El juez Llarena descarta reactivar la orden de detención contra de Puigdemont en Dinamarca

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga los hechos relacionados con el denominado 'procés', ha descartado reactivar la orden europea de detención contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Dinamarca, país al que ha viajado para participar en un debate organizado por la universidad de la capital danesa.

El magistrado ha rechazado en un auto la petición realizada este lunes por la Fiscalía --aunque señala que la encuentra razonable-- en la que solicitaba que volviese a emitir la euroorden para que las autoridades danesas detengan y entreguen al expresidente catalán, investigado por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

Si Puigdemont es detenido en Dinamarca se encontraría en una situación similar a la de privación de libertad y por tanto podría solicitar delegar su voto en otro diputado catalán, al igual que lo han hecho el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; el exconsejero de Interior Joaquim Forn y el expresidente de ANC Jordi Sánchez, todos ellos en prisión, han apuntado fuentes jurídicas consultadas.

Si Puigdemont delega su voto podría participar en la sesión de investidura, en la que se postula para ser reelegido como presidente de Cataluña. Pese a que el Ministerio Público ya avisó este domingo que actuaría "inmediatamente" solicitando la activación de la euroorden si el expresidente catalán huido en Bruselas (Bélgica) se trasladaba hasta Dinamarca, Puigdemont ha cogido a primera hora de la mañana de este lunes un vuelo hacia Copenhague (Dinamarca).

El juez Llarena retiró el pasado 5 de diciembre las órdenes europeas e internacionales --manteniendo únicamente la orden de detención en España-- dictadas contra Puigdemont y cuatro exconsejeros que le acompañan en su fuga en Bélgica. La intención del magistrado era evitar que la Justicia belga pudiera diferir, a la hora de la entrega de los imputados, en lo referente a la tipificación de los cinco delitos que se imputa a los exmiembros del Govern huidos.

SE ENCUENTRA EN DINAMARCA

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont no hizo este lunes declaraciones al llegar al aeropuerto de la capital danesa, adonde se ha desplazado desde Bruselas para participar en un debate organizado por la Universidad de Copenhague.

El avión en el que viajaba el expresidente, de la compañía Ryanair y procedente del aeropuerto de Bruselas-Charleroi, aterrizó en la capital danesa sobre las 08.20 hora local (07.20 GMT), según pudo constatar Efe, en su primer viaje internacional desde que se encuentra en Bélgica.

Puigdemont, que viajó acompañado del empresario Josep María Matamala, fue recogido por el portavoz en Dinamarca de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Carlos Villaró, en el aeródromo, de donde se marchó sin hacer declaraciones a los medios españoles que le seguían.Su llegada produjo un gran revuelo mediático en el aeropuerto y algunos periodistas llegaron a quedarse bloqueados en una puerta giratoria.

CUESTIONADO SOBRE EL PROCESO SECESIONISTA

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont se enfrentó hoy a incómodas preguntas sobre la lógica y el futuro del movimiento independentista en el coloquio organizado por la Universidad de Copenhague. Tras un discurso inicial en inglés, comenzó el turno de preguntas de los profesores Christian F. Rosbøll y Marlene Wind, figura mediática en Dinamarca que avanzó que quería provocar.

La profesora interrogó al expresidente sobre su definición de "democracia" y si creía que se reducía a la celebración de referendos o también incluía "el Estado de Derecho y la Constitución": "Votasteis también a favor de la Constitución. ¿No debe ser también respetada? ¿No es eso también democracia?".

Wind cuestionó la "legitimidad" del referendo del 1 de octubre ya que sólo el 43 % de la población participó y le preguntó quién garantiza que se escucha y se respetan los derechos de los no independentistas. Rechazó además que se pudiera comparar a España con países como Polonia o Hungría, en cuanto al respeto del Estado de Derecho.

Al comenzar su intervención había reconocido que no era una experta en la política española y Puigdemont, al empezar a responderle, le espetó un "estoy de acuerdo", lo que fue recibido con aplausos por su seguidores. Puigdemont respondió a la mayoría de las preguntas de forma conjunta, asegurando que las fronteras no son el objetivo de los independentistas, y reiteró que ha llegado el momento de "negociar" con el Gobierno de Madrid y buscar una solución al conflicto.

El expresidente catalán lleva tres meses huido de la Justicia española y está procesado en el Tribunal Supremo por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

Los partidos de la coalición de Gobierno danesa han anunciado que no acudirán a esa cita, para no involucrarse en asuntos españoles ni dar la impresión equivocada de que simpatizan con los separatistas catalanes, según han explicado. Puigdemont ya viajó a la capital danesa el pasado septiembre para inaugurar como presidente catalán la delegación de la Generalitat en los países nórdicos.

DASTIS SUBRAYA QUE ACTIVAR LA EUROORDEN CONTRA PUIGDEMONT COMPETE A LOS JUECES

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, recordó hoy que la decisión de reactivar una orden internacional de detención contra Carles Puigdemont "compete a los jueces" y recordó que este "está sujeto a un procedimiento judicial en España" y que "fuera de ella, sus movimientos" son "libres". "El señor Puigdemont está sujeto a un procedimiento judicial en España, fuera de ella, de momento, sus movimientos son libres dentro de la Unión Europea", afirmó Dastis a su llegada al Consejo de ministros de Exteriores, que se celebra hoy en Bruselas.

El ministro dijo no querer pronunciarse al respecto dado que "es una cuestión que está sometida a tramitación judicial en estos momentos y el Gobierno no tiene mucho que decir".