Merkel promete a Zapatero estudiar ayudas de la UE a los agricultores

La canciller alemana, Angela Merkel, ha prometido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que su país estudiará fórmulas en el marco de la UE para indemnizar a los agricultores españoles afectados por la crisis de los pepinos. Merkel y Zapatero han mantenido una conversación telefónica en la que la canciller ha lamentado los prejuicios ocasionados a los productores españoles de hortalizas, según informa el Palacio de la Moncloa en un comunicado.

Zapatero le hizo ver "las consecuencias negativas y el grave perjuicio económico" que esta crisis ha causado a los exportadores hortofrutícolas de regiones como Andalucía. Ante esta situación, Merkel "prometió que Alemania considerará fórmulas en el marco europeo para indemnizar a los agricultores afectados", afirma la nota. Las autoridades de ambos países mantendrán en los próximos días contactos bilaterales y con autoridades de la UE para "concertar una solución al conflicto".

El Gobierno y Comunidades evalúan daños y preparan una campaña para recuperar mercados

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha acordado con las comunidades autónomas comenzar la cuantificación de los daños causados en el sector hortofrutícola por la 'crisis del pepino' y el diseño de una campaña de promoción en España y en otros países de la Unión Europea para "recuperar mercados y ganar la confianza de los consumidores".

"Empezamos a reactivar el sector", ha señalado la ministra, tras mantener un encuentro con los consejeros autonómicos para abordar las actuaciones dirigidas a paliar las consecuencias de la alerta. "Vamos a dar la batalla en Europa", avanzó.

Las campañas, destinadas al mercado interior para incentivar el consumo y a países como Alemania, Francia, Reino Unido e Italia para recuperar la confianza, se pondrán en marcha a partir de la próxima semana, financiadas por el Gobierno con la colaboración de las comunidades y "sin escatimar esfuerzos", según detalló Aguilar, que no ofreció detalles de la dotación económica de estas iniciativas.

Además, la titular del ramo ha acordado con los consejeros evaluar los daños "con todos los medios humanos y técnicos" para plantear en el consejo extraordinario de ministros de la UE del 17 de junio las indemnizaciones que compensen el perjuicio que ha causado la "acusación directa e indebida" de las autoridades alemanas.

En este consejo de ministros, España reclamará las ayudas de crisis que recoge la Organización Común de Mercados (OCM) para estos casos y otras medidas extraordinarias, como la apertura de un fondo especial para canalizar las ayudas a la retirada de productos y su destino a Bancos de Alimentos.

MODIFICAR EL SISTEMA DE ALERTA

Aguilar, que demandó que las ayudas "se hagan realidad cuanto antes", defendió la necesidad de cambiar el sistema de alerta europeo, porque "no ha funcionado", y de debatir acerca de un "mayor control de las fronteras", tras el cierre de algunos mercados a los productos españoles.

Preguntada acerca de si el Gobierno se plantea aprobar algún tipo de ayuda al sector, indicó que "en primer lugar se van a exigir en el marco de la UE, porque este problema no lo ha generado España, se lo han generado".

"Vamos a pedir a la UE financiación para las campañas para ir a más y a Alemania, que se implique en la recuperación de la confianza de los consumidores alemanes hacia los productos españoles", apuntó la ministra, quien volvió a indicar que el Gobierno se reserva todos los derechos a emprender acciones legales contra el país germano.

Aguilar subrayó que el sector hortícola "no puede esperar ni un minuto", por lo que las campañas se pondrán en marcha "de inmediato". En España, se llamará a los consumidores a "ayudar al sector productor consumiendo frutas y hortalizas españolas, que son de excelencia".

"Sería bueno que más pronto que tarde el Gobierno alemán reconozca que la producción española está plenamente limpia", agregó la ministra, que subrayó que España ha logrado su "primer objetivo", el levantamiento de la alerta europea, "en seis días de trabajo intenso y constante" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y de varios ministros.

ZAPATERO CENSURA A LA CE Y ALEMANIA

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha censurado hoy la actitud de la Comisión Europea (CE) y de las autoridades alemanas en la denominada crisis del pepino y ha asegurado que el Ejecutivo va a pedir "explicaciones muy contundentes" y va a exigir "reparaciones suficientes".En una entrevista en RNE, Zapatero ha considerado que el Gobierno ha actuado con "celeridad" y ha calificado de "completa y radicalmente injustas" las críticas del PP a su gestión.

Ha denunciado así que el líder del PP, Mariano Rajoy, haya intentado "politizar lo que ha sido un error clamoroso" de las autoridades alemanas y que haya optado "por el camino fácil" en lugar de ayudar y hacer gestiones, como ponerse en contacto con alguna autoridad europea.

Zapatero ha tachado de "lenta" la respuesta de la Comisión Europea en este caso porque tenía que haber reaccionado "con más contundencia y rapidez" una vez que las autoridades de Hamburgo descartaron que la infección fuera consecuencia de los pepinos españoles, y ha lamentado que no haya defendido con más claridad "las reglas del juego" fronterizas en la UE.

El objetivo ahora del Gobierno es "exigir la reparación del daño causado", que es "grave", y hacerlo ante las instancias que proceda jurídicamente, aunque no ha aclarado si serán las autoridades europeas o alemanas. La tarea, ha añadido, es "muy muy ambiciosa" porque hay que recuperar cuanto antes el buen nombre de los productos hortofrutícolas españolas, que "tienen una excelente calidad y son muy competitivos", y la normalidad en su comercialización.