Miles de personas se concentran a favor de que Cataluña siga unida a España

Decenas de miles de personas se han concentrado hoy en Barcelona, con motivo del Día de la Hispanidad y a menos de un mes de la fecha de la consulta soberanista suspendida por el Constitucional, para reivindicar la Cataluña "sin complejos" que no quiere "renunciar" a ser española.

Convocados por la plataforma contraria a la independencia Societat Civil Catalana y con el apoyo de los dirigentes del PPC, Ciutadans y UPyD, la manifestación ha transcurrido en la céntrica Plaza de Catalunya, donde según cifras de la Guardia Urbana, se han reunido 38.000 personas.

Una cantidad algo mayor de la del año pasado, cuando la manifestación convocada en el mismo lugar por la plataforma 'Som Catalunya, somos España' reunió a 30.000 personas, según la policía municipal, mientras que la organización lo elevó a 160.000 personas y la Delegación del Gobierno lo situó en 105.000. Este año ni la nueva entidad organizadora de la concentración ni la Delegación han ofrecido datos.

Con el lema "12 d'octubre, l'Espanya de tots" (12 de octubre, la España de todos), SCC ha reivindicando la Cataluña "sin complejos" que no quiere renunciar a España y ha pedido abandonar "debates absurdos" y que "el desafío a la legalidad llegue a su fin", tras haber logrado que Barcelona fuera hoy "la capital sentimental de España".

Así lo ha exclamado el presidente de SCC, Josep Ramon Bosch, en su discurso de conclusión de un acto en el que han ondeado banderas catalanas y españolas, precisamente el mismo día en que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado estar dispuesto a dar vigencia a los "puentes de diálogo" en el debate catalán.

En este sentido, Bosch ha opinado que el "debate más dramático" que puede darse en una sociedad es querer que se parta un país, por lo que ha advertido: "Alzamos nuestra voz para decir claro que los catalanes no pensamos renunciar a la España de todos".

"Nuestro deseo es que esta división llegue a su final, la amenaza de ruptura cese, el desafío a la legalidad termine y las diferentes propuestas vuelvan a discutirse en el marco de la convivencia", ha aseverado el máximo dirigente de SCC, que también ha pedido apreciar la diversidad "como riqueza y no como problema".

El carácter festivo ha teñido una concentración amenizada desde las 11.00 horas con música y carpas con una muestra gastronómica de diversas regiones españolas, y que ha finalizado dos horas y media después con el himno de España.

Pero el ambiente cívico también ha tenido momentos para la reivindicación y la protesta contra el actual Govern y los partidos soberanistas, como algunas pancartas en las que se decía "Pujol y Mas roban de más", "El sueño más reaccionario, repetir el falso pasado" o "No más fronteras, ni Mas ni Junqueras".

Se han podido escuchar también cánticos como "España unida, jamás será vencida", "Cataluña es España", "Yo soy español" y "Mas dimisión", aunque también ha destacado la proclama "Inteligencia" coreada por toda la plaza, imitando el "Independencia" soberanista.

Además de las intervenciones de varios dirigentes de la plataforma, también se ha cedido el protagonismo a varios representantes de la sociedad civil y del mundo de la cultura, en un discurso bautizado como "12 voces por la España de todos".

Ante la posible asistencia de grupos de extrema derecha, la organización ha vigilado la entrada de personas con banderas o símbolos preconstitucionales, prohibiendo su acceso a la plaza.

Muchos simpatizantes del PPC han asistido con camisetas azules con el último lema de los populares ("Los catalanes somos gente legal").

Con la consulta soberanista en el horizonte próximo, PPC, C's y UPyD han cargado contra el president Artur Mas, al que han reclamado que convoque elecciones anticipadas ante su "fracaso" en el Govern.

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha pedido a Mas que "escuche a la Cataluña plural" que "reivindica su sentimiento catalán y español", y le ha avisado de que su único "adversario" es "él mismo" porque ha perdido el "sentido común".

Por su parte, el líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha abogado por la "reconciliación" entre los catalanes y ha avisado a Mas de que el "juego se ha acabado", en referencia a la consulta del 9N.

Desde UPyD, el diputado en el Congreso Toni Cantó ha cargado contra Mas por hurtar "el derecho a decidir de todos los españoles" y le ha reclamado "más sentido común y democracia".

Lejos del ambiente sin incidentes que ha presidido el acto, SCC ha denunciado un ataque vandálico a uno de sus autocares en Lleida por parte de una decena de encapuchados, que han subido al vehículo profiriendo gritos de "fascistas" y posteriormente han lanzado piedras desde el exterior. Por su parte, TV3 ha lamentado haber recibido el lanzamiento de algunos huevos durante su trabajo informativo.