JxSí y la CUP desobedecen al Constitucional y avalan una vía a la independencia

Junts pel Sí (JxSí) y la CUP han hecho valer hoy su mayoría absoluta de 72 diputados en el Parlament para aprobar las conclusiones del proceso constituyente, que abren una vía unilateral a la independencia, desobedeciendo así al Tribunal Constitucional (TC) para aplicar el "mandato democrático" del 27S. Tras un bronco debate cargado de tensión y en el que han intervenido los principales líderes parlamentarios de la oposición para dejar claro su rechazo, las dos fuerzas independentistas han conseguido aprobar, con sus 72 votos a favor, las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente, pese a que el Tribunal Constitucional había lanzado una advertencia para intentar evitar la votación.

Antes de la votación, los diputados de Ciudadanos y PPC han abandonado el hemiciclo para desentenderse del resultado, mientras que los parlamentarios del PSC han permanecido en sus escaños pero no han ejercido su derecho al voto y los 10 de Catalunya Sí que es Pot presentes en la cámara han votado en contra. Justo al término de la sesión de control al presidente de la Generalitat, el presidente del grupo parlamentario de JxSí, Jordi Turull, ha pedido la palabra para pedir que se amplíe el orden del día, una solicitud a la que se ha sumado inmediatamente la portavoz parlamentaria de la CUP, Anna Gabriel.

Inmediatamente después, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, les ha interrogado sobre si eran "conscientes" del auto del Tribunal ConstitucionalTC que llama a la cámara a no elevar al pleno las conclusiones."De lo que somos conscientes es del mandato democrático del 27 de septiembre", ha replicado Turull, que ha invocado el artículo 57.1 del Estatut, que reza: "Los miembros del Parlament son inviolables por los votos y las opiniones que emitan en el ejercicio de su cargo.

Durante su mandato tendrán inmunidad a los efectos concretos de no poder ser detenidos salvo en caso de flagrante delito".Por este motivo, "no admitimos ninguna amenaza por los votos y por las opiniones que emitimos", ha sentenciado Turull. Después de unos minutos de fuego cruzado, se ha procedido a votar la petición de ampliación del orden del día, aprobada con los votos de JxSí y la CUP, y acto seguido los grupos han tomado la palabra para posicionarse sobre el contenido de las conclusiones.

La portavoz parlamentaria de Junts pel Sí, Marta Rovira, ha afirmado que las conclusiones emanan del "mandato" obtenido el 27S y ha preconizado un debate constituyente de base ciudadana, participativo, consensuado, no subordinado y "unilateral".

Más explícita aún ha sido la diputada de la CUP Gabriela Serra, que ha defendido que el resultado de las elecciones del 27 de septiembre avalan al Parlament para practicar la "desobediencia" y ha asegurado que harán "todo lo posible" para que se celebre un referéndum unilateral de independencia el primer semestre del 2017.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha denunciado una "flagrante vulneración" de la ley, en lo que ha calificado de "auténtico golpe a la democracia" protagonizado por Junts pel Sí y CUP, que a su juicio están "desconectados de la realidad".

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha acusado a JxSí y la CUP de buscar el "enfrentamiento directo" entre el Parlament y el TC al aprobar unas conclusiones sobre el proceso constituyente que a su juicio "derogan de facto" el Estatut.

El portavoz de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela, ha afirmado que las conclusiones "son un engaño" y ha puesto en duda la voluntad de desobediencia de JxSí tras recordar los múltiples recursos del Govern ante el Tribunal Constitucional.

El líder del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, ha avisado a los grupos independentistas de que "no les va a salir gratis" el "acto antidemocrático" y el "golpe contra el Tribunal Constitucional" que implica a su juicio las medidas unilaterales a la secesión votadas en el pleno.

Al término del debate, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha pedido la palabra para replicar la advertencia de García Albiol de que a los independentistas "no les va a salir gratis": "Me gustaría preguntarle si es que tiene algún tipo de información privilegiada del Ministerio del Interior. ¿O quizás es que tiene algún fiscal que les está 'afinando' alguna actuación?".

RAJOY DA INSTRUCCIONES A LA ABOGACÍA DEL ESTADO PARA QUE ACTÚE TRAS EL DESACATO DEL PARLAMENTO CATALÁN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que actúe después de que el Parlamento catalán haya desafiado al Tribunal Constitucional y haya aprobado debatir sobre la "desconexión" de Cataluña. Además, se ha puesto en contacto con los principales líderes políticos para informarles de los pasos que va a dar el Ejecutivo en funciones.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha garantizado este miércoles que el Ejecutivo va a seguir defendiendo "el orden constitucional" ante la última decisión adoptada el Parlament de Cataluña, que ha definido como "un paso más, reiterado, contumaz y muy grave" en el proceso de vulneración de la ley que han iniciado el Gobierno y la Cámara catalanas.

La 'número dos' del Gobierno ha querido enviar un "mensaje de tranquilidad al conjunto ciudadanos" para dejarles claro que el Ejecutivo, "como ha hecho siempre", va a estar "muy pendiente" de las decisiones que se adopten en Cataluña para "defender el orden constitucional, la igualdad de todos los españoles y su derecho a decidir cómo quieren que sea su país".

Para Sáenz de Santamaría, la resolución aprobada este miércoles abunda en la ya "reiterada vulneración de la legalidad constitucional" de la que han hecho gala las autoridades catalanas, pero también supone "algo más por la contumacia" con la que está actuando el Parlament y, más concretamente, su presidenta, Carmen Forcadell, al ser la encargada de dirigir la Mesa de la institución.

La vicepresidenta del Gobierno ha hecho hincapié en que el Gobierno siempre ha actuado en este proceso bajo tres premisas: la búsqueda de la "unidad democrática", la "voluntad política de defender el Estado de Derecho y el derecho de todos los españoles" y la aplicación de los mecanismos jurídicos existentes para frenar el desafío independentista.

RECEPTIVIDAD DE LOS PRINCIPALES PARTIDOS

Precisamente para lograr esa unidad política, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha telefoneado este miércoles a los líderes de PSOE, Pedro Sánchez; Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, a los que ha comunicado la respuesta que prepara Moncloa a la decisión adoptada en Cataluña. "Se trata de actuar conjuntamente en una decisión que nos atañe a todos", ha explicado Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta ha puesto en valor la "receptividad" mostrada por Sánchez, Iglesias y Rivera ante las explicaciones de Rajoy y ha avanzado que el líder del PSOE ya le ha "manifestado su apoyo" ante su decisión de dar instrucciones a la Abogacía del Estado para buscar la mejor fórmula para dar una respuesta jurídica ante el desacato del Parlament.

Preguntada si Rajoy ha aprovechado esas conversaciones para buscar apoyos a su eventual investidura, la 'número dos' del Gobierno ha destacado que lo sucedido en el Parlament "es tan grave que ha focalizado fundamentalmente el objeto" de las charlas, pero ha reiterado que el presidente está "manteniendo contactos abundantes y discretos para intentar formar un Gobierno que pueda gobernar".

SÁNCHEZ AVISA A JXSÍ Y LA CUP: "EN DEMOCRACIA NO HAY LEGALIDAD SELECTIVA"

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que la decisión del Parlament de aprobar la vía unilateral para la desconexión es un "abierto desafío" al Tribunal Constitucional (TC) y ha advertido a Junts pel Sí y la CUP que "en democracia no hay legalidad selectiva" y debe cumplirse en su conjunto. Sánchez ha leído una declaración institucional en la sede socialista de Ferraz tras la aprobación por el Parlament de las conclusiones del proceso constituyente.

Para Sánchez, la decisión adoptada por el Parlament es de una "extraordinaria gravedad" puesto que Junts pel Sí y la CUP "carecen de toda facultad" para adoptar decisiones que "violan la Constitución y el Estatut". "En una democracia, el incumplimiento de la ley no puede quedar a la elección de cada ciudadano o responsable público. No hay legalidad selectiva. Toda ella exige su cumplimiento", ha advertido Sánchez para defender las resoluciones del Tribunal Constitucional.

RIVERA: HAY QUE CUMPLIR LA LEY

El dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera expresó su confianza en que tanto el Tribunal Constitucional como la Fiscalía en caso de apreciar delito actúen contra esa decisión del Parlamento de Cataluña, ya que la ley hay que cumplirla "en cualquier rincón de España". Lamentó la visualización de la división del Parlamento en dos mitades, una fuera del salón para no participar en la votación y otra aplaudiendo lo que en realidad es esa misma división en la sociedad catalana. Votar a Ciudadanos, sentenció, sirve para defender "con firmeza" la democracia y la ley.

"Ningún político en ningún país democrático está por encima de la ley", porque cuando eso ocurre ya no se puede hablar de democracia, alertó.