Los Mossos admiten que hubo una comunicación con la Policía belga sobre el imán de Ripoll

Los Mossos d'Esquadra mantuvieron una comunicación "no oficial" con la policía belga que les consultó si tenían información del imán de Ripoll (Gerona) Abdelbaki Es Satty, considerado presunto cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), y se limitaron a contestar que no tenían datos, han puntualizado a Europa Press fuentes de la Consejería de Interior de la Generalitat.

En un principio la Consejería dijo que no se había recibido ninguna petición de las autoridades belgas sobre datos de Es Satty, que murió en la explosión de una casa en Alcanar (Tarragona) donde presuntamente se estaban preparando explosivos.

Según precisan ahora las citadas fuentes, hubo un contacto --que en ningún caso fue una alerta o aviso-- por email de manera informal hace más de un año entre un policía belga y un mando de la Comisaría General de Información de los Mossos, y la respuesta que dio el policía catalán fue que no tenían ninguna información sobre Es Satty.

Este miércoles, el Ministerio del Interior afirmó no haber recibido ninguna petición por parte de Bélgica sobre el imán y según fuentes de la lucha antiterrorista, ni la Policía Nacional, ni la Guardia Civil tienen constancia de haber recibido ninguna pregunta de Bélgica sobre el citado imán.

El alcalde de Vilvoorde, Hans Bonte, reiteró este miércoles sus afirmaciones de que la Policía de este municipio belga contactó con la Policía de Barcelona una vez que tuvo conocimiento del comportamiento sospechoso del imán Es Satty.

"Lo confirmo", dijo Bonte en declaraciones a Europa Press. Además, el alcalde de Vilvoorde detalló que la pregunta fue formulada por la Policía de Vilvoorde-Malechen a la "policía barcelonesa".

INTERIOR DICE QUE EL MANDO DE MOSSOS RECIBIÓ PETICIÓN INFORMAL SOBRE EL IMÁN

La consellería de Interior ha afirmado hoy que un mando de los Mossos d'Esquadra recibió de forma informal una petición de información por correo electrónico sobre el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki es Satty por parte de un policía de Vilvoorde (Bélgica) a quien había conocido en unas jornadas.

Según han confirmado fuentes del departamento de Interior de la Generalitat, un agente de la policía de Vilvoorde remitió en marzo de 2016 un correo electrónico a un mando de la comisaría general de información de los Mossos d'Esquadra con quien había coincidido en unas jornadas hace unos dos años, preguntándole si tenían datos sobre el imán, que había pedido trabajo en esa localidad belga.

El jefe de la Unidad de Análisis Estratégicos de los Mossos d'Esquadra efectuó una búsqueda en la base de datos de la policía catalana, en la que no constaba ninguna referencia sobre el imán, supuesto cerebro de la célula que la semana pasada atentó en la Rambla de Barcelona y en Cambrils (Barcelona).

Por este motivo, en su respuesta a la policía de Vilvoorde, que Interior sostiene que no se llevó a cabo a través de ningún canal oficial, el mando de información de los Mossos especificó que no les constaba nada de El Satty en su base de datos. No obstante, en el correo electrónico de respuesta, el mosso sí detalló que había una persona con el mismo apellido que el imán, Mustafa es Satty, que había sido investigado en 2006 en una operación contra el yihadismo en 2006 en una mezquita de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

Según la consellería de Interior, esta petición de información se mantuvo por canales informales, ya que la solicitud y entrega de datos oficiales por parte de los Mossos a policías de otros países se debe canalizar a través del Estado.

EL GOVERN ASEGURA NO HUBO NINGUNA COMUNICACIÓN "OFICIAL" QUE AVISARA A MOSSOS

Por su parte, el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha asegurado que "no ha habido ninguna comunicación oficial" desde Bélgica que advirtiera a los Mossos d'Esquadra acerca de Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll y cerebro de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, al ser preguntado sobre estas informaciones, Turull ha insistido: "La conselleria de Interior lo ha dicho una y otra vez: no ha habido comunicación oficial que advirtiera de estas cosas que se están publicando". "Acabas leyendo que si un policía belga le dijo en un congreso a un policía de no sé qué cuerpo... eso no es serio. Aquí la información no puede ir en base a casualidades de tertulia de café. Lo que me dicen desde (la conselleria de) Interior es que comunicación oficial no ha habido en ningún momento", ha señalado.

Turull ha cargado contra las "intoxicaciones" y la "oleada mediática que intenta desmerecer la brillante actuación posterior de los Mossos, insinuando cosas que son absolutamente falsas. La envidia tiene estas cosas", ha sugerido el conseller, que ha calificado de "miserable" que se haya intentado mezclar desde algunos sectores los atentados con el proceso soberanista.