JxSí y CUP proponen votar la república catalana como "Estado independiente"

Junts pel Sí (JxSí) y la CUP han registrado hoy en el Parlament una propuesta de resolución en la que -en su parte expositiva, y no en la parte que se somete a votación- se plantea "asumir el mandato del pueblo expresado en referéndum" y "declarar Cataluña como Estado independiente en forma de república".

JxSí y la CUP han presentado dos propuestas de resolución conjuntas -para que sean aprobadas en el pleno del Parlament, que prevé reiniciarse este mediodía- que contienen, por un lado, una declaración formal de independencia y, por otro, la apertura de un "proceso constituyente" en Cataluña para poner en marcha el nuevo Estado.

Junts pel Sí (JxSí) y la CUP proponen abrir en Cataluña un proceso constituyente liderado por la sociedad civil, por lo que serían creados un consejo asesor y una plataforma promotora, si bien finalmente serían convocadas unas elecciones constituyentes para aprobar el texto constitucional definitivo. En la segunda propuesta de resolución conjunta de JxSí y la CUP registrada esta mañana en el Parlament, dedicada específicamente a prever un eventual "proceso constituyente", ambas formaciones independentistas instan a "declarar el inicio y apertura del proceso constituyente".

Esto implica, se apunta en el texto, instar al Govern a "activar de forma inmediata todos los recursos humanos, públicos y sociales así como medios materiales a su alcance, para hacer efectivo el proceso constituyente democrático, de base ciudadana, transversal, participativo y vinculante, que tiene que culminar con la redacción y aprobación de la Constitución de la República". Dicha aprobación, sin embargo, correspondería al nuevo Parlament convertido "en asamblea constituyente" y que surgiría de las "elecciones constituyentes".

La propuesta insta a crear en quince días el "Consejo Asesor del Proceso Constituyente" para "asesorar en la fase deliberativa liderada por la sociedad civil organizada". Las diversas propuestas de texto constitucional podrán ser sometidas a "consulta ciudadana", y el resultado de la misma supondrá "un mandato vinculante" para la Asamblea Constituyente. En paralelo, la propuesta de JxSí y la CUP pide a los agentes cívicos y sociales de Cataluña que creen, en el plazo de un mes, una "plataforma promotora del proceso constituyente" que también podría tener el formato de un "Pacto Nacional para el Proceso Constituyente".

Desde el Parlament será creada en quince días, se precisa, una comisión parlamentaria de seguimiento del proceso constituyente a fin de "amparar sin interferir" el trabajo de la plataforma promotora, así como para "desplegar" sus propuestas. Por lo que respecta al ámbito municipal, JxSí y la CUP contemplan que los ayuntamientos puedan "impulsar los debates constituyentes" promoviendo "la participación de la sociedad civil y facilitando los recursos y espacios necesarios".

LETRADOS AVISAN A LA MESA QUE NO PUEDE TRAMITAR RESOLUCIONES DE INDEPENDENCIA

Los letrados del Parlament han advertido a la Mesa de que no puede admitir a trámite la resolución de JxS y la CUP para declarar un Estado independiente, ni ninguna otra que desarrolle las leyes de referéndum y de transitoriedad, porque vulneran las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC). En un informe, el secretario general y el letrado del Parlament, Xavier Muro y Antoni Bayona, avisan de que tampoco puede ser tramitada por la Mesa "ningún texto transaccional que se pueda presentar, antes o durante el pleno", sobre las propuestas de resolución de JxS y la CUP, y recuerdan las "responsabilidades penales" en que podrían incurrir, de hacerlo.

Los letrados afirman que el ya los días 6 de septiembre -antes de la aprobación de las leyes de referéndum y transitoriedad- y 4 de octubre -cuando se reunió la Mesa para fijar el pleno del día 10 de octubre en que se dejó en suspenso la declaración de independencia- dirigieron sendos escritos en los que recordaban el deber de "impedir o paralizar cualquier iniciativa, jurídica y material" que desarrollara las resoluciones anuladas por el Constitucional.

Además, insisten en que en esos escritos ya advirtieron de que "el incumplimiento de ese deber puede dar lugar a la exigencia de responsabilidades de los miembros de la Mesa, en los términos que se mencionan en las resoluciones del Tribunal Constitucional, que incluye la penal".

En opinión de los letrados, la tramitación por parte de la Mesa y la eventual aprobación de una declaración de independencia de Cataluña, "de un acto o resolución materialmente equivalente o de cualquier otra propuesta" que desarrolle las leyes de referéndum y transitoriedad, "se debe considerar afectada por el deber de cumplimiento de las resoluciones del Tribunal Constitucional".

Las propuestas de resolución presentadas por JxS y la CUP, añaden los servicios jurídicos del Parlament, "de acuerdo con su contenido y objetivamente consideradas, tienen una relación y conexión directa" con las leyes de referéndum y de transitoriedad jurídica y "con las otras resoluciones que están afectadas por las sentencias, autos y acuerdos" del Constitucional. Las resoluciones presentadas por JxS y la CUP suponen, según los letrados, "una línea de continuidad y de apoyo a los objetivos expresados" en las leyes de referéndum y transitoriedad así como en las declaraciones de ruptura aprobadas por el Parlament.

En la propuesta de resolución presentada hoy, JxSí y la CUP plantean -en su parte expositiva, y no en la parte que se somete a votación- "asumir el mandato del pueblo expresado en referéndum" y "declarar Cataluña como Estado independiente en forma de república". Las propuestas conjuntas presentadas por JxSí y la CUP contienen, por un lado, una declaración formal de independencia y, por otro, la apertura de un "proceso constituyente" en Cataluña para poner en marcha el nuevo Estado.

LA MESA ADMITE LA PROPUESTA

La Mesa del Parlament ha admitido a trámite la propuesta de resolución de JxSí y la CUP para instar al Govern a desplegar la ley de transitoriedad y fundar la república catalana. La admisión a trámite ha prosperado con los votos en solitario de JxSí, que tiene mayoría en la Mesa, mientras que han votado en contra el resto de grupos: Cs, el PSC, SíQueEsPot y el PP.

Poco antes, ha trascendido que la Fiscalía General del Estado prevé una querella por un delito de rebelión contra los miembros de la Mesa en caso de que admitieran a trámite una declaración de independencia, y un informe de los letrados que alertaba de que no se podría tramitar.

Según el reglamento del Parlament, la Mesa debe admitir a trámite todas las propuestas de resolución que son "congruentes" con el objeto de debate del pleno, que en este caso es abordar una respuesta a la aplicación del artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía.

PROCESO CONSTITUYENTE

La Mesa también ha admitido la propuesta de resolución de JxSí y la CUP que aboga por iniciar un proceso constituyente, así como las propuestas que han presentado el resto de grupos para que se voten en el pleno.

JUNTA DE PORTAVOCES DESESTIMA PETICIONES DE RECONSIDERACIÓN DE CS, PSC Y PP

La Junta de Portavoces del Parlament ha desestimado las peticiones de reconsideración de la admisión a trámite de la propuesta de resolución de Junts pel Sí (JxSí) y la CUP en que se propone declarar un "Estado independiente en forma de república", que habían sido presentadas por Cs, PSC y PPC.

Junts pel Sí y la CUP han registrado hoy en el Parlament una propuesta de resolución en la que -en su parte expositiva, y no en la parte que se somete a votación- se plantea "asumir el mandato del pueblo expresado en referéndum" y "declarar Cataluña como Estado independiente en forma de república".

La Junta de Portavoces ha desestimado también la reclamación desde Ciudadanos de que las propuestas de resolución independentistas habían sido presentadas ya finalizado el plazo.