Mato considera unas "calumnias" las acusaciones de beneficiarse de la trama Gürtel

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha criticado hoy las "calumnias" de quienes la acusan de haberse beneficiado de la trama Gürtel y ha calificado de "profundamente injusto" que pidan su dimisión por asuntos en los que no tiene "ninguna responsabilidad".

Durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Senado, Mato ha defendido su continuidad al frente del ministerio ante la petición formulada por el grupo socialista de que abandone su cargo tras la publicación de informes policiales que aportan nuevos datos de gastos de viajes y regalos pagados por esta red al exmarido de la ministra, Jesús Sepúlveda, en algunos de los cuales ella aparece como receptora.

"Sabe usted perfectamente que no puedo tener ninguna responsabilidad, y así lo ha dicho un juez, por lo que haya podido hacer o dejado de hacer otra persona", ha subrayado la ministra en respuesta a la senadora del PSOE María Victoria Chivite.

GOMEZ PIDE LA DIMISION DE MATO POR NO CONOCER LO DE SU CASA

Por su parte, el senador socialista y líder del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, ha pedido a la titular de Sanidad, Ana Mato, que dimita "por el bien de España", al no enterarse "de lo que pasaba en su casa y en su garaje" y por desconocer sus obligaciones como ministra ante las privatizaciones de hospitales en Madrid.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, Gómez ha expresado sus dudas sobre las declaraciones de Mato en las que aseguraba desconocer lo que hacía su exmarido, el exsenador popular y exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda, que presuntamente se benefició de la trama Gürtel.

"Por no enterarse de lo que pasaba en su casa, en su jardín y en su garaje, y sobre todo, por no enterarse de lo que pasa en la sanidad en España, lo que debería hacer hoy en esta Cámara es anunciar su dimisión, su renuncia. Dimita por el bien de España", le ha exigido.

Ana Mato, en su respuesta, ha dicho estar "muy orgullosa" de su trabajo, de su partido "y de la confianza del presidente del Gobierno", Mariano Rajoy, sobre ella. "Ya le gustaría a usted tener un diez por ciento de la confianza de su partido y de sus compañeros de la que yo tengo", le ha espetado.

Tomás Gómez ha pasado de puntillas por el caso Gürtel, dudando de que Mato no supiera nada de "lo que pasaba en su casa y en su garaje".

"Pero de lo que estoy seguro es de que no se entera usted de las obligaciones que tiene su Ministerio; sólo con una ministra que no se entera se puede comprender que lo más grave que pasa en la sanidad en España no esté pasando por el Ministerio de Sanidad", ha dicho, en referencia a los planes de la Comunidad de Madrid de privatizar la gestión de seis hospitales públicos y 27 centros de salud.

Gómez, en este sentido, le ha recordado que el artículo 76 de la ley de cohesión del sistema nacional de salud establece que dentro de las competencias del Ministerio está "ejercer la alta inspección" para determinar las deficiencias estructurales "que distorsionen el funcionamiento de un sistema sanitario coherente, armónico y solidario".

"¿Qué acciones concretas de alta inspección está llevando a cabo para garantizar que esas privatizaciones no distorsionan el sistema sanitario? ¿Qué estudios médicos ha encargado para asegurar que la privatización de la sanidad no va a suponer una merma en la calidad asistencial? ¿Qué análisis económicos se están elaborando sobre el encarecimiento o abaratamiento de los costes sanitarios?", le ha preguntado.

Y le ha preguntado también si cree que "una ministra de Sanidad seria puede permanecer callada mientras toda la comunidad sanitaria, científica y médica del país está alertando de las privatizaciones y de lo que pueden acarrear al deterioro de la calidad en toda España".

"¿Sabe que las empresas concesionarias de los hospitales madrileños aparecen el los papeles de Bárcenas con donaciones a su partido en las mismas fechas en que les fueron adjudicados los hospitales?", ha seguido preguntado el senador socialista, que ha concluido su intervención pidiendo la dimisión de Mato.

La ministra, en su respuesta, ha dicho no extrañarse de que Gómez se "apunte a la infamia", porque "su único activo es la descalificación personal", y le ha reprochado que en realidad "no le interesa la sanidad".

"No conozco ni una sola comunidad autónoma en la que no se haya producido la externalización de algún servicio sanitario", ha dicho, y le ha puesto como ejemplo lugares donde ha gobernado o gobierna el PSOE, como Cataluña, Castilla-La Mancha o Andalucía, incidiendo en que esta última dedica en su presupuesto 263 millones a conciertos con 18 hospitales privados y donde "en algunas comarcas los únicos hospitales que atienden a la población son privados".

Frente a esto, ha exigido a Tomás Gómez "un poco de coherencia", y le ha recordado que siendo él alcalde de la localidad madrileña de Parla "cedió suelo municipal para un hospital de gestión público-privada".

Mato también ha reprochado a Gómez que actúe siempre "desde el sectarismo y desde el uso partidista electoral", en vez de preocuparse por el interés general, y le ha recordado que ella, como ministra, ha recurrido el euro por receta "en Cataluña y en Madrid", cuando el PSOE solo actúa "dependiendo del color político".