Localizan más de un millar de plantas de marihuana en un laboratorio de Barcelona

5marihua_2010105V0.wmv

Los Mossos d'Esquadra han localizado en un domicilio de una urbanización de Begues (Barcelona) un laboratorio y una plantación de marihuana, en la que incautaron un millar de plantas, según ha informado este martes la policía catalana. La investigación, que se inició hace unos meses, confirmó las sospechas de la policía de la existencia de un importante laboratorio de cultivo de marihuana en esta población del Baix Llobregat, desde donde la droga era distribuida a otros municipios cercanos.

El centro de cultivo estaba ubicado en el inmueble de una urbanización, cuyo emplazamiento buscaba garantizar la discreción de la actividad ilícita, así como dificultar la vigilancia policial. "Se trata de una casa a cuatro vientos con jardín que permitía no tener contacto directo con los vecinos, lo que les daba tranquilidad para trabajar", según el comisario del Area Policial de Gav, Antonio Milla, que ha explicado que "toda la planta baja y el garaje, que suman 300 metros cuadrados de superficie, estaban habilitados para el cultivo de plantas, que se repartían por las habitaciones en función de su tamaño y de su estado de crecimiento".

El comisario ha explicado que "la producción no paraba, cuando una planta estaba en el punto de madurez se cortaba y, en su lugar, se ponían más plantas".Tras detectar a los sospechosos, los Mossos iniciaron un dispositivo de vigilancia y control del inmueble, deteniendo a dos hombres que llevaban en el maletero de su coche una bolsa de grandes dimensiones llena de plantas de marihuana, con un peso total de 15 kilogramos, una cantidad que "despertó nuestras sospechas de que no se dedicaban a la venta al detalle, sino a la elaboración y a la venta al por mayor de esta sustancia", según el comisario Milla.

Días después, con autorización judicial, entraron en el domicilio de Begues, donde encontraron en la planta baja un laboratorio perfectamente estructurado destinado al cultivo a gran escala de la marihuana.

Las habitaciones se habían adaptado con sistemas de ventilación, calefacción, refrigeración e iluminación para facilitar el tratamiento de la marihuana. El laboratorio, que estaba preparado para su funcionamiento ininterrumpido, se destinaba a la germinación, elaboración, cultivo, producción y almacenaje de la marihuana.

En el interior del inmueble, la policía localizó más de 1.000 plantas de marihuana de diferentes medidas. Esta cantidad, una vez introducida en el mercado ilegal de la droga, podría haber supuesto unas ganancias de 600.000 euros.

El comisario de Gav ha explicado que los detenidos no tenían ninguna otra actividad conocida, carecían de antecedentes policiales y ocupaban la vivienda de Begues desde finales de 2008.

La policía también registró un domicilio de Castelldefels, que era utilizado por parte de uno de los miembros de la banda para formalizar las transacciones económicas y los contactos de la trama. Los cuatro detenidos en la operación como presuntos autores de un delito contra la salud pública, de nacionalidad búlgara y sin antecedentes, ingresaron en prisión.