Miles de ciudadanos salen a la calle en 60 ciudades contra la reforma laboral

Miles de ciudadanos salen a la calle en 60 ciudades contra la reforma laboral

Miles de ciudadanos han secundado la convocatoria de CCOO y UGT y han salido a la calle este mediodía en 60 ciudades españolas para protestar por la reforma laboral y el ataque del Gobierno a los servicios públicos.

Pasadas las 12.00 horas, arrancaba la marcha en Madrid desde la Plaza de Neptuno, encabezada por los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, quienes han advertido, en rueda de prensa antes del inicio, de que la reforma va a provocar una regresión social de manera permanente.

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han llamado hoy a la participación en la huelga general del 29 de marzo y han reiterado al Gobierno que si se sienta a negociar puede desactivar la convocatoria.

Así lo han asegurado en sus discursos en la Puerta de Alcalá, donde ha finalizado la manifestación convocada en Madrid contra la reforma laboral.

Según Méndez, el Ejecutivo tiene que corregir en profundidad la reforma para evitar la huelga general.

Además, para alentar la participación de los ciudadanos en la cita del 29 de marzo, Méndez ha dicho que "solo hay que tener miedo al propio miedo".

En este sentido, Toxo ha advertido al Gobierno de que no se puede asustar a la gente, "porque con la reforma laboral lo que se pretende es reducir el precio del trabajo y empobrecer a las personas".

El líder de CCOO ha avisado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que tenga cuidado con su negativa a negociar y rectificar porque en Italia y Grecia sus gobernantes perdieron el crédito de la ciudadanía y han acabado regidos por tecnócratas.

Por su parte, el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, ha advertido a los empresarios de la región de que van a estar vigilantes para que los trabajadores madrileños puedan ejercer su derecho a la huelga el 29M.

De la reforma laboral Méndez y Toxo han insistido en que es regresiva y que su único objetivo es abaratar el despido.

Méndez ha aprovechado para advertir a la "gente de buena fe" de que los recortes laborales y sociales van a ser para "siempre" y de que cuando acabe la crisis no se van a recuperar los derechos laborales.

En su opinión, el Ejecutivo está haciendo un "aprovechamiento inmoral" de la crisis para aplicar duros ajustes y para calificar de privilegiados a los fijos, aunque cuando habla de parados los convierten en vagos y consentidos que hay que enviar a Laponia.

Cuando hablan de jóvenes les consideran el "enemigo" y a los sindicatos de parásitos, ha añadido Méndez, que ha recordado el caso de los estudiantes valencianos.

Las intervenciones de los dirigentes sindicales se han producido tras una marcha reivindicativa que ha recorrido sin incidentes el Paseo del Prado y que ha finalizado en la Puerta de Alcalá.

Según José Ricardo Martínez, han participado más de medio millón de personas, cifra que la Policía Municipal ha situado en 30.000.

En cuanto a la participación global en las 60 manifestaciones convocadas por UGT y CCOO en toda España, Toxo la ha cifrado en más de un millón y medio de personas.

Acompasado por el ruido de tambores y pitos, los manifestantes han exhibido pancartas en las que se leía: "rompéis el pacto social", "El PPatronal roba mi pan", "Recortes completos a reyes y clero", "Pueblo manso buen esclavo", "PP ayer guerra de Irak, hoy guerra social" o "Guántamo laboral, no".

Entre los asistentes había una delegación del PSOE, que encabezaba la portavoz parlamentaria Soraya Rodríguez, y otra de IU con su coordinador general Cayo Lara.

A mitad del recorrido se han concentrado representantes del 15M que han gritado que CCOO y UGT no les representan, les han afeado el que tengan en sus filas a liberados y que reciban subvenciones, y han gritado "PSOE y PP la misma mierda es".

MASIVA ASISTENCIA

CC.OO. y UGT han asegurado que más de 500.000 personas han secundado la manifestación contra la reforma laboral en Madrid, la primera tras el anuncio de huelga general el próximo 29 de marzo.

La afluencia de ciudadanos en la manifestación ha obligado a la cabecera, en la que marchan los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, a retrasar su llegada a la Puerta de Alcalá, dónde está situado el escenario desde el que se dirigirán a los manifestantes.

Como ya ocurriera en la manifestación del pasado 19 de febrero, la cabecera se ha quedado bloqueada a la altura del Paseo del Prado, por lo que miembros de la organización han pedido a los asistentes por megafonía que abrieran un pasillo para permitir su acceso al escenario.

Los manifestantes, en su mayoría portando banderas correspondientes a los sindicatos convocantes y sembrando de color rojo la movilización portaban pancartas con mensajes como 'Sin pan, sin paz' o 'Reforma laboral, violencia legal'.

Además, durante la marcha se han escuchado pitos y petardos, así como cánticos contra la reforma laboral: 'Hace falta ya una reforma empresarial' o 'Huelga general'. Los lemas más combativos los lanzaron los miembros del Colectivo de Jóvenes Comunistas (CJC), quienes llegaron a decir que 'Si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra'.

Asimismo, a la manifestación acudieron el coordinador general de IU, Cayo Lara, y la portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez. Como en la última movilización, miembros del Bloke Krítiko del 15-M y de CGT han increpado a su paso a los líderes sindicales al grito de 'No nos representan'.

OTRAS MANIFESTACIONES

En Barcelona, miles de personas recorren el centro de la ciudad bajo el lema "Ni reforma laboral, ni recortes", una protesta que encabezan los líderes de CCOO, UGT y USOC de Cataluña, Joan Carles Gallego, Josep Maria Álvarez y Antonia Gil, respectivamente, y en la que también participan representantes de PSC, ERC e ICV.

La manifestación, que comenzó a las 12.30 horas en la confluencia de Paseo de Gracia con la calle Mallorca, transcurre en ambiente festivo y reivindicativo con gritos de "resistiré las reformas del PP", "lo llaman crisis, pero es capitalismo" y "huelga general, huelga general".

Multitudinaria también es la marcha que recorre las calles del centro de Valencia desde poco antes del mediodía, pues se ha convocado media hora antes que en el resto de España para no coincidir con la preparación de la "mascletá" de las Fallas.

Este hecho ha llevado, además, a la subdelegación del Gobierno a modificar el itinerario inicial alegando motivos de seguridad, aunque para los sindicatos esta actuación ha pretendido "desmovilizar" a los manifestantes.

A las 11:50, ha partido desde la plaza de San Agustín, encabezada por los principales dirigentes de ambos sindicatos, que llevan una pancarta en la que se puede leer "Quieren acabar con todo, con los derechos laborales y sociales. 29M, huelga general".

En Sevilla, miles de personas se han concentrado en la zona de la ronda histórica denominada Puerta de Carmona, para marchar hasta la Plaza de España.

En la manifestación, que también ha sido convocada en las otras siete capitales de provincia andaluzas, participan los líderes regionales de CCOO y UGT, Francisco Carbonero y Manuel Pastrana, respectivamente.

Cientos de personas han secundado en Bilbao el acto de protesta, que ha arrancando desde la Gran Vía pasadas las 12.30 horas, con una pancarta en blanco, en recuerdo de las víctimas del 11-M.

Unas 5.000 personas participan desde las 11:30 horas en la manifestación de Vigo, en la que se exhiben pancartas con lemas como "La patronal ordena, el Gobierno impone" o "España no es Washington", así como alusiones a la necesidad de una huelga general.

La jornada de protesta de hoy es la segunda de estas características que convocan los sindicatos tras la del pasado 19 de febrero, que se saldó con una multitudinaria participación, según las organizaciones sindicales.

Además, se produce dos días después de que UGT y CCOO hayan convocado una huelga general contra la reforma para el día 29 de marzo.

En su opinión, el crédito y la legitimidad se logran y se pierden, "y hay procesos que aceleran la pérdida de credibilidad entre la sociedad".

Toxo ha resaltado que el Gobierno ha decidido usar a los parados como un "chantaje" sobre el resto de la sociedad, lo que, a su juicio, les ha convertido en una especie de "rehenes".

Preguntado por el posible éxito de la huelga, ha afirmado que éste se conseguiría si el Ejecutivo se sienta a negociar.

En este sentido, ha destacado que el fin de los sindicatos no es convocar huelgas, de las que ha dicho que son meros instrumentos que la constitución pone en sus manos para defender a los trabajadores y que fortalecen la democracia.