Manos Limpias se querellará contra los Pujol por defraudar 18 millones y cobrar comisiones

jordipujol_215
Jordi Pujol |Archivo

El sindicato Manos Limpias se querellará contra el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, por defraudar hasta 3.000 millones de pesetas --unos 18 millones de euros-- y cobrar comisiones a cambio de adjudicaciones durante los 23 años en los que el político dirigió la administración catalana.

En la querella, que se presentará este miércoles en el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, Manos Limpias asegura que existen indicios de que durante el mandato de Pujol "la administración catalana estuvo al servicio de al menos parte de la familia Pujol-Ferrusola" y que empresarios pagaron comisiones del 3% por adjudicaciones de obras y servicios.

El sindicato calcula que el dinero defraudado por la familia con la comisión continuada de los delitos contra la hacienda pública, blanqueo, cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental oscilaría entre los 10 y los 18 millones de euros, y pide que se cite a declarar al matrimonio en calidad de imputados, y a sus hijos Jordi, Oleguer, Oriol y Marta como testigos.

DENUNCIA CONTRA DOS BANCOS ANDORRANOS POR VULNERAR EL SECRETO BANCARIO

La familia del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol prepara una denuncia contra los dos bancos andorranos donde han tenido dinero depositado, la Banca Privada de Andorra (BPA) y Andbank, por una presunta vulneración del secreto bancario, según han informado fuentes conocedoras del caso.

Los Pujol sopesan presentar una denuncia contra el responsable de la filtración, sin identificar, y si no se identifica, que sean responsables subsidiarios los dos bancos, ya que consideran que no debió filtrarse información sobre su dinero sin haberse pedido datos oficialmente desde el Estado ni desde la justicia.

Esta acción llega tras las sospechas de que un exempleado de los dos bancos pudo filtrar al Estado la información sobre las cuentas de la familia a cambio de dinero, según publicó el Diari d'Andorra.

Según el rotativo, la policía española lleva a cabo desde hace dos años un operativo de búsqueda de información en Andorra de cuentas vinculadas con personas relacionadas con el proceso soberanista, y BPA ya puede haber identificado al sospechoso de haber vendido la información a las autoridades españolas.

Se puede tratar de un exalto cargo de BPA que se enfadó después de que el banco no sufragara la sanción económica que recogía el contrato del banco en el que trabajaba anteriormente si abandonaba la entidad, siendo luego despedido, por lo que todo ello le llevó a vulnerar el secreto bancario a cambio de una supuesta remuneración.

Andbank está presidido por Manel Cerqueda, un banquero conocido de los Pujol ya que se introdujo en el sector a través de Banca Catalana cuando Pujol estaba al frente, según publica Nació Digital. Además, los dos bancos disponen de filiales e intereses en Madrid, como la filial Banco de Madrid de BPA, y la gestora de patrimonios Medpatrimonia de Andbank, por lo que se les pudo haber presionado para que dieran informaciones sobre la familia, según el portal digital.

El viernes 8, el expresidente recibió una notificación de la Agencia Tributaria para llamarle a declarar tras su confesión de que tuvo dinero en el extranjero sin regularizar desde 1980; el mismo día, el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona le reclamó el testamento de su padre y pidió datos a Suiza y Andorra.