Messi y su padre, imputados por evasión fiscal

Un juzgado de Gavà (Barcelona) ha imputado al futbolista del FC Barcelona Leo Messi y a su padre por presuntamente haber defraudado más de cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria entre 2006 y 2009 correspondientes a sus derechos de imagen.

Según la Fiscalía, la supuesta estrategia de Messi consistía en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales -Belice y Uruguay- y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, como Reino Unido y Suiza.

De este modo, los ingresos del futbolista transitaban presuntamente desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación alguna en la Hacienda Pública, según el escrito del fiscal.

EL PADRE LO NIEGA

Jorge Messi, el padre de Leo, aseguró en la cadena 'COPE' que está muy tranquilo porque "nunca hemos dejado de pagar nada a Hacienda". "Nos molesta que determinados medios hayan hecho una campaña de calumnias", aseguró.

Mientras los abogados de Messi, en un comunicado oficial, señalan que el argentino se encuentra en una "indefensión mediática" que lamentan profundamente.