Montoro: "No va a haber referéndum porque no hay presupuesto"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho hoy que la Generalitat no ha gastado, hasta ahora, recursos públicos para organizar el referéndum del 1 de 0ctubre, según lo certifican cada semana las comunicaciones que recibe del Govern catalán, pero ha advertido de que, si lo hacen, se suspenderá el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Montoro ha dejado claro que "no habrá referéndum porque no hay presupuesto" y ha valorado que los funcionarios "están cumpliendo la legalidad" al emitir las certificaciones semanales sobre los gastos realizados, que garantizan que no hay ninguna partida destinada al desafío soberanista.

Montoro ha dado estas explicaciones en la Comisión de Hacienda del Congreso tras aprobarse el jueves pasado su comparecencia en la Diputación Permanente, para informar sobre el anuncio en julio de un mayor control sobre el FLA en Cataluña, con el objetivo de evitar que el dinero público lo pueda emplear la Generalitat en la celebración del referéndum.

A esta afirmación, el diputado del PDeCAT Antoni Postius le ha respondido que, si la Generalitat no ha gastado ni un euro, es porque "todavía no hay marco legal". Y ese marco legal llegará la próxima semana cuando el Parlament, según ha avanzado el diputado del PDeCAT, apruebe la ley del Referéndum y la de Transitoriedad Jurídica.

Montoro ha sido tajante al advertir de que el Gobierno "no dudará en aplicar todos los elementos" a su alcance para que el presupuesto público no se destine a usos ilegales.

EL SECESIONISMO PONE EN RIESGO LA SALIDA DE LA CRISIS

El titular de Hacienda también ha comentado que "las políticas secesionistas" están amenazando la recuperación económica en Cataluña y en el resto de España. Y ha recordado que, desde hace dos años, las actitudes políticas de la Generalitat encendieron "muchas luces rojas" en materia económica y ya entonces "hubo que tomar medidas".

Para Montoro, que las agencias bajaran la calificación de la deuda en Cataluña a bono basura cuando es la comunidad que más aporta al PIB, menos paro tiene y mejor situación económica "no se explica si no es por la situación interna".

"Y ante eso -ha proseguido- el Gobierno no puede estar de brazos cruzados" y hay que evitar que el dinero público vaya a gastos para la independencia", porque las consecuencias las sufrirán los trabajadores, pensionistas, funcionarios y el conjunto de la sociedad.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, afirmó este jueves que los servicios públicos en Cataluña "no están en riesgo" porque el Estado es su "garante".

Montoro rechazó que estas medidas sean una "agresión" a los servicios públicos. "Es todo lo contrario, lo que pretendemos es garantizar que los servicios públicos funciones correctamente en Cataluña y que no se pone en riesgo el equilibrio presupuestario y la sostenibilidad financiera", dijo. "Es nuestra obligación y nunca la vamos a eludir", dijo el ministro, quien agregó que el Estado es "garante de que todos los ciudadanos tenga acceso" a los servicios públicos y que éstos "se puedan prestar porque hay financiación y porque no se ponen en peligro por determinadas decisiones políticas de un Gobierno autonómico".

De esta manera, subrayó que "los servicios públicos de Cataluña no está en peligro", como tampoco lo está el pago de las facturas a los proveedores que prestan los mismos. La razón, aseguró, porque "el Estado es el garante de esos servicios públicos".

El titular de Hacienda reiteró, como ha hecho el Gobierno en los últimos meses, que se quiere garantizar que "ni un euro" de dinero público "vaya destinado a financiar partidas presupuestaria de la Generalitat declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional ni a decisiones que pongan en riesgo los objetivos de estabilidad que con tanto esfuerzo estamos consiguiendo en España".

CASI 70.000 MILLONES

Montoro recordó que Cataluña ha recibido del Estado 69.278 millones de euros entre 2012 y 2017 a través de los distintos mecanismos extraordinarios puestos en marcha para hacer frente a las dificultades de liquidez de algunas comunidades autónomas.

Estos más de 60.000 millones de euros en cinco años suponen el 30% del total recibido por todas las comunidades autónomas (234.800 millones). Entre los mecanismos impulsados por el Gobierno se encuentran, por ejemplo, el Fondo de Liquidez Autonómica o el Plan de Pago a Proveedores.

El ministro señaló a la luz de estos datos, quienes "acusan al Gobierno de agresión" a los servicios públicos "se coloca en el paso siguiente a la demagogia".

Además, el responsable de Hacienda expuso que más de 23.000 millones de euros han ido directamente a pagar a proveedores, y que con estos recursos se han hecho frente al abono de casi 1,6 millones de facturas.

A todo ello se une, señaló Montoro, que la Generalitat ha ahorrado 9.979,8 millones gracias a que se ha podido financiar a través del Estado, ya que el acceso a los mercados los tiene cerrados.