Junqueras plantea combinar una Presidencia simbólica con otra efectiva

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha defendido este jueves la posibilidad de investir al candidato de JxCat, Carles Puigdemont, y ha añadido que las circunstancias actuales obligan a plantear la posibilidad de combinar una Presidencia de la Generalitat "simbólica" con otra efectiva. En una entrevista con 'Diario16.com' respondida desde la cárcel a través de sus abogados y recogida por Europa Press, defiende la candidatura de Puigdemont: "La cuestión es si el Parlament puede investir a un diputado electo. Ahí radica un principio democrático elemental".

El republicano añade, sin embargo, que el contexto actual obliga a repensar como es la Presidencia de la Generalitat, "lo que no quita que las circunstancias puedan obligar o impedir que esa presidencia sea efectiva. Y que se deba combinar una presidencia legítima, aunque simbólica, con una ejecutiva".

Preguntado por si puede ser presidente desde la prisión de Estremera, donde está encarcelado desde el 2 de noviembre de 2017, admite que tiene las mismas dificultades que una Presidencia desde Bélgica: "La prisión tiene muchas limitaciones. Vendría a ser lo mismo". Junqueras asegura que ve con respeto las posiciones de Puigdemont, aunque admite que en ocasiones hay puntos de vista distintos, pero evita polémicas y concluye que "hay que poner las luces largas, a menudo las cortas no te dejan ver todo el recorrido ni un horizonte".

El republicano se pronuncia así en plena polémica en Catalunya sobre cómo concretar la investidura de Puigdemont: ERC y JxCat insisten en que el candidato es Puigdemont pese a las advertencias del Estado, pero los republicanos aplazaron el pleno en que debía materializarse. El líder republicano ha reivindicado que ERC ha logrado un gran resultado en las elecciones del 21 de diciembre pese a no haber sido la fuerza más votada y ha recordado que ha ensanchado su base de votantes, concluyendo que "la victoria del independentismo y la derrota del 155 no se explica sin ERC.

Junqueras desea que no haya repetición electoral en Cataluña pese al conflicto actual para investir a un presidente, y defiende su actuación tras las declaración de la República desde el Parlament: "Duele la prisión preventiva, jamás he rehuido dar la cara".

PUIGDEMONT SIGUE SIENDO CANDIDATO

El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), ha subrayado hoy que el líder de JxCat, Carles Puigdemont, "es y continuará siendo" su candidato a la Presidencia de la Generalitat, aunque ha remarcado que solo convocará la sesión de investidura si tiene garantías de que será "efectiva".

En una entrevista en Rac1, Torrent ha garantizado que no retrocederá "ni un milímetro" en la defensa de los derechos de Puigdemont para ser elegido president y, sin fijar un plazo para la sesión de investidura, ha señalado que se trabajará "políticamente para dar con una fórmula que permita preservar los derechos de Puigdemont y que su investidura sea efectiva".

Después de que ayer JxCat se conjurara en una reunión para seguir trabajando para investir a Puigdemont, Torrent ha remarcado que "ningún tribunal" debe decidir quién es el próximo presidente catalán, y se ha reafirmado en que no piensa cambiar de candidato a la Presidencia de la Generalitat, aunque ha condicionado la convocatoria a tener garantías de que será "efectiva".

"Solo se hará un debate de investidura si se dan todas las garantías para Puigdemont y para que esa investidura sea efectiva", ha incidido Torrent, sin fijar plazos para la sesión ni confirmar si avalaría una investidura a distancia.

Aunque sí ha dejado claro que "Carles Puigdemont es el candidato a la investidura de la Generalitat" y ha añadido: "Lo es y lo seguirá siendo". Ha remarcado que "ningún tribunal" puede decir quién será el próximo presidente de la Generalitat y que el calendario "no lo marca el Tribunal Constitucional, sino la posibilidad de dar con esa fórmula para una investidura "con todas las garantías", mientras el Parlament está pendiente del informe de los letrados sobre la interpretación de los plazos para esa investidura, después de que se agotaran ayer.

Preguntado por si existe un pacto entre ERC y el Estado contra Carles Puigdemont tras los mensajes telefónicos del expresidente catalán conocidos ayer, ha recordado la trayectoria de su partido y que su líder, Oriol Junqueras, sigue en prisión, y en este punto ha subrayado que, como presidente del Parlament, no entrará "en absoluto en insinuaciones inmorales". En relación a los mismos mensajes telefónicos, Torrent ha evitado valorar conversaciones "del ámbito privado", algo que cree que no le corresponde hacer a un presidente del Parlament.