Libertad con fianza para dos de los tres exjugadores de la Arandina

La Audiencia Provincial de Burgos ha decidido la puesta en libertad de dos de los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol investigados como supuestos autores de un delito de abuso sexual cometido contra una menor, han informado a EFE fuentes jurídicas. El auto de la Sección 1 de la Audiencia, al que ha tenido acceso Efe, estima el recurso de apelación interpuesto por las representaciones procesales de Raúl Calvo y Víctor Rodríguez 'Viti', a los que se adhirió en parte la Fiscalía, contra el auto del 12 de febrero que mantenía a ambos en prisión comunicada y sin fianza, y acuerda su puesta en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros.

Aunque no se pronuncia sobre el tercer exjugador de la Arandina investigado, Carlos Cuadrado 'Lucho', ya que la Audiencia aún no ha recibido su recurso, explica que la juez instructora puede modificar su situación personal, atendiendo a los argumentos empleados con los otros dos.

Como medidas cautelares, además del pago de 6.000 euros de fianza por cada uno de los investigados, el auto les prohíbe aproximarse a la víctima, a su domicilio o a cualquier lugar en que se encuentre, a una distancia no inferior a mil metros, así como la comunicación con la misma por cualquier medio escrito, verbal, visual, informático o telemático.

El auto establece además la obligación a los jugadores de presentarse los días 1 y 15 de cada mes ante el juzgado o dependencias de las Fuerzas de Seguridad del Estado o la obligación de comunicar al Juzgado arandino cualquier cambio de domicilio, les prohíbe la salida de España y se les exige la entrega del pasaporte.

El incumplimiento de cualquiera de las medidas impuestas puede traer consigo la modificación de su situación y su ingreso en prisión.

En la argumentación de esta decisión, el tribunal entiende que han variado las circunstancias que se tuvieron en cuenta para acordar la prisión provisional de los investigados el pasado 13 de diciembre de 2017. Reconoce que si bien hay indicios de la comisión de los hechos que centran el objeto material de la causa por los investigados, y la pena de privación de libertad superaría los dos años de prisión, ya se han practicado todas las diligencias de prueba que llevaron a la sala a mantener la restricción de libertad de los futbolistas, aunque algunas estén pendientes de formalizarse materialmente en la causa.

De la misma manera, sostiene que no existe riesgo de obstrucción de las fuentes de prueba porque la mayoría ya se han practicado y las que no se encuentran salvaguardadas, ya que se han intervenido los teléfonos de investigados y víctima, las muestras biológicas están recogidas y otras testificales han sido inicialmente denegadas.

También descarta que haya riesgo de fuga porque se ha acreditado el arraigo de los investigados, de 19 y 22 años, en España, con domicilio vincular y económico con sus padres en sendas localidades de Zamora y León y carecen de antecedentes penales o policiales. "Ello supone una aminoración del riesgo de que se sustraigan a la actuación de la justicia", subraya el auto, reconociendo que este riesgo podría eliminarse con medidas menos gravosas que la prisión provisional.

En relación a la protección de la víctima, se considera que durante la tramitación de la causa se están tomando medidas encaminadas a proteger su intimidad y la de sus familiares, y a velar por su estado físico y psíquico.

Por todo ello, y aunque insiste en que la medida cautelar de mantenerles en prisión adoptada hace unas semanas era correcta por la gravedad del delito y la necesidad de practicar pruebas, en el momento actual, debido al tiempo transcurrido, casi tres meses, la finalización del riesgo de obstrucción de las pruebas y que los investigados viven en Castilla y León y tienen vínculos económicos con sus padres, se considera más adecuada la libertad provisional.

Tras el auto, las familias están reuniendo los 6.000 euros de fianza, han precisado a Efe fuentes jurídicas, lo que determinará la puesta en libertad de los dos exjugadores, que puede producirse esta misma tarde o mañana.

Los tres jóvenes permanecen en prisión desde el pasado 13 de diciembre, después de que los padres de una joven de 15 años denunciaran la supuesta autoría de una agresión sexual cometida contra la menor el pasado noviembre.

Mientras Raúl Calvo, de 19 años, se encuentra en un módulo de la Prisión Provincial de Valladolid (Villanubla) debido a su edad, Víctor Rodríguez y Carlos Cuadrado ingresaron directamente en el Centro Penitenciario de Burgos capital.