Montoro asegura que "no habrá ninguna subida del IVA" tras las elecciones del 25M

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado este jueves durante la sesión de control al Gobierno celebrada en el Pleno del Congreso que "no habrá ninguna subida del IVA" tras las elecciones autonómicas del próximo 25 de marzo como, según ha criticado, había augurado el candidato socialista a la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.

"Para su tranquilidad, la de todos los andaluces y de todos los españoles, tras el 25 de marzo no habrá subida del IVA, y lo que hace falta es que en Andalucía haya un Gobierno comprometido con la corrección de los objetivos de déficit público, porque ésa es la manera de sostener los servicios públicos", ha dicho Montoro, afeando así a Griñán que votara en contra de los límites autonómicos del déficit para este ejercicio en la Comisión de Política Fiscal y Financiera de la semana pasada.

Además, ha defendido que lo "razonable" y "conveniente para generar confianza y credibilidad ante los inversores y acceder normalmente a los mercados y al endeudamiento bancario" es continuar por esta vía.

NO PERJUDICAR EL CRECIMIENTO

Posteriormente, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha descartado tambien la posibilidad de subir el IVA, el IRPF y los Impuestos Especiales. Así lo ha señalado Montoro durante su intervención en el 'Foro ABC-Deloitte', donde ha explicado que hay cierto margen dentro de los impuestos, aunque la intención del Gobierno es ser "lo más neutral posible" y no perjudicar el crecimiento ni empeorar los problemas de recaudación.

Montoro ha recordado que el Gobierno ya subió los impuestos, aunque de forma temporal, y ha garantizado que no hará uso de subidas "inequitativas y enormemente perjudiciales" para la salida de la crisis económica. En este sentido, ha asegurado que la crisis ha generado demasiada pérdida de confianza y que ahora no se va a perder más subiendo de nuevo los impuestos ni bajando los gastos que afectan a las "capas más débiles" de la sociedad.

Montoro ha recordado que éste era el mensaje del Partido Popular ya en campaña electoral y es el que lanza el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en cada comparecencia. "Forma parte del criterio elemental y sustancial", ha señalado, tras asegurar que lo seguirán cumpliendo.

En concreto, preguntado por una posible subida de los Impuestos Especiales, Montoro se ha limitado a decir que no tomarán decisiones que puedan mermar el consumo y agudicen más la caída de recaudación.

Sobre los cambios en el IVA para que las empresas realicen el pago efectivo del impuesto cuando cobren la factura, el ministro ha dicho que este plan empezará afectando al sector público, del que más información se tiene, y después se generalizará.

En cualquier caso, Montoro ha resaltado la necesidad de cumplir el nuevo objetivo de déficit, una cifra que no impone Bruselas, y que era necesario porque el 4,4% del anterior programa de estabilidad "no tenía sentido" y habría agudizado aún más la recesión. "Sería muy negativo para España y para Europa", ha dicho Montoro, tras asegurar que España no tiene "ningún complejo" de cara a los socios europeos, porque todos saben que el país está comprometido con el déficit. "Es lo que nos conviene", ha añadido.

A su parecer, el "problema de España" es que ha tratado de superar la crisis con más déficit y deuda, un "error de manual" que hay que corregir para garantizar la vuelta al crecimiento económico y el empleo.

AMENAZAS DEL GOBIERNO

Por su parte, el socialista Javier Barrero, que había preguntado al ministro si consideraba "razonable" el reparto de reducción del déficit decidido por el Gobierno, ha replicado que Andalucía "no dijo 'no' a la estabilidad presupuestaria sino al reparto" porque el PSOE tiene "una sensibilidad especial para defender y garantizar los derechos sociales" frente a las "actitudes amenazantes del Gobierno".

En este punto, ha citado unas palabras del ministro de Economía, Luis de Guindos, recogidas por el Financial Timas a principios de enero en las que "amenazaba al estado del bienestar" con una "degradación" de los derechos sociales con la crisis como coartada. "Y nos preocupa que, en esa línea, se esté empezando a hablar de copago en Galicia o Cataluña", ha zanjado, reclamando como ayer hizo Alfredo Pérez Rubalcaba un "debate nacional para garantizar unos mínimos indispensables del estado de bienestar" tras los recortes.