tarde en la manifestación del movimiento de los "indignados" del 15-M, que están recorriendo las calles de Sevilla tras una pancarta en la que se lee "No hay democracia, gobiernan los mercados. No al Pacto del Euro".

La marcha, que ha salido con media hora de retraso desde la sevillana Plaza de España y acabará en la céntrica Plaza de la Encarnación, se desarrolla en medio de un ambiente festivo y pacífico, con una discreta vigilancia de la Policía Nacional y de la Local, sin que en los primeros momentos se haya registrado ningún incidente.

Los manifestantes están coreando consignas ya habituales del movimiento del 15-M, como "No hay pan para tanto chorizo" o "la crisis que la paguen los capitalistas".

Los primeros grupos de manifestantes están formados por unos jóvenes que portan un ataúd en el que se lee "Democracia, descansa en paz", mientras unas jóvenes vestidas de plañideras van simulando gritos de duelo.

En Granada, unas 18.000 personas, según la Policía Local y los convocantes, han comenzado el recorrido de la manifestación convocada por los "indignados", bajo el lema "No somos mercancía en manos de políticos y banqueros, indígnate".

En un ambiente tranquilo y festivo, en la marcha participan grupos de distintos pueblos granadinos y de los distritos de la capital como la zona Norte, cuyos manifestantes se han trasladado desde su barrio con una pancarta portada por parados de larga duración y que reza: "Que sea delito dejar a una familia sin recursos".

La Policía Nacional ha reforzado los dispositivos de seguridad previstos con un subgrupo de la Unidad de Intervención Policial desplazado desde Málaga, al coincidir el final de la protesta con el comienzo en el centro de la ciudad de la celebración por el ascenso del Granada CF a Primera División y a la que tienen previsto unirse grupos de manifestantes al ser aficionados del club granadino.

En Córdoba, unas 4.000 personas, según la Policía Local, se han manifestado entre la plaza de la Corredera y el Bulevar del Gran Capitán, en una marcha pacífica donde han reivindicado que el movimiento del 15-M "no puede parar" y en contra del Pacto del Euro, mientras que en Almería más de 2.000 personas han secundado, sin incidentes, el llamamiento de los convocantes.

Miles de "indignados" protestan en Euskadi de forma festiva y ruidosa

Miles de personas han expresado hoy en Bilbao, Vitoria y San Sebastián su indignación, de una forma pacífica, festiva y ruidosa, porque se les haga pagar una crisis económica que no han provocado y que consideran que es responsabilidad de los políticos y los financieros.

En Bilbao, a la manifestación convocada por el movimiento 15-M de Bilbao han asistido, según estimaciones de sus organizadores, unas 8.000 personas que han recorrido la Gran Vía bilbaína hasta el Ayuntamiento de Bilbao para concluir ante el lugar de la acampada en la Plaza de Arriaga.

La marcha de la capital vizcaína, al igual que las de Vitoria y San Sebastián, ha transcurrido en todo momento en un ambiente relajado y bullicioso.

Tanto el departamento de Interior del Gobierno Vasco como las policías locales han declinado dar cifras sobre el número de participantes en las distintas marchas.

A la protesta han acudido personas de distintas edades y condición entre quienes se podían observar la típica estética de los jóvenes "alternativos" junto a parejas de jóvenes con sus hijos pequeños en carritos y personas de edad avanzada junto a cuadrillas de adolescentes que se interrogaban sobre su futuro.

Todos ellos, sin distinción, han coreado y cantado animosamente a lo largo de todo el trayecto las consignas que han hecho célebre al movimiento de los "indignados" surgido el pasado 15 de mayo, como "no falta dinero, sobran ladrones", "lo llaman democracia y no lo es", "que no nos representan, que no que no", "Los Borbones, a los tiburones" y "no es una crisis es una estafa".

Al llegar a distintos edificios oficiales como el del Gobierno Vasco, la Delegación del Ministerio de Hacienda, la Diputación Foral, el Ayuntamiento de Bilbao y oficinales centrales de los bancos Santander y BBVA, los manifestantes se detuvieron e hicieron breves sentadas con las manos en alto mientras cantaban "manos arriba, esto es un atraco".

En la plaza del Arriaga, cuatro portavoces del movimiento han leído un manifiesto en el que, entre cosas, critican que "el modelo político y económico actual es excluyente y explotador" y aseguran que "debe ser sustituido por alternativas basadas en la igualdad, la dignidad y el respeto".

En su declaración los "indignados" de Bilbao recuerdan a los cargos políticos que "no son más que representantes el pueblo al servicio del bien común y, especialmente, de las personas que sufren las consecuencias económicas y sociales y medioambientales de este sistema injusto".

Censuran también que mientras los ciudadanos se manifiestan hoy en las calles, "la clase política y económica europea acuerda recortes en la protección social, rebajas en los salarios, flexibilizaciones en beneficio de los dueños del capital, privatizaciones de los servicios públicos y más precarización del empleo".

Miles de indignados recorren las dos capitales de Canarias

Miles de indignados recorren hoy las calles de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife convocados por el movimiento 15 M para protestar por el pacto del euro, y lo hacen de modo festivo y sin incidentes.

Los organizadores de las protestas han cifrado en unas diez mil las personas que recorren las calles de la capital grancanaria, mientras que no se han facilitado datos de la tinerfeña, y en ambos casos las manifestaciones están encabezadas por una pancarta con el lema "No al pacto del euro. Europa para los ciudadanos, no para los mercados".

En las manifestaciones participan personas de todas las edades, desde niños hasta abuelos, y transcurren en un tono festivo y con consignas como "No nos representan", "No nos mires, únete" y "no hay pan para tanto chorizo.

En Las Palmas de Gran Canaria los manifestantes salieron del Parque de San Telmo hacia las 18:00 horas y está previsto que terminen pasadas las 19:30, hora local, en la plaza de la Presidencia del Gobierno de Canarias.

Fuentes de la organización indicaron que la convocatoria de huelga general anunciada en Madrid será una cuestión que se tratará en las asambleas de la semana próxima.

En Santa Cruz de Tenerife la manifestación partió de la plaza Weyler en torno a las 18:20 horas y está previsto que termine en la Plaza de España