Montoro: a ninguna Comunidad "le conviene" pedir una flexibilización del déficit

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, aseguró hoy en el "Fórum Europa. Tribuna Andalucía" que a ninguna comunidad autónoma, a ningún ayuntamiento, "le conviene pedir que se le flexibilice el déficit", porque lo que "hace es un flaco favor a su reputación ante los mercados y ante los inversores".

Montoro afirmó en el citado acto informativo, organizado en Málaga por Nueva Economía Fórum, que "no hay ninguna relajación" en términos del objetivo del déficit público, al tiempo que se mostró convencido de que este martes, cuando se celebrará el Consejo de Política Fiscal y Financiera, "las comunidades autónomas van a decir que sí, que vamos a estar todos en el mismo carro y en la misma orientación".

"Estoy seguro que mañana en ese Consejo de Política Fiscal y Financiera ninguna comunidad autónoma, formalmente, va a pedirme que relaje el objetivo del déficit, porque ni le conviene a esa comunidad autónoma ni le conviene al conjunto de España", insistió. Respecto al objetivó que plantear mañana a la comunidades autónomas, será del 1,5 por ciento.

Añadió, en este sentido, que "ahora la necesidad es adecuar los presupuestos autonómicos al objetivo del déficit público común que se deriva a su vez de un escenario económico de recesión". "A nadie le conviene aparecer como el que está pidiendo una relajación del objetivo del déficit", zanjó.

Asimismo, el ministro de Hacienda manifestó que "desde el minuto uno" el Gobierno está compartiendo "el esfuerzo" con las comunidades autónomas, al tiempo que señaló que quienes tienen que ser más transparentes en el pago a proveedores "son los que tienen que estar más comprometidos con la consecución, con la corrección de su déficit público".

CUENTAS TRANSPARENTES

Por ello, añadió que la solvencia de las comunidades autónomas, de los ayuntamientos, "está en la transparencia de las cuentas y está realmente en la anulación de esa cola de proveedores" y no está en "relajar más o menos o discutir más o menos el objetivo del déficit público".

"El Gobierno de España no va abandonar a nadie en esa carrera, vamos a estar con nuestras comunidades autónomas y con nuestras corporaciones locales", aseveró. "Que nadie entienda la exigencia que nos tenemos que aplicar, porque nos conviene a todos para recuperar el crecimiento económico y la creación de empleo, con dejar a alguien tirado en esa carrera".

Por otro lado, Montoro señaló que se va a reducir el déficit público "no porque no los exija Bruselas, no porque nos lo exija el Fondo Monetario Internacional (FMI), no porque nos los exijan los mercados", sino porque "es requisito para poder financiar el crecimiento económico y la creación de empleo".

"Necesitamos hacer esa política para, efectivamente, poner en marcha el crecimiento económico del país", aseveró. Por ello, añadió que "tenemos que hacer reformas, reformas profundas y reformas de los grandes servicios públicos de nuestro país y tenemos que hacer reformas que coordinen institucionalmente a nuestras administraciones".

Aseguró, al respecto, que son reformas, en definitiva, que hagan que el Gobierno en sus diferentes estamentos, en las administraciones, "sea fiable y esté comprometido con el desarrollo de la evolución de la salida de nuestro país de esta crisis".

El ministro de Hacienda recordó que este martes se celebrará el Consejo de Política Fiscal y Financiera y el próximo miércoles el Consejo Nacional de Admistración Local, que, según apuntó, tienen un doble planteamiento: "precisar, comprometer el objetivo del déficit público para el año 2012 y el segundo objetivo es el de desarrollar la operación del plan de proveedores".

PAGO A PROVEEDORES

Sobre el plan del proveedores, señaló que "es una operación económica, la más importante de la historia reciente de nuestro país". Explicó, al respecto, que "el Gobierno, poniendo el aval del Estado, va a promover el pago de 35.000 millones de euros destinados a los proveedores de nuestras administraciones territoriales, comunidades autónomas y corporaciones locales".

Para Montoro, el pago significa que miles de pequeñas y medianas empresas y autónomos "van a recibir un ingreso en un año muy difícil, como es el año 2012", por lo que "van a pasar de ser empresas acreedoras a a ser empresas que tienen disposición de acometer nuevos proyectos de inversión".

Por último, insistió en que España "no es un país intervenido, España es un país soberano que está tomando sus decisión en materia de política presupuestaria, relativa a ingresos y relativas a gasto público a la evolución de ese gasto público".

Montoro reitera que el Gobierno "no tiene intención" de subir impuestos "porque nos sumiría en más recesión" Asegura que en los planes del Ejecutivo no está implantar tasas ni incrementar el IVA al turismo ya que "sería un desestímulo"

NO A OTRA SUBIDA DE IMPUESTOS

El ministro ha insistido en que el Gobierno "no tiene intención" de subir impuestos ni tasas y ha asegurado que esto "nos sumiría en más recesión".

Según Montoro, el subir impuestos o tomar decisiones relativas a tasas "que agudicen la caída de actividad económica nos sumiría en más recesión". "No hay tal proyecto, sino que seguimos trabajando en identificar otras potencialidades de ingresos tributarios como la lucha contra el fraude", ha sostenido.

En este punto ha admitido que en esto "hay bastante por aflorar" y que si se recuperaran esos ingresos para la Hacienda Pública "podríamos financiar mejor nuestros servicios públicos y la recuperación del crecimiento económico".

Igualmente, respecto a la economía sumergida, ha abogado por "perseguirla en sus formulaciones más dañinas y estimular su afloramiento a través de incentivos". El ministro de Hacienda ha manifestado que se hará de modo que las pequeñas y medianas empresas y los autónomos que tienen regularizada su situación de ventas y emisión de facturas "se beneficien de compromisos fiscales relativos al IVA".

De esta manera, esas ventajas fiscales serán "cada vez mayores frente a los que prefieren una economía sumergida que perseguiremos y sancionaremos con mayor rigor".

IMPUESTO AL TURISMO

En este mismo sentido, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha asegurado que no habrá ni más tasas ni una subida del IVA al sector turístico y ha indicado que a esta industria "hay que estimularla y ofrecerle cada vez más un producto de mayor calidad pero no se puede llevar adelante con más tasas e impuestos sino todo lo contrario".

Una de las "grandes desventajas" de una posible subida del IVA "es que es muy perjudicial para la actividad turística", y ha incidido en que España es "un país muy turístico, que tiene una gran importancia y si lo subimos, que es lo que algunos socios pretenden, yo perjudico mi capacidad de competir en un área económica que es esencial".

"No está en los planes incrementarlo ni crear tasas", ha reiterado, al tiempo que ha añadido que de lo que se trata es de tener más turismo: "hay quien lo hace --crear tasas-- pero desde luego en el plan del Gobierno no está implantar esos desestímulos a una actividad que tenemos que favorecer".

PRIVATIZACIONES

Respecto a posibles privatizaciones, el ministro ha manifestado que actualmente el Gobierno "no tiene empresas estratégicas en términos de actividad económica" para llevar a cabo este tipo de medidas. "Sí las tenía en los años 90 y salieron muy bien", ha dicho, en referencia a las que se realizaron en Telefónica, Repsol, Endesa, Iberia o Argentaria, "pero no se hicieron para hacer caja sino para cambiar la estructura de nuestra economía".

Las privatizaciones, ha asegurado, "no reducen el déficit publico, que es el problema de España, sino que son para incrementar la competencia en los sectores estratégicos", sectores que ahora "no tenemos". Además, ha abogado por abrir las infraestructuras a la iniciativa privada "porque dinamizará la inversión".