Miles de estudiantes se manifiestan por varias ciudades con cortes de tráfico y concentraciones

Miles de alumnos de secundaria y universitarios han faltado hoy a clase y se han manifestado contra los recortes educativos en una jornada de movilización en las principales ciudades del país marcada por los incidentes en Barcelona, con varios detenidos, cargas policiales y quema de contenedores.

La Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (Pudup) había convocado para hoy huelga general en las ocho universidades públicas de Cataluña.

La mañana había comenzado en la capital catalana con cortes de tráfico efectuados por alumnos y personal de la Universidad Autónoma en la AP-7 y la B-30 y la estación ferroviaria de Bellaterra, que causaron retenciones y retraso de trenes.

Un centenar de universitarios irrumpieron en los estudios locales de la SER y leyeron un comunicado reivindicativo través de los micrófonos de Ona FM. Unas 60.000 personas, según los organizadores, y 25.000, según la Guardia Urbana, han participado en la manifestación del mediodía por el centro de la ciudad.

ANARQUÍA DE LOS MANIFESTANTES

La policía autonómica ha cargado contra los manifestantes que habían roto a pedradas los cristales de un banco junto a la Bolsa, en el Paseo de Gracia, y habían arrojado contra los agentes antidisturbios que protegían el edificio bursátil una lluvia de huevos, globos con pintura, botellas y otros objetos.

La intervención policial los ha alejado hacia la calle Diputación, donde un grupo ha ocupado el Rectorado de la Universidad de Barcelona (UB), que estaba cerrada. El equipo de gobierno de la UB ha rechazado "de manera unánime y contundente" cualquier violencia y ha interpuesto una denuncia por daños en su patrimonio.

En la confluencia con la calle Balmes, grupos dispersos de alborotadores, algunos encapuchados, han volcado y prendido fuego a varios contenedores, que han alcanzado a un vehículo estacionado. Las fuerzas policiales han cargado de nuevo, han disparado salvas y han detenido a varias personas. Al menos otra ha sido arrestada en la plaza de España, cuando varias personas arrojaban piedras contra el cordón policial que protege el Congreso Mundial de Móviles.

EN MADRID MÁS PACÍFICOS

Por el contrario, alrededor de 1.500 jóvenes han participado sin incidentes en las dos manifestaciones de Madrid, con la presencia del líder de IU, Cayo Lara, y acompañados por un fuerte despliegue policial.

Una estaba convocada por el movimiento de alumnos de las universidades públicas "Tomalafacultad" y la Asamblea Interinstitutos; y la otra, por el Sindicato de Estudiantes (SE). Los manifestantes han coincidido enfrente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, donde se han concentrado durante media hora, para proseguir hasta la Puerta del Sol.

Han podido escucharse lemas como "Somos estudiantes, no delincuentes", "¡Valencia, escucha, Madrid está en la lucha!" o "Todos somos el Lluis Vives", en referencia al instituto valenciano origen de las protestas y las cargas policiales de la semana pasada.

En la Puerta del Sol, el secretario general del SE, Tohil Delgado, ha dicho que se había vuelto a demostrar que los jóvenes son "pacíficos", al dar por terminada la manifestación.

"La represión no nos va a frenar; si siguen con los ataques volveremos a la calle con huelgas de estudiantes y profesores contra la derecha", ha advertido Delgado. Estudiantes de todas las universidades públicas de Madrid tienen previsto encerrarse esta noche en la Facultad de Filosofía de la Complutense.

EN VALENCIA 5.000

Unos 5.000 estudiantes, según la Policía Local, se han manifestado en Valencia en defensa de la educación pública y "de calidad". La huelga estudiantil en la Comunidad Valenciana ha tenido un seguimiento del 40 por ciento en los centros de secundaria públicos y concertados, según la Consejería de Educación.

Los manifestantes reclamaban también la dimisión de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, por la intervención policial de la semana pasada.

También ha habido manifestaciones, concentraciones y encierros, según los casos, de estudiantes de secundaria y universitarios, con distinto nivel de participación, en Gerona, Tarragona, Castellón, Alicante, Zaragoza, Oviedo, Valladolid, Burgos, Palencia, Cáceres, Palma, Oviedo, Málaga y varias localidades gallegas.