La Junta de Andalucía no exigió justificantes de 300 millones para la formación

La Junta de Andalucía no exigió justificantes cuando entregaban las subvenciones para esos supuestos cursos. Según el fiscal, sólo en 2009 y 2010 podría haber 300 millones sin acreditar.

Y ello gracias a las resoluciones del "presidente del Servicio Andaluz de Empleo", cargo que en este periodo ostentaron los ex consejeros de Empleo Antonio Fernández y Manuel Recio.

Las conexiones entre el caso de las facturas falsas de UGT y la operación Edu a las que se refiere el fiscal superior son que todas las subvenciones las concedía el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de la Junta con arreglo a la misma normativa, que ahora están cuestionando los investigadores policiales porque en algunos casos se adjudicaba de forma automática el 75% de la ayuda sin mayores exigencias sobre la justificación. Otra coincidencia es que el foco del fraude se concentra en los años posteriores a 2009.