Miles de "indignados" toman las calles de Barcelona, Bilbao, Valencia o Sevilla

indignados_barcelona_470
indignados_barcelona_470

En España, un total de 60 ciudades también se han manifestado por un cambio global. Las calles de Barcelona, Bilbao, Valencia o Sevilla se han llenado de gente protestando contra los representantes políticos, los culpables de la crisis y pidiendo una reforma total del sistema. Unas manifestaciones que transcurren sin incidencias.

CLAMAN CONTRA LOS MERCADOS FINANCIEROS EN EL CENTRO DE BARCELONA

Miles de 'indignados' participan en la manifestación convocada por el movimiento 15-M en el centro de Barcelona, dentro de la movilización de carácter mundial organizada bajo el lema "Unidos por un cambio global" y que pretende reactivar las movilizaciones iniciadas en la pasada primavera.

Aunque la manifestación debía arrancar a las 17.00 horas, la marcha se ha iniciado hacia las 17:35 después de que la organización haya decidido esperar a que se incorporaran la totalidad de personas que, procedentes de distintos barrios y ciudades próximas a Barcelona, llegaban al punto de partida, en la Plaza Catalunya.

La pancarta que abre la manifestación reza "De la indignación a la acción. Nuestras vidas o sus beneficios", aunque otras pancartas mencionan consignas como "Yo también estaba en el Parlament bloqueando los recortes", en solidaridad con los indignados que han sido encausados por acosar a los diputados autonómicos catalanes cuando iban a debatir los presupuestos.

La manifestación de Barcelona aúna consignas en contra de las élites políticas y económicas y los mercados financieros junto a protestas de carácter local, como los recortes en sanidad y educación por parte de la Generalitat.

La marcha recorrerá el Passeig de Gracia, la calle Aragón y el Passeig de Sant Joan para acabar en el Arco de Triunfo, donde la organización ha pedido a los participantes que se dividan en tres bloques para reivindicar, en el primer caso, una atención sanitaria de calidad, en el segundo, una educación gratuita y que garantice la igualdad de oportunidades y en el tercero, una vivienda digna.