Méndez de Vigo defiende la medida de la LOMCE anulada en Cataluña

Tras la sentencia del Tribunal Constitucional, anulando los artiículos de la LOMCE que obligaban a la Generlitat a pagar ayudas para garantizar la enseñanza en castellano, a Íñigo Ménez de Vigo le han llovido críticas desde toda las bancadas. Por la sentencia, y por las futuras medidas planteadas como la llamada "casilla del Castellano". El Ministro reconoce que, con o sin 155, el Gobierno no puede cambiar el modelo educativo en Cataluña.

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, tenia hoy dos frentes abiertos: La sentencia del Constitucional y la polémica sobre la llamada casilla del castellano. Méndez de Vigo, ha defendido la "actitud valiente" del Gobierno del PP al incluir en la Lomce la medida que obligaba a la Generalitat a costear la enseñanza en castellano de los alumnos y que acaba de anular el Tribunal Constitucional (TC).

Así lo ha defendido durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados y en respuesta a una pregunta de Ciudadanos sobre cómo piensa el Gobierno garantizar que el castellano sea lengua vehicular junto al catalán a partir del curso 2018/2019 en las escuelas públicas y concertadas de Cataluña.

CRÍTICAS DE CIUDADANOS

El diputado de Ciudadanos Juan Carlos Girauta ha tachado de "parche vergonzante" esta medida que incluyó el exministro de Educación José Ignacio Wert en la Lomce y ha instado al Gobierno a cumplir la ley y las sentencias de los tribunales. "Le parecerá bien o mal, pero fue una actitud valiente que tuvo el Gobierno para resolver un problema", ha aseverado Méndez de Vigo, que ha afeado la actitud de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña y su ausencia de propuestas en la subcomisión del Pacto Educativo.

Por su parte, Girauta ha advertido al ministro de Educación de que sin la alta inspección lingüística y sin el castellano como lengua vehicular en toda España junto con las lenguas cooficiales no habrá un Pacto Nacional por la Educación.

EL PSOE DEFIENDE AL TRIBUNAL

desde el PSOE, su portavoz en el Congreso, Margarita Robles, ha afirmado que la decisión del TC "no conoce ni de tiempos ni de momentos políticos" y ha añadido que eso "es bueno para otros que quieren desacreditar" al alto tribunal.

"Lo importante es que hay un órgano que marca las decisiones y estudia la constitucionalidad con independencia de que pueda favorecer a unos u otros", ha resaltado.

Sin embargo, ha instado al Gobierno a aclarar su posición sobre la enseñanza del castellano en Cataluña.

RIVERA DICE QUE ES UNA "CHAPUZA" LA MEDIDA DEL GOBIERNO

Por su lado, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha tachado de "chapuza" la medida del Gobierno de costear la enseñanza en castellano de los alumnos en Cataluña y ve con preocupación que el ministro no sepa "cómo aplicar" la ley en Cataluña. Ha recordado Rivera que Ciudadanos se opuso en su día a la medida aprobada por Wert.

Además, Rivera ha vuelto a advertir que Cs no firmará ningún pacto educativo que no reconozca el bilingüismo o que intente rebajarlo y ha defendido su propuesta de un modelo educativo trilingüe, con el inglés incluido, en aquellas comunidades con lengua propia.

PODEMOS SIN EL CASTELLANO

En una intervención anterior, el diputado de Unidos Podemos, Joan Mena, ha defendido el modelo educativo catalán y se ha referido a la sentencia del TC. "Cualquiera diría que se ha quedado aturdido después del bofetón que le dio ayer el TC", ha señalado. "Ya no es sólo la sociedad catalana, los sindicatos, las AMPA, ya no sólo el Congreso, es que ha sido su TC quien les ha sacado los colores y les ha dicho que dejen en paz nuestro modelo educativo", ha espetado Mena.

"Respetaremos y acataremos las sentencias" -ha asegurado Méndez de Vigo- que ha subrayado que "las sentencias hay que cumplirlas". "Ésta la cumpliremos, pero también tiene que cumplir la administración educativa aquellas sentencias que dicen que el castellano también es lengua vehicular y que debe ser enseñado en proporción razonable".

COSPEDAL: "HAY QUE BUSCAR OTRA FÓRMULA"

La Ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha pedido "no ponerse nerviosos" con la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que anula el sistema diseñado en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) para garantizar la enseñanza en castellano por invadir competencias autonómicas y ha avanzado que "habrá que buscar otra fórmula".

"En la sentencia no se cuestiona la libertad de los padres para elegir la lengua en que estudien sus hijos, ni tampoco las asignaturas básicas que tiene que establecer el Estado como autoridad educativa en el ámbito nacional, lo que se ha puesto en cuestión es la forma de garantizarlo cuando en determinados espacios geográficos el menor no tenga forma de acceder a la educación en castellano", ha precisado Cospedal en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press. Por ello, Cospedal entiende que "hay que estudiar con detenimiento esa sentencia, no ponerse nervioso y ver cómo se puede solucionar el tema para garantizar que los padres y los niños tengan ese derecho".