El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, tomará este lunes posesión del cargo

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, tomará este lunes  posesión del cargo
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, tomará este lunes posesión del cargo

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, tomará mañana posesión del cargo, por cuarta vez, al frente de un Gobierno autonómico que tendrá menos de diez consejerías.

El pasado jueves día 23, en su discurso de investidura ante las Cortes de Castilla y León, Juan Vicente Herrera anunciaba que prescindirá del 20 por ciento de los 103 altos cargos que tiene la Junta y que el número de consejerías será inferior a diez.

De este modo, se dan por amortizadas las de Interior y Justicia y de Administración Autonómica, e incluso puede que Presidencia, mientras que desde distintos sectores se baraja unificar Educación y Cultura, Sanidad con Familia o Agricultura y Medio Ambiente, con posibles cambios de denominación para las consejerías resultantes.

La estructura orgánica del Gobierno de Castilla y León ha variado a lo largo de los 28 años de autonomía, con una media de 8,2 consejerías por Ejecutivo, y con el gabinete diseñado por José María Aznar en 1987 (5) como el de menor dimensión y el último de Juan Vicente Herrera (12) como el de mayor.

En su última Legislatura, la iniciada en 2007, Herrera ha contado con doce consejerías y dos vicepresidentes, con las novedades de las consejerías de Interior y Justicia, Administración Autonómica y Presidencia como departamentos diferenciados.

Herrera avanzaba también en su investidura que en la primera reunión del Consejo de Gobierno se comunicará un "Código de Austeridad" que introduce como principal novedad que los altos cargos, además de la declaración de bienes a la que están obligados ahora cuando acceden al puesto, tendrán que realizar una nueva declaración cuando cesen en su actividad.

El también presidente del PP de Castilla y León ha sido investido por cuarta vez al frente de la Junta con la mayoría absoluta de los 53 procuradores del PP y el voto en contra de los 29 del PSOE y los dos del Grupo Mixto, integrado por IU y UPL.